Mi maleta para la maternidad
Calcula la fecha de tu ovulación
La ovulación en 15 preguntas
Seguimiento de mi embarazo
Calcular la fecha del parto
Check list maternidad
Top 5 de los artículos
mejor puntuados
10 libros muy femeninos para regalar el Día del Libro
Nos adentramos en "El viaje de Tanaka" con David Cantero
¿Tu chico es un padrazo?
En el camerino con Bimba Bosé y Julia de Castro
Lola Beccaria: todo va bien "Mientras no digas te quiero"
Niños
Niños pequeños > Trastornos del sueño y comportamiento

Comerse las uñas con 2 años

Mi hijo de dos años y medio ha empezado a morderse las uñas de las manos y los pies. Está todo el tiempo así y se hace verdaderas heridas. He probado las lacas amargas tipo Mordex, pero se acaba acostumbrando y ya no le hacen ningún efecto. ¿Debo consultar a un psicólogo?

Morder es un hábito observado en casi todos los niños de 1 a 2 años y medio. La onicofagia (morderse las uñas) está asociada a un sentimiento de distensión y a un sentimiento de triunfo.
El gesto de roer las uñas implica, en efecto, verdadera tensión y agresividad; su origen puede verse en el período de la primer infancia correspondiente a la dentición. Estando las encías irritadas, el niño experimenta en ese momento la necesidad de morder, de mascar y de destruir. Así de esta forma descarga su tensión.
Qué hacer:
1º-Tu hijo necesita descargar su energía y su tensión. Piensa si quizás estáis siendo muy exigentes con él.
2º-El niño necesita desfogarse. Permítele que palmotee sobre los juguetes, que eche abajo una construcción (la reconstruirá con el mismo gusto) que rasgue papeles, que se mueva, que grite, que toque el agua y la tierra, que se manche. Sobre todo que realice juegos manuales. La plastelina, le ayudará.
3º-Será importante que haga deporte, le ayudará a descargar su energía. Cómo todavía es muy chiquitín, puedes empezar porque aprenda a nadar, tienes piscinas en donde enseñan a niños de su edad.
4º-Ponle zapatillas de cordones para que no se las pueda quitar.
Tu hijo al morderse las uñas obtiene un placer que es como un juego: juega con su región bucal, fuente de los primeros placeres. Es un juego que realiza con una parte de su propio cuerpo, juego que permite al niño separarse del mundo exterior y encontrar una satisfacción en sí mismo y por sí mismo. Como premio a no morderse las uñas dale un caramelo en forma de chupa-chups, y déjale que se manche y que disfrute.
Lo más probable es que tu hijo supere esta conducta, si ves que esto no te da resultado, entonces será el momento de que acudas a un psicólogo infantil.



Otras respuestas del experto...
Rabietas a los 4 años
Niños que no duermen
Bruxismo diurno
Terrores nocturnos
La enuresis
Bebé llorón
Superar la alimentación materna
Pesadillas
Depresión infantil
Anorexia en varones

Elige un tema :

Búsqueda por palabras clave en las preguntas a los expertos :


Además… 19/12/2014
Noticias
Trucos y consejos
Vídeos
El 22,7% de las mujeres embarazadas sufren violencia de género
La crisis retrasa la decisión de ser padres cuatro años
Una madre es obligada a taparse con una servilleta mientras da de mamar a su bebé
"Reyes Magos de verdad", la iniciativa solidaria con la que volverás a sentir la magia de la Navidad
Todas las noticias Maternidad
Los primeros signos del embarazo, ¿sabrías reconocerlos?
Test de embarazo: ¿cuándo es fiable?
Mi hijo es hiperactivo: ¿cómo puedo ayudarle?
Diabetes gestacional: ¿cómo debes cuidarte?
Todos los trucos y consejos Maternidad
¿Qué le pongo a mis hijos? Aprende a vestirlos de fiesta
Todos los vídeos Maternidad
 

Síguenos…

… a través de tu email
Para saberlo todo sobre enfemenino.com,
inscríbete a la newsletter
  OK
… en redes sociales … y dispositivos móviles