Inicio / En forma / Dietas / Dieta Paleolítica: claves para llevarla a cabo

© iStock
En forma

Dieta Paleolítica: claves para llevarla a cabo

por Redacción enfemenino Publicado en 12 de noviembre de 2014
296 compartidos

La dieta Paleolítica o Paleodieta no es un régimen "inventado", sino aquello que comían los primeros humanos. En 1985 un médico americano, el Dr. Eaton, lo actualizó para que la alimentación ideal correspondiese a aquella que tenían nuestros antepasados en la edad de piedra. ¿Te resulta muy extraño o es, en el fondo, una dieta de lo más lógica? Sea como sea, te contamos en qué consiste.

Qué es la dieta Paleolítica

Según el Dr. Eaton, nuestra genética determina nuestras necesidades nutricionales. Ahora bien, nuestros genes son idénticos al de nuestros antepasados prehistóricos salvo en un 0.02%. De esta manera, la alimentación de aquella época nos convendría totalmente.

La dieta Paleolítica es un régimen bajo en carbohidratos: elimina por completo los productos lácteos y los cereales (el pan también). Sólo comprende entre 20% y 40% de carbohidratos, así como entre un 20% y 35% de proteínas, y entre un 30% y 45% de lípidos. Con este régimen no es necesario contar los gramos de carbohidratos o de calorías. La norma principal es dejar de comer cuando estemos llenos.

© Gtres

Alimentos permitidos, moderados y prohibidos

  • Alimentos permitidos: Carne roja, carne blanca, pescados y mariscos, huevos, frutas y verduras pobres en almidón, nueces y legumbres.
  • Alimentos a consumir con moderación: Aceites exprimidos en frío, aguacate, té, café y bebidas alcohólicas y frutos secos.
  • Alimentos prohibidos: Cereales, leguminosas, productos lácteos, productos procesados o en conserva, verduras ricas en almidón (patatas, mandioca, ñame etc.), carnes grasas, alimentos salados, azúcar y bebidas gaseosas.
  • Excepciones: En teoría, es posible comer una, dos o tres comidas a la semana en las que se utilicen alimentos “prohibidos”: ya que las excepciones facilitarían la adaptación a este nuevo ritmo alimenticio.
  • A saber: Lógicamente, la dieta paleolítica no corresponde a lo que nuestros antepasados comían. Se trata de seguir un poco el tipo de alimentación que la naturaleza nos da y, por tanto, evitar los alimentos procesados, precocinados o recetas con salsas.

Menú ejemplo dieta Paleolítica

  • Desayuno: Naranja, salmón a las finas hierbas y nueces.
  • Comida: Lechuga con verduras, aliño de aceite de oliva y zumo de limón, pavo, almendras y frambuesas.
  • Cena: Escalope de ternera, verduras variadas, melón y pipas de girasol.

Resultados, ventajas e inconvenientes de la Paleodieta

  • Resultados. Durante los primeros seis meses este tipo de dietas pueden generar una pérdida de peso mayor que las dietas tradicionales pobres en grasas y ricas en glúcidos. Sin embargo, tras seis meses, se tiende a ganar más peso que con los regímenes pobres en grasa.
  • Ventajas. Este régimen prioriza el consumo de proteínas, lo que aporta rápidamente una sensación de saciedad. Este tipo de alimentación es fácil de seguir ya que no es nada difícil encontrar carne, ave, pescado, huevos, marisco, frutas y verduras. También puedes tomártelo como una forma de aprender a vivir sin tantos alimentos procesados, lo cual a la larga puede ser más beneficioso para tu salud.
  • Inconvenientes. La dieta paleolítica puede cubrir todas nuestras necesidades nutricionales (excepto la vitamina D), pero su monotonía hace que sea poco factible seguirla a largo plazo.​

Otras consideraciones

  • Exige mucha disciplina y control.
  • Puede provocar el conocido efecto yoyó debido a la pérdida rápida de peso las primeras semanas.
  • Tienes que prestar atención a las carencias y déficits nutricionales.
  • Es posible sufrir un déficit en vitamina D a corto plazo. Por tanto, tendrás que compensar el déficit con suplementos de vitamina D.
  • ¡​Atención! Consulta siempre al médico antes de comenzar un régimen.

Y también

por Redacción enfemenino 296 compartidos

Puede interesarte