Inicio / En forma / Dietas / Raw Food: la nueva dieta para adelgazar comiendo alimentos crudos

En forma

Raw Food: la nueva dieta para adelgazar comiendo alimentos crudos

Cristina Cañedo
por Cristina Cañedo Publicado en 26 de agosto de 2016

La dieta raw food se basa en una alimentación a base de productos crudos o no cocinados a más de 45ºC. Sus defensores (que cada vez son más) aseguran que reporta innumerables beneficios para la salud, además de ser una dieta muy recomendada para todas aquellas personas que quieran adelgazar.

La alimentación viva o dieta crudivegana (o crudívora) es una de las nuevas tendencias de alimentación que viene pisando fuerte, ya que cada vez son más las celebrities, modelos y deportistas que afirman haberse rendido a sus beneficios y a sus propiedades adelgazantes. La dieta raw food propone comer alimentos crudos o no sometidos a mas de 45 grados de temperatura por una explicación muy sencilla: en el proceso de cocción se destruyen cerca del 80 % de las vitaminas y minerales y alrededor del 100% de los fitonutrientes y enzimas de los alimentos.

Por ello, los productos estrella de esta dieta son alimentos que se pueden consumir sin necesidad de pasarlos por la sartén, por la olla o por cualquier otro electrodoméstico: basta con comprarlos, lavarlos y tomarlos. Los cereales y las frutas son algunos de ellos, aunque también se pueden incluir carnes y pescados crudos o semicocinados.

Verduras © iStock

Demi Moore, Natalie Portman o Donna Karan se declaran adictas a esta dieta, que puede ser un tanto extrema y peligrosa si no se realiza con cabeza. Sus defensores aseguran que no es necesario comer todo absolutamente crudo, si no procesando y combinando los alimentos para lograr vegetales deshidratados, legumbres germinadas, carnes marinadas, hortalizadas maceradas o quesos y yogures naturales.

Pero más allá de la dieta, la raw food también se vincula a un estilo de vida que une el nivel físico, mental, emocional, espiritual, social y medioambiental. Su idea central es crear una forma de vida responsable y en armonía con la naturaleza, que viene acompañada de numerosas ventajas.

¿Qué beneficios reporta esta dieta?

Baja en grasas y calorías: eliminar la comida procesada y otros elementos dañinos como el almidón, los azúcares refinados, la harina, el aceite o las grasas animales de la alimentación tiene efectos rápidamente notables en el cuerpo, principalmente en el peso. Así que pasarse a dieta raw food, que es baja en grasas y calorías, es una opción a tener en cuenta para adelgazar y lograr un peso adecuado de forma relativamente fácil. Además, ingerir alimentos no cocinados acelera la digestión y evita la hinchazón abdominal.

Mejora el aspecto de la piel: celulitis, acné, psoriasis, eccemas, dermatitis... gran parte de los problemas de la piel tienen su origen en la alimentación, que afecta directamente al que es el órgano más grande de nuestro cuerpo. Seguir una dieta crudívora o crudivegana puede ayudar a eliminar las impurezas de la dermis y mejorar el aspecto y calidad de ésta.

Mayor aprovechamiento de los nutrientes: que la dieta raw food sea baja en calorías no quiere decir que sea baja en nutrientes. De hecho, las vitaminas y minerales de muchos alimentos se desintegran cuando se cocinan a una temperatura superior a los 45º, así que así se aprovechan mejor.

Menos tiempo de preparación: ¿cuántas veces has dejado una dieta porque no tenías suficiente tiempo para preparar los platos y seguir los plannings correctamente? Gran parte del tiempo que pasamos en la cocina se consume mientras esperamos a que algo se fría, se hornee o se cueza. Si llevas un alto ritmo de vida y no dispones de mucho tiempo para cocinar, la raw food puede convertirse en una aliada.

Aunque la dieta raw food pueda parecer atractiva por sus beneficios, nosotras seguimos pensando que una alimentación variada es la más sana, así que si te decides por ella, te recomendamos que incorpores sólo un 70% de alimentos crudos a tu dieta, y que no dejes de consumir carne, pescado o lácteos por completo. También tendrás que vigilar que tu ingesta diaria sea de entorno a 2000 calorías y que no te falten proteínas.

Y además:
Las mejores dietas para adelgazar. ¿Cuál es la tuya?
Las 4 dietas más peligrosas: ¡No te las recomendamos!

por Cristina Cañedo

Puede interesarte