Mi maleta para la maternidad
Calcula la fecha de tu ovulación
La ovulación en 15 preguntas
Seguimiento de mi embarazo
Calcular la fecha del parto
Check list maternidad
Top 5 de los artículos
mejor puntuados
5 hoteles para regalar la escapada más romántica
Decoración en crema, un color que inspira bienestar
Recetas caseras para aliviar las piernas cansadas
La crema catalana, un clásico que endulza nuestras vidas
Cómo lidiar con los problemas digestivos de nuestro bebé: consejos y cuidados necesarios
Niños
Adolescentes > Psicología, conflictos, depresión

La adolescencia y sus problemas.

Tengo dos hijos adolescentes de entre 13 y 15 años y me gustaría saber como debo reaccionar antes sus súbitos cambios de humor y personalidad.

La adolescencia es un periodo difícil.
Para algunos adolescentes se trata de una época dolorosa, ya que son conscientes del cambio físico que están "sufriendo" y pueden reaccionar de muy diferentes maneras.
Hay quien se vuelve irritable, suceptible e incluso atravesar periodos depresivos, más o menos largos y más o menos graves. Otros, pueden sentirse invulnerables y comportarse de forma arriesgada.
Ante todas estas diversas actitudes, muchos padres no saben como reaccionar o comportarse.
A veces basta con el buen sentido y el amor filial para ir enseñándoles, poco a poco, la lógica evolución de las personas, tanto física como psicológicamente.
En cualquier caso, los padres deben tratar de estar siempre a la escucha de los hijos, prevenirles de los peligros reales de la vida, sobre todo en un periodo en el que pueden adoptar conductas arriesgadas. También deben tomarse en serio ciertos problemas, que aunque a un adulto puedan parecer secundarios, para los adolescentes son problemas de vital importancia. Hay que admitir las paradojas, como la necesidad de vestirse como los demás y creerse original.
Los problemas de piel (el tipico acne) a veces deben ser tratados por un especialista, ya que el adolescente se puede llegar a sentir realmente acomplejado.
También es muy importante, vigilar y estar muy pendiente de un posible estado de depresión y en caso de que se empiece a convertir en algo serio, no hay que esperar y lo mejor es pedir ayuda a un psiquiatra infantil, por ejemplo.
De modo general, los padres no deben reaccionar impulsivamente y sin medida, ya que deben saber que sus hijos tienen la sensibilidad a flor de piel y deben, ante todo, comportarse de manera constructicva.
Se necesita mucha paciencia y mucho cariño, ya que el periodo de la adolescencia puede ser un proceso bastante largo y durar hasta que el individuo encuentra su "madurez" más o menos materializada por una cierta independencia material e intelectual.


Otras respuestas del experto...
Amistades peligrosas
Peleas fraternales
Esquizofrenia
El niño que no obedece
Hacer amigas y conservarlas

Elige un tema :

Búsqueda por palabras clave en las preguntas a los expertos :


Descubre enfemenino...
Prepara su armario para el frío invierno: ¡los mejores looks para tu bebé!8 consejos prácticos y útiles para vestir a tu bebé
Los 10 principales errores que cometemos en la alimentación de los niños20 cosas que le ocurren a tu cuerpo después de dar a luz
Además… 30/09/2016
Noticias
Trucos y consejos
Vídeos
¡Una transformación emocionante y divertida! 30 fotos del antes y el después del embarazo
Las claves para ser madre después de los 40
La conmovedora historia que se esconde detrás del abrazo de estos dos hermanos gemelos
[Vídeo] ¡Muy tierno! Este bebé recién nacido se niega a separarse de su madre
Todas las noticias Maternidad
El cordón umbilical, ¿qué es y qué cuidados requiere después de cortarlo?
Los primeros signos del embarazo, ¿sabrías reconocerlos?
Test de embarazo: ¿cuándo es fiable?
Diabetes gestacional: ¿cómo debes cuidarte?
Todos los trucos y consejos Maternidad
¿Cuándo se debe recurrir la donación de óvulos?
Todos los vídeos Maternidad
 

Síguenos…

… a través de tu email
Para saberlo todo sobre enfemenino.com,
inscríbete a la newsletter
  OK
… en redes sociales … y dispositivos móviles
               
Maquillaje Indian Summer ¡Lo quiero!