Inicio / Moda / Accesorios / 6 cosas sobre las medias que solo las chicas entienden

Moda

6 cosas sobre las medias que solo las chicas entienden

Cristina García-Adán
por Cristina García-Adán Publicado en 17 de noviembre de 2015
186 compartidos

¡Atención, vuelven las medias! Este invierno estás obligada a llevarlas, con minifalda o vestido, las piernas vienen envueltas en medias de encaje, rejilla o strass.

Las mujeres nos atrevemos con todo, mostrar pierna ha sido una de nuestras mayores debilidades desde los años 20. Aunque al principio las medias eran muy bonitas, se rompían con mirarlas y su precio no era precisamente asequible. Con los años fueron mejorado, en los 60 llegó la lycra que se estiraba 7 veces más que el nailon y resistía mejor el paso del tiempo, pero hoy en día siguen siendo delicadas.

© PixelFormula

Aquí van algunos detalles que solo conocemos nosotras:

- Los panties son tu mejor amigo. Con ellos estilizas tu figura, y aunque te hacen sentir más guapa, siempre que llegas a casa tardas segundos en quitártelos.

-Ponértelas delante de un hombre tiene cero sex appeal. Solemos hacer malabares para que no se rompan, incluso a veces perdemos el equilibrio.

-Compras un par de medias todas las semanas, si no te enganchas con la silla de la oficina, lo haces con un anillo o con un adorno del bolso. No duran nunca más de una semana perfectas. Si te haces un agujero puedes llevarlas en plan rockera, todo depende de que encaje con tu estilo.

-¿40,70,80D? No entiendes nada. Los deniers indican el grosor de la media, cuánto más fina más vestida y elegante, pero más fácil de romper.

-Las tallas de las medias no está muy bien establecidas. Si mides más de 1,70 debes comprar las de XL que a su vez son más grandes, por lo que siempre parecen más tupidas.

-¿Dónde están mis panties? Es imposible encontrarlos en el cajón de los calcetines. Guárdalas en las fundas en las que venían cuando las compraste, durarán más y siempre las tendrás a tu alcance.

Manual de uso

1. Póntelas de forma correcta: Siéntate, recógelas suavemente entre los dedos, introduce la punta del pie y deslízalas hasta que el talón esté perfectamente colocado. Ve tirando gradualmente, desenrrollándola hasta llegar a la rodilla, ponte de pie y continua hasta el muslo.

2. Lávalas a mano con agua no muy caliente y detergente neutro.

3. Al tenderlas pon las pinzas en la cinturilla. Importante evitar fuentes directas de calor.

4. Sí, la laca de uñas es perfecta para detener una carrera. El reto es llevar contigo un bote de esmalte en el momento preciso.

Y además...
Especial de moda otoño-invierno
Las prendas que nunca pasan de moda

por Cristina García-Adán 186 compartidos

Puede interesarte