Inicio / Maternidad / Bebés y niños / 5 hábitos saludables en la alimentación de tu bebé

© iStock
Maternidad

5 hábitos saludables en la alimentación de tu bebé

por Redacción enfemenino Publicado en 3 de mayo de 2016

El objetivo de cualquier padre es que sus hijos tengan una alimentación saludable y equilibrada desde sus primeros meses de vida. A partir de los 4-6 meses, cuando comienzan la alimentación complementaria, debes tener en cuenta los siguientes hábitos saludables en la alimentación de tu bebé. ¡Toma nota!

Lograr que los niños lleven una alimentación saludable desde su más tierna infancia es uno de los objetivos y grandes retos para cualquier padre. No tenemos por qué esperar a que los niños crezcan y se sienten solitos a la mesa a comer, sino que desde que son bebés (a partir del quinto mes aproximadamente) podemos empezar a inculcarles hábitos saludables en su alimentación, ya que estos serán clave para su salud en la vida adulta.

El momento de la diversificación alimentaria es el más importante ya que será entonces cuando comencemos a introducir nuevos alimentos en la dieta del pequeño. Hasta entonces la leche materna (o una fórmula infantil en su defecto) ha sido su única comida, pero es hora de ampliar horizontes y que comiencen a aprender hábitos saludables e integrar nuevos alimentos en sus comidas: preferencias saludables, gustos diversos... que ayudarán a que desde bien pequeños tengan una alimentación variada y equilibrada.

© iStock

1. ¿Por qué comenzar a enseñarles hábitos saludables en la diversificación alimentaria?

Es a partir de los 4-6 meses cuando el niño comenzará a adquirir nuevos hábitos alimentarios (por no decir, sus primeros) por lo que la alimentación complementaria es el momento ideal para enseñarles los mejores hábitos saludables que serán clave para la alimentación en su vida adulta. Y es que, según un reciente estudio realizado por el Centro de Investigación Nestlé en colaboración de con la Universidad de Borgoña, los hábitos alimentarios tempranos (a partir de los 5 meses de edad) influyen en sus preferencias alimentarias a largo plazo.

2. Apuesta siempre por las frutas y verduras a edades tempranas

Según recientes investigaciones de la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición, el 39% de los bebés no consume frutas y derivados. ¿Cómo crear buenos hábitos para su futura salud posterior? Es clave que sea en el momento de la diversificación alimentaria cuando descubran nuevos sabores. El consumo frecuente, al menos una vez al día, de frutas y verduras hará que aumente su consumo de mayores ya que se convertirán en alimentos básicos para su dieta. Y además, ayudará a aumentar la aceptación de verduras, tanto las que ya conocen como mostrar una mayor predisposición a probar otras nuevas.

3. Evitar el exceso de sal y azúcar en sus comidas

Debemos evitar desde el principio el exceso de sal así como de azúcar en las comidas. Podemos pensar en añadir más cantidad de estos ingredientes en según qué alimentos para "enmascararlos" y que así los niños coman. Pero los expertos recomiendan no agregar más cantidad de la que ya contienen los alimentos para conseguir una mejor aceptación de otros alimentos a largo plazo.

4. Con paciencia y constancia todo se consigue

Está demostrado que la exposición de un nuevo alimento al menos 8 veces, aumenta la aceptación del bebé a este alimento en cuestión y si se trata de una verdura nueva, aumentará su aceptación a largo plazo, ¡incluso hasta 6 años después!. Así que si en un primer momento no quiere comer una nueva comida que has introducido en su dieta, ¡no desesperes! Ármate de paciencia e intenta ofrecérsela varias veces y en varias ocasiones, es el mejor momento para que lo acepte y lo incluya en su dieta tanto ahora como en su vida adulta.

5. Varía al máximo su dieta

Los cambios de verduras y la variedad en su alimentación diaria también son muy importantes para que aumente su aceptación, incluso más que el número de alimentos. Existen estudios que afirman que en nuestro país todavía el 15% de los bebés, de entre 6 y 11 meses de edad, no consumen vegetales y derivados, y un 39%, no consume fruta y derivados. ¡Toma nota! Una nutrición saludable y equilibrada desde sus primeros meses de vida será la base para una buena salud en su vida adulta.

NOTA IMPORTANTE: La OMS recomienda la lactancia materna exclusiva hasta los 6 meses y debería continuarse durante el mayor tiempo posible. Dado que los bebés crecen a ritmos diferentes, los profesionales de la salud deben aconsejar a los padres el momento apropiado para la introducción de los nuevos alimentos.

¿Quieres saber más? Descubre más sobre alimentación para bebés


​Y además:
Los cólicos del lactante, ¿cómo tratarlos?
Problemas y soluciones para las necesidades digestivas de tu bebé

por Redacción enfemenino

Puede interesarte