Inicio / Maternidad / Bebés y niños / 20 cosas que le ocurren a tu cuerpo después de dar a luz

Maternidad

20 cosas que le ocurren a tu cuerpo después de dar a luz

Cristina Gonzalez
por Cristina Gonzalez Publicado en 19 de septiembre de 2016
386 compartidos

Convertirse en madre es una de las experiencias más bonitas de la vida, pero no nos engañemos: la recuperación postparto no es precisamente un camino de rosas. Nuestro cuerpo ha albergado el desarrollo de un bebé en su interior y ahora, hasta que vuelva a su estado original, va a pasar por un proceso que puede resultarnos extraño.

Nos hemos sometido a nueve meses de cambios físicos durante el embarazo y ahora, cuando ya hemos dado a luz y parece que todo ha terminado, aún nos queda por experimentar nuevas sensaciones (físicas y emocionales) que se producen después del parto. Hace unos días, Bekki Pop, una mamá bloguera, describió con humor y con total sinceridad cómo se sintió después de tener a su hijo en un post de Facebook que se ha vuelto viral. Y es que, como muy bien nos ha recordado ella, gestos tan cotidianos como ir al baño, darse una ducha o darle el pecho a tu bebé por primera vez pueden resultar toda una aventura (y no precisamente una muy agradable). Aquí tienes 20 cosas que le ocurren a tu cuerpo después de dar a luz.

1. Te sentirás cansada y sin fuerzas

Al menos al principio y especialmente si eres mamá primeriza. No te culpes si durante las primeras horas postparto tus ganas de dormir luchan contra las de estar junto a tu bebé. ¡Es normal! Tu cuerpo acaba de traer al mundo una vida nueva, por lo que si necesitas descansar, hazlo. Poco a poco irás recuperando las fuerzas.

2. Podrás experimentar contracciones

Quién lo diría, ¿verdad? A pesar de haber dado a luz, es muy común seguir teniendo contracciones en las 24 - 48 horas después del parto. Es parte del proceso normal de recuperación del útero, que se contrae para ir regresando a su tamaño original. Puede que experimentes estas contracciones especialmente cuando das el pecho a tu bebé: se debe a que durante este proceso liberamos oxitocina, una hormona que estimula la subida de la leche y que produce estos dolores.

3. Puedes sentirte mareada o confusa

Después del esfuerzo del parto, de haber estado tantas horas tumbadas en la cama, de las emociones que has vivido y especialmente debido a las hormonas, puede que te sientas algo desorientada o mareada, sobre todo cuando intentes ponerte en pie. Deja que te ayuden a levantarte y no te preocupes, ¡se te pasará!

4. Tu tripa seguirá grande e hinchada

¿Pensabas que tu tripa se desinflaría como un globo después del parto? ¡Error! De hecho parecerá que aún sigues embarazada. Aún tendrás que esperar unas cuantas semanas hasta presenciar un cambio visible: ten en cuenta que el útero, por ejemplo, tarda alrededor de un mes en recuperar su tamaño. Y además, aún tienes que liberar líquidos, hormonas y grasa. ¡Ten paciencia!

5. Hacer pis escuece

La primera vez que vayas al baño después del parto probablemente experimentes un molesto escozor. Esto, como tantas otras muchas cosas, es totalmente normal: acabas de dar a luz y tienes la zona inflamada. Algo que puede ayudar a aliviar el dolor es hacerlo con agua, en el bidé o en la bañera, mientras humedeces la zona.

6. Estreñimiento postparto

Ir al baño después de dar a luz nos puede costar bastante, de hecho puede que incluso nos hayan dado el alta y aún no hayamos podido 'disfrutar' de este momento. Los cambios que ha experimentado tu cuerpo afectan a tu tránsito intestinal, lo que significará pocas visitas al baño y mucho esfuerzo. Algo que, además, nos lleva a...

7. Las temidas hemorroides

Que pueden aparecer debido al estreñimiento e incluso al propio esfuerzo que hemos hecho durante el parto al empujar. Con el tratamiento adecuado desaparecerán al cabo de unos días, aunque eso sí, ¡les declararás la guerra desde el principio!

8. La primera ducha te recordará a la escena de 'Psicosis'

Al ponerte de pie para darte la primera ducha, lo más seguro es que notes una abundante pérdida de sangre procedente del útero. Tranquila, es absolutamente normal. Y además te aseguramos que después de ducharte te sentirás mucho mejor.

9. Dar el pecho puede resultarte un poco raro

Por supuesto, es un gesto precioso: vas a proporcionarle alimento a tu bebé durante los próximos meses de manera exclusiva y además vas a poder disfrutar de todos los beneficios de la leche materna. Te sentirás única, poderosa... pero también un poco extraña e incómoda, sobre todo la primera vez que tu hijo coja tu pezón.

10. La subida de la leche duele (y tarda)

Después del parto te preguntarás cuándo estarán tus pechos preparados para poder amamantar a tu bebé. No tengas prisa: la subida de la leche suele producirse entorno a las 72 horas después de dar a luz. Y además, cuando se produce, suele doler. Vas a notar tus pechos hinchados y te costará controlar alguna que otra fuga de leche.

11. Y hablando de fugas...

Tu vejiga también tendrá alguna que otra, especialmente si has dado a luz mediante parto vaginal. Los músculos del suelo pélvico se han distendido durante el embarazo y les llevará unos cuantos días volver a su forma original. Los ejercicios de Kegel pueden ayudarnos con este pequeño asunto.

12. Surgirá en ti cierto resquemor hacia las visitas

Lo primero que te preguntarán tus amigos y familiares cuando sepan que acabas de dar a luz es que cuándo pueden ir a visitarte al hospital. Surgirá en ti un doble sentimiento: por un lado, te molestará si no vienen a verte, pero por otro, verles llegar tan arreglados, contentos y divinos de la muerte, mientras tu apenas te puedes mover de la cama... ¡Qué pereza!

13. Tu bebé no será el único que necesite un pañal

Bueno, no es que tu vayas a utilizar uno, pero casi. Tendrás que usar compresas postparto, ya que tu cuerpo expulsará lo que se conoce como loquios: secreciones vaginales compuestas de sangre residual, mucosidad y tejido del útero. La duración de estas secreciones es, por lo general, de unas dos semanas, pero depende de cada mujer.

14. Ni se te pasará por la cabeza la idea de repetir la experiencia

Sí, ha sido un momento único, irrepetible y precioso. Pero después de los dolores del parto y de la estancia en el hospital, de lo último que quieres oír hablar es de volver a tener otro bebé.

15. ¡Matarías por un bocata de jamón!

¿Cestitas con geles de baño? ¿Ropita para el bebé? ¡Ni hablar! Tu lo que quieres que te regalen después de haber dado a luz es comida. Comida de la que hace tiempo no puedes disfrutar, como un bocadillo de jamón serrano, una bandeja de sushi, una hamburguesa al punto o una cervecita. En definitiva, tienes hambre de todo aquello que has estado limitando o restringiendo durante el embarazo.

16. Te pasarás los primeros días andando como un 'cowboy'

No hace falta que expliquemos por qué...

17. Tus horas de sueño se verán alteradas

El que inventó aquello de "dormir como un bebé" sin duda era alguien que no tuvo hijos. Aunque estés cansada después del parto, tanto tu bebé como tú os despertaréis varias veces durante la noche. Lograrás dormir, claro, pero no todo lo bien que te gustaría.

18. Una montaña rusa de sensaciones

Atravesar esta experiencia con la liberación de hormonas que conlleva, puede hacer que pasemos de sentirnos eufóricas a sentirnos tristes en un lapso de tiempo minúsculo. Es completamente normal vivir altibajos emocionales después del parto, aunque si te notas inusualmente apagada, siempre es aconsejable consultarlo con tu médico.

19. Pondrás a prueba tu coordinación

¿Pensabas que era fácil vestir a un bebé recién nacido? Necesitarás de toda tu concentración y coordinación para poder colocarle toda la ropa a tu hijo, que no parará de moverse en ningún momento.

20. Adiós al sexo (por el momento)

Después del parto, volver a mantener relaciones sexuales es lo último que te apetece. Entre el cansancio, los dolores postparto, la recuperación y las secreciones, el sexo te parecerá la idea más disparatada del mundo. Pero tranquila, ¡esa sensación no durará para siempre!

REDACTORA@CriistinaG


Y además:
15 cosas que todas las mujeres embarazadas hacen en secreto
12 cosas que los hombres deberían saber sobre las mujeres embarazadas

por Cristina Gonzalez 386 compartidos

Puede interesarte