Inicio / Maternidad / Bebés y niños / ¿Yoga? ¿Matronatación? 4 actividades originales que querrás poner en marcha con tus hijos

Maternidad

¿Yoga? ¿Matronatación? 4 actividades originales que querrás poner en marcha con tus hijos

Cristina Gonzalez
por Cristina Gonzalez Publicado en 9 de febrero de 2017

Yoga, globos sensoriales, matronatación... ¿conoces estas actividades? Todas ellas favorecen el desarrollo de los niños y les reportan diferentes beneficios. Te animamos a conocer cada una de ellas y a practicarlas junto a tus peques.

Ahora que hemos dejado atrás el mes de enero, muchos son los que estos días comienzan a hacer balance de sus propósitos de año nuevo, que con frecuencia se llevan a cabo con muchas ganas pero, a medida que pasan las semanas, se van abandonando. Para que esto no pase, la clave está en no convertir esos propósitos en obligaciones, sino en encontrar cosas que realmente nos apetezcan hacer, y que al mismo tiempo sean beneficiosas.

En el caso de los padres primerizos (o no tanto) existen diferentes actividades divertidas y beneficiosas para realizar con los peques, ¿y qué mejor propósito que pasar tiempo con tu hijo? Aquí tienes 4 actividades que, además de hacer reír y disfrutar a mayores y pequeños, también favorecen el desarrollo psicomotor, cognitivo y sensorial de los niños, piezas indispensables en su crecimiento.

1. Manualidades

Podemos encontrar un sinfín de manualidades para niños originales y fáciles. Algo que os permitirá pasar una tarde entera juntos es fabricar estructuras con cartón. Lo mejor es aprovechar y elegir algo que aporte doble valor, como por ejemplo una granja, ya que una vez esté terminada, nos dará juego para que el niño aprenda nuevo vocabulario que quizá no domina (nombres de animales, partes de la casa y del exterior, onomatopeyas…).

Para ponerse manos a la obra, sólo hará falta una caja de cartón, cartulinas, lápices de colores, pegamento y celo (siempre teniendo mucho cuidado con los productos que utilicemos y que están al alcance de los peques). Desde pediatras hasta psicólogos recomiendan esta actividad debido a la gran cantidad de procesos que estimulan y fortalecen: atención, concentración, memoria, aprendizaje, cognición, pensamiento y psicomotricidad. Además, fomentan la creatividad, la imaginación, un empleo sano del tiempo libre y las relaciones familiares y sociales.

Relacionados: Manualidades infantiles

Manualidades para niños © iStock

2. Yoga

Más allá de ser una práctica de tendencia en los últimos años, el yoga tiene multitud de beneficios, físicos y mentales, tanto para niños como para adultos. Entre otras cosas, el niño conseguirá aumentar su flexibilidad y fuerza, y su confianza y autoestima, lo que a la larga influirá en construir una vida responsable y con bases de felicidad y calma. A partir de los 3 o 4 años los peques estarán listo para su primera toma de contacto con el yoga. Un opción ideal es practicarlo juntos, guiándole en los ejercicios al mismo tiempo que tú los pones en práctica y convirtiendo la sesión en una actividad divertida, mezclando juegos con posturas, viajes imaginarios, canciones, e incluso mímica.

3. Matronatación

Si te apetece darte un chapuzón en la piscina, una buena actividad que practicar con bebés es la matronatación. Se trata de una técnica muy popular que cada vez es más habitual encontrar en gimnasios y piscinas de todas partes. Además de ser muy favorable para el desarrollo psicomotor de los bebés, los beneficios de esta actividad son varios, entre ellos, el bebé conseguirá ganar estabilidad, autonomía y confianza en sí mismo. También aumentará su capacidad de relajación, un punto muy interesante para que el niño duerma más y mejor. Y fortalecerá la relación afectiva entre padres e hijos, pues estarán juntos durante las clases.

4. Globos sensoriales

En cuanto a juegos creativos y originales para poner en marcha en casa, una idea que atrapará a toda la familia son los globos sensoriales. Lo bueno de esta actividad es que además de pasar tiempo juntos, también se fabrica de forma manual, por lo que garantiza doble diversión. Para prepararlo habrá que utilizar elementos caseros para el tacto, como arroz, caramelos, azúcar, cereales, harina… cuanta más variedad de texturas, mejor; y por supuesto, globos.

​Con la ayuda de un embudo se pueden ir rellenando todos los globos. Lo mejor es hacer varios, de diferentes colores, y animar al niño a que primero los clasifique, luego adivine qué hay dentro de cada uno y los empareje. Además de pasar tiempo juntos, este tipo de actividades favorecen el desarrollo sensorial de los peques, en concreto el sistema táctil, uno de los sentidos más importantes que será clave a la hora permitirles desarrollar ciertas destrezas, así como al explorar el entorno que les rodea.

Contenido elaborado en colaboración con smarTrike.


Y además:
16 mentiras piadosas que todos los padres cuentan a sus hijos
La lista definitiva: los imprescindibles para un viaje con niños

por Cristina Gonzalez

Puede interesarte