Inicio / Maternidad / Bebés y niños / Consejos para padres: cómo cambiar el pañal a tu hija en un baño de hombres y no morir en el intento

Maternidad

Consejos para padres: cómo cambiar el pañal a tu hija en un baño de hombres y no morir en el intento

Cristina Gonzalez
por Cristina Gonzalez Publicado en 18 de enero de 2016
219 compartidos

Este padre ha escrito una divertida carta en la que relata el gran reto al que se enfrentan los hombres cuando tienen que cambiar el pañal a su hija en los baños públicos. Toda una hazaña que nos ha hecho conocer el punto de vista masculino de esta tarea cotidiana y nos ha arrancado más de una carcajada.

Se llama Eric Weingrad y colabora en la web Mom.me escribiendo sobre paternidad y niños. Uno de sus últimos post nos ha llamado especialmente la atención por la espontaneidad, el humor y la sinceridad con la que relata a lo que se "enfrentan" los hombres cuando tienen una niña pequeña y han de cambiarle el pañal en un baño público. Un artículo muy divertido en el que también ha incluido varios consejos para padres que te dejamos a continuación:

© iStock

"​Cuando tu mujer está embarazada, a la gente le encanta preguntarte que si prefieres un niño o una niña. Lo que todos solemos decir es que lo único que importa es que el bebé venga sano, pero en realidad, lo que la mayoría de hombres están pensando es: Quiero que sea un chico, que se parezca a mi y actúe como yo. Ese era mi caso: yo quería un niño, pero tuve una niña. Ahora puedo sincerarme sin sentirme culpable, porque me he dado cuenta de que tener una hija es lo mejor, ¡absolutamente lo mejor! No hay nada más especial que la relación entre un padre y su hija. (...) Pero también hay un lado oscuro: el momento en que tienes que llevarla al baño de hombres para cambiarle el pañal.

No importa de dónde seas, el baño de hombres siempre es un lugar desagradable plagado de olores, sonidos y vistas inquietantes. (...) Al entrar en un baño de hombres existe una regla no escrita que consiste en mirar al frente cuando te acercas al urinario. Puedes mirar arriba o abajo, pero jamás a la izquierda o la derecha. Así que, podéis imaginar el reto que supone tener que cambiar el pañal a nuestra hija en un sitio como este. Aquí tenéis algunos consejos para hombres que os ayudarán a enfrentaros al que es, posiblemente, el momento más duro y peligroso de vuestra vida.

1. Entra siempre en el baño de hombres

Que tu hija sea una niña no significa que puedas entrar al baño de mujeres para cambiarla. No importa cuáles sean tus intenciones, si lo haces, probablemente piensen que eres un riesgo para la sociedad... Y la sociedad estará de acuerdo.

2. No dejes que tu hija toque nada

Resulta obvio, pero es importante recordarlo para mantenerla a salvo. Tan importante como pueden ser las instrucciones de seguridad que ofrecen las azafatas durante un vuelo.

3. El lavabo es la opción más segura

La mayoría de baños masculinos no disponen de un cambiador para bebés, como los que hay en los baños de mujeres, así que tendrás que buscar una alternativa. En este caso, lo mejor es cambiar a tu hija sobre el lavabo. Ni se te ocurra pensar que puedes hacerlo sobre la parte "más limpia" del suelo, porque no existe esa opción.

4. Distrae su atención

No dejes que los ojos de tu princesa comiencen a vagar por el lugar. Se que he mencionado antes la regla de no mirar a izquierdas ni derechas para no encontrarnos con "sorpresas", pero siempre habrá alguien a quien se le olvide lo de ser pudoroso.

5. Cuando entres al baño, hazlo preparado

Vas a entrar a este lugar con lo más valioso que tienes en tu vida (tu hija), así que qué menos que trazar un plan para que todo salga bien. No es momento de darse cuenta de que te has olvidado las toallitas en el coche ni de que se te ha pasado coger sus pantalones de emergencia.

6. No te atrevas a utilizar el baño

No importa que tu vejiga esté a punto de explotar, este no es momento de satisfacer tus necesidades. Se trata simplemente de entrar y salir. Es imposible lograr que nuestra hija salga del baño sin tocar nada si nos sentamos nosotros en el trono.

7. Ríete si alguien se tira un pedo

Es el momento perfecto para enseñar a tu hija lo divertido que pueden ser los gases de los demás. ¡Un poco de humor masculino!

8. Utiliza las toallitas para salir del baño

El cerebro de los niños es como una esponja: absorbe todo el conocimiento. Por eso es el momento ideal para enseñarle cómo salir de un baño de la manera más higiénica posible: utilizando una toallita para abrir el pomo de la puerta.


Ahora ya estás listo para poder sacar a tu hija de lugares tan inhóspitos como este. Demuéstrale que eres su caballero de brillante armadura... con una bolsa de pañales".

Frases que te recordarán lo bonito que es ser padre:

Aquí te dejamos una pequeña recopilación de frases que recogen perfectamente el maravilloso sentimiento que todos los padres sienten por su bebé:


Y además:
"No ayudo a mi mujer con los niños ni con las tareas de casa". ¿Por qué este artículo se ha vuelto viral?
La relación padre e hija: una historia de amor real

por Cristina Gonzalez 219 compartidos

Puede interesarte