Inicio / Maternidad / Bebés y niños / ¡Viva el deporte! 10 beneficios del ejercicio físico para los niños

© iStock
Maternidad

¡Viva el deporte! 10 beneficios del ejercicio físico para los niños

por Redacción enfemenino Publicado en 12 de septiembre de 2017
496 compartidos

El ejercicio físico no solo ayuda a prevenir el sedentarismo, también tiene otras muchas ventajas para los más peques, ¡te descubrimos cuáles!

Es importante inculcar buenos hábitos de vida a los niños para que los puedan mantener en el futuro y recoger sus frutos. Llevar una alimentación saludable es imprescindible, pero igual de importante es que los niños practiquen algún tipo de deporte, de esta manera conseguiremos mantenerles alejados del sedentarismo, un factor que puede acarrear consecuencias negativas. Durante la infancia los niños se encuentran en pleno desarrollo, por lo que sus huesos y músculos necesitan fortalecerse. El ejercicio físico en niños no solo beneficioso para su salud, sino que también supone una forma distinta ​de aprendizaje con la que inculcarles ciertos valores y normas de conducta. Te proponemos varios tipos de deporte para los peques y te explicamos qué beneficios conlleva practicarlos. ¿Cuál es su preferido?

Gimnasia rítmica © iStock

1. Desarrolla sus habilidades sociales

Ya sea fútbol, baloncesto, tenis, kárate, atletismo... La mayoría de los deportes se practican en grupo, algo que les ayuda a interactúar con otros niños, a establecer lazos de amistad y a fomentar el compañerismo y el trabajo en equipo. También es una buena manera de superar la timidez.

2. Incrementa el sentimiento de superación personal

Si el deporte que practican les gusta de verdad, se verán especialmente motivados por aprender cosas nuevas y superarse cada día. Es una buena forma de enseñarles a no rendirse y a trabajar para conseguir lo que quieren.

3. Aprenden a ser responsables

Asimilarán una serie normas que deberán seguir para poder practicar el deporte que les gusta. Esto puede venir muy bien, especialmente a aquellos niños que tengan ciertos problemas de conducta. Además, les inculcará un sentido de la responsabilidad. Entre otras cosas, aprenderán que la constancia es necesaria para alcanzar sus objetivos, tendrán que seguir horarios y cuidar el material con el que vayan a hacer deporte.

4. Previene la obesidad

El ejercicio físico les ayudará a mantener un peso saludable y a alejarse del sedentarismo. Recuerda que la OMS recomienda un mínimo de 30 minutos de ejercicio diario moderado para prevenirlo. Combinar el ejercicio con una dieta equilibrada y variada, será la clave para cuidar de su salud y evitar el sobrepeso. Aquí te dejamos algunas ideas de meriendas y snacks saludables que podrás prepararles en el día a día.

Relacionados: Meriendas para niños

Meriendas para niños © iStock

5. Enseña hábitos de higiene personal

Especialmente a los más peques, quienes asumirán la importancia de mantener una correcta higiene personal, sobre todo después de practicar ejercicio. Es importante que siempre lleven consigo un neceser y que adquieran el hábito de asearse cuando hayan finalizado la actividad física.

6. Puede ayudarles a corregir la postura

Hay deportes, como la natación, que están especialmente recomendados si se padecen dolores de espalda o ciertas afecciones relacionadas con esta parte del cuerpo, como la escoliosis, una patología de la columna vertebral. La natación, aunque no puede corregirla del todo, sí ayuda a fortalecer la musculatura para evitar su avance. Si tu hijo padece alguna de estos problemas, te recomendamos que pruebe con esta actividad, ¡le ayudará!

7. Fomenta las actividades al aire libre

Con el auge de las nuevas tecnologías, los niños tienden a practicar actividades sedentarias y pasivas dentro de casa: ver la televisión, jugar a la consola, navegar por Internet... El deporte puede estimularles y servirles para salir fuera, socializar con sus amigos y practicar actividades deportivas juntos.

También supone una buena oportunidad para hacer ejercicio en familia. ¿Qué os parece dedicar un día al senderismo? ¡Hay infinidad de rutas que podéis recorrer juntos!

8. Mejora la agilidad y la resistencia

El deporte les aporta una psicomotricidad especial que les ayuda a coordinar mejor los movimientos y a desarrollar una mayor agilidad. Así mismo, mejora la flexibilidad, potencia los reflejos, aumenta la velocidad y refuerza la resistencia.

9. Mantiene unos niveles óptimos de colesterol

Así lo afirma la Fundación Española del Corazón: el deporte baja las cifras de tensión arterial, eleva el nivel de colesterol bueno (HDL) y disminuye los triglicéridos.

10. Favorece el descanso

Después de una sesión de entrenamiento y una buena ducha, los niños se quedarán mucho más relajados y de lo único que tendrán ganas será de irse a la cama. Esto puede ayudarles a prevenir el insomnio y a cumplir con las ocho horas de sueño diario recomendado.

Durante este nuevo curso no dejes pasar la oportunidad de que tu hijo practique algún deporte. Como has visto, no es solo es una buena manera de adoptar un estilo de vida saludable desde pequeños, también tiene muchos más beneficios.

Una opción es practicar deporte en familia, como hace este papá:

Y además:
¿Por qué es importante el juego en los niños?
Yoga en familia: el genial método de una madre para iniciar a sus hijos

por Redacción enfemenino 496 compartidos

Puede interesarte