Inicio / En forma / Dietas / The Blue Zones: así es la dieta para vivir más y mejor

En forma

The Blue Zones: así es la dieta para vivir más y mejor

Cristina Cañedo
por Cristina Cañedo Publicado en 27 de diciembre de 2016

¿Quieres vivir más años y con mejor calidad de vida? La dieta Blue Zones puede ayudarte a conseguirlo, aunque es mucho más que un régimen: es un estilo de vida.

Cinco ciudades del mundo conforman The Blue Zones, un selecto grupo de zonas en las que sus habitantes pueden presumir de ser los más longevos del mundo, gracias a un estilo de vida y una alimentación únicos. En concreto, son Okinawa (en Japón), Loma Linda (en California), Cerdeña (en Italia), Ikaria (en Grecia) y Nicoya (en Costa Rica) los cinco lugares en los que las personas ancianas son las más sanas del mundo, y dan las mejores lecciones sobre cómo alimentarse de forma saludable.

The Blue Zones no es sólo una dieta, si no que es un estilo de vida. Conlleva hábitos alimenticios sencillos como beber 6 vasos de agua al día y eliminar el pan blanco de las comidas, pero también incluye la realización de actividades físicas y la desconexión digital, para conectar de nuevo con la naturaleza y con las personas del entorno. Y es que la dieta, el ejercicio y las relaciones con los demás son los tres pilares de esta forma de vida tan sana y que favorece el vivir más de 100 años.

Alimentación saludable

La dieta Blue Zones no es restrictiva, aunque si prioriza el consumo de vegetales y productos de la tierra en lugar de lácteos, pescados y carnes, que deben tomarse como máximo dos veces a la semana. Legumbres, hortalizas, verduras, frutos secos, arroz y frutas están permitidos, así como el vino, que consumido con moderación, puede fortalecer el corazón. Además, otra de las claves de este estilo de alimentación es comer menos cantidad, únicamente para saciarse y encontrarse bien, nunca para llenarse. Toma nota, ¡estos alimentos te ayudarán a vivir más y mejor!

¡La actividad física, imprescindible!

Llevar una vida activa no quiere decir que sea necesario hacer running todos los días, o pasar interminables jornadas en el gimnasio: basta con mantenerse ocupado y huir del sedentarismo cambiando pequeños hábitos del día a día: ir andando en vez de coger el metro, salir a pasear en vez de vaguear en el sofá, hacer jardinería, bricolaje, etc. Los habitantes de las zonas azules se mantienen activos, haciendo algo distinto cada 15 o veinte minutos, y evitan pasar sentados más de dos horas seguidas. ¡Practicar algún deporte de forma ocasional también te ayudará a llevar una vida más sana!

Desconexión digital

Puede que suene a tópico, pero los expertos coinciden en que desconectar del ruido, del estrés y de la tecnología de vez en cuando y dedicarse tiempo a uno mismo (y a los demás) es la mejor forma de llevar una vida sana y plena. Se trata de conectar con el entorno y la naturaleza, dedicar tiempo a mejorar las relaciones sociales y a disfrutar de la compañía de familiares y amigos. Los habitantes de las Blue Zones viven alejados de la realidad virtual, y en su lugar viven como en una pequeña comunidad.

Y además:
Las mejores dietas del 2016: ¿con cuáles nos quedamos?
¡Ponte en forma! 25 consejos que te motivarán para conseguir el cuerpo de tus sueños

por Cristina Cañedo

Puede interesarte