Inicio / En forma / Dietas / ¡Autocontrol! 7 consejos para evitar los temidos atracones en Navidad

En forma

¡Autocontrol! 7 consejos para evitar los temidos atracones en Navidad

Cristina Cañedo
por Cristina Cañedo Publicado en 15 de diciembre de 2015

Turrón, champán, asados, marisco... en Navidad la mesa se llena de tentaciones y no terminar las fiestas empachado y con algún kilo de más es misión casi imposible. Así que si quieres acabar de una vez por todas con los temidos atracones navideños, pon en practica estos consejos.

Las comidas en familia, las fiestas con los amigos o las cenas de empresa son algunos de los momentos más peligrosos de la Navidad en lo que a salud se refiere. Tampoco podemos olvidarnos de los turrones, el pavo asado, el roscón de reyes o el champán, y es que las navidades son por excelencia las fechas en las que siempre terminamos ganando algo de peso a base de atracones y empachos varios. ¿Quieres evitarlos? Entonces, ¡toma nota de estos consejos de alimentación!

1. Reduce el consumo de alcohol

El exceso de alcohol y los refrescos azucarados no sólo suman calorías a nuestras comidas navideñas, sino que además reducen la capacidad de autocontrol y ralentizan la digestión, causando hinchazón, gases o acidez. Por eso, te recomendamos que intentes tomar más agua, y que en caso de que no quieras renunciar completamente a las bebidas alcohólicas, optes por el vino tinto o el cava, en lugar de alcoholes pesados y de mayor graduación como el ron o la ginebra.

2. Toma algo ligero antes de la comida o la cena

Si estás segura de que no vas a poder contenerte con la comida o la cena, prueba a tomar algo ligero una media hora antes de sentarte a la mesa. Un puñado de frutos secos, una infusión o un yogurt desnatado, por ejemplo, te saciarán y harán que comas menos posteriormente. ¡También puedes darte un pequeño capricho! No pasa nada si te tomas un pequeño dulce (aunque no conviene abusar). Así afrontarás la comida posterior de una forma más sensata.

3. Compra las raciones justas

Es muy común que una compra excesiva en Navidad acabe dando lugar a atracones de comida. Raciona de forma sensata las cantidades que compres y cocines, y así, además de ahorrar, evitarás que se desperdicie comida y no comerás de más durante una semana por culpa de las sobras. ¿Un truco útil? Si eres tú quien hace la compra, acude al supermercado después de haber comido y sin prisa.

4. Utiliza platos más pequeños

Al igual que debes comprar menos cantidades, si lo que quieres es evitar empachos también deberás consumir menos raciones. Parece lógico, ¿no? Prueba a utilizar platos más pequeños a la hora de sentarte a comer y deja las bandejas y sobras en la cocina, fuera de tu ángulo de visión. Esto te ayudará a controlar la cantidad de comida que ingieres y a evitar la sensación de gula propia de estas fechas. ¡O también puedes optar por preparar platos más saludables, directamente! Aquí tienes algunas ideas.

5. Come despacio y mastica la comida

Por lo general, las comidas y cenas familiares se traducen en comer de manera acelerada y hablar al mismo tiempo. Si comemos rápido, no notaremos sensación de saciedad hasta después de haberlo hecho, y por lo tanto, comeremos de más. Algo similar ocurre al masticar: si no se hace correctamente y se habla mientras tanto, a nuestro estómago le costará más digerir la comida y notaremos molestias digestivas como los temidos gases.

6. No te saltes comidas

No falla. Sabes que vas a pasarte con la cena, así que no comes. O si un día te atiborras, al siguiente ayunas, creyendo que así compensarás los excesos. ¡Error! Saltarse comidas y realizar ayunos prolongados para "equilibrar" la balanza sólo produce el efecto contrario al deseado, ya que esto promueve el síndrome de atracón posterior, ralentiza el metabolismo y produce un efecto rebote. La mejor opción para afrontar las navidades es que realices pequeñas ingestas cada 2 o 3 horas con alimentos con pocas calorías, a modo de picoteo, que te permitan controlar la sensación de hambre.

7. No dejes de lado el ejercicio

Tal vez en plena navidad no te apetezca pasar la tarde en el gimnasio, pero puedes mantenerte activa de otras muchas maneras. ¿Qué tal si en vez de tumbarte en el sofá a reposar la comida sales a dar un paseo por las calles decoradas? Aunque no nos demos cuenta, moviéndonos quemamos calorías. Por ejemplo, recorrer un mercadillo navideño o ir de compras durante 3 horas te permitirá quemar unas 550Kcal, ¡lo mismo que en una clase de crossfit de 40 minutos! Además, en estas fechas las ciudades se llenan de luces que invitar a pasear.

Como recompensa por cuidarte, aquí te dejamos unos descuentos de diferentes marcas para tus compras navideñas. ¡Aprovecha!

Y además:
¡Basta de excesos! Prepara un menú ligero para Navidad

Navidad gourmet: los regalos culinarios que no pueden fallar

por Cristina Cañedo

Puede interesarte