Inicio / Maternidad / Bebés y niños / Joyas hechas con leche materna, lo último en bisutería para mamás

© www.mammasliquidlove.com
Maternidad

Joyas hechas con leche materna, lo último en bisutería para mamás

por Redacción enfemenino Publicado en 6 de junio de 2016

Si la lactancia materna ya es un momento muy especial para todas las mamás, la propuesta tan sentimental de la farmacéutica y artesana Ann Marie Sharoupim puede conquistarte del todo. Descubre cómo son las piezas que elabora esta mamá.

El periodo de lactancia es uno de los momentos más íntimos y especiales que viven las mujeres cuando son mamás. Compartir esos minutos diarios con tu hijo que crean un vínculo tan fuerte entre la madre y bebé despiertan muchas emociones. Tanto es así, que ya se ha ideado una forma de que siempre recuerdes estos momentos durante el resto de tu vida. Las joyas hechas de leche materna son una de las modas que acaban de aparecer. Se trata de un negocio todavía muy joven y desarrollo por este motivo todavía son pocas las personas que saben de su existencia así como de la existencia de aquellas personas que se dedican a su elaboración.

Collares, pulseras, colgantes, anillos, pendientes... todos ellos artesanos y realizados con mucho cariño y mimo. Smoda hace referencia en uno de sus artículos a una de las pocas artesanas que hoy en día se dedica a realizar tan delicadas joyas. La farmacéutica Ann Marie Sharoupim, ha creado Mamma's Liquid Love, una firma de bisutería artesana que son especiales precisamente por realizarse con leche del periodo de lactancia de las mamás. Muchas son las madres que ya han hecho varios pedidos y la demanda sigue creciendo ya que varias tiendas se han ofrecido para vender esta bisutería artesanal.

Mamá con bebé © www.mammasliquidlove.com

¿Cómo se crean estas joyas tan especiales?

Ann Marie cuenta a Smoda por qué surgió esta idea: "Todo empezó con los problemas para amamantar a mis dos hijos. La más pequeña no toleraba la leche de fórmula y una amiga me donó la suya para ayudar. No sabía cómo devolverle el favor y pensé que sería muy especial hacer algo con la leche materna que sobró. Yo soy farmacéutica y mi marido trabaja con patentes así que dimos con una receta que funcionaba. Cuando le di el colgante, lloró y me dijo que era lo más bonito que le habían regalado. Quise propagar esa felicidad".

Al tratarse de una materia prima bastante peculiar el proceso de elaboración y logística de la misma, también lo es. La leche materna, normalmente con unos 50ml es suficiente, se envía en un recipiente que debe estar perfectamente sellado aunque también se puede elaborar con leche materna congelada. La artesana hace participar a sus clientes invitándoles a participar en el diseño de la joya para que este sea lo más personal posible. Y es que nunca encontraremos dos piezas iguales ya que para empezar, el color de la leche varía según las madres. Una vez que el material es recibido, la artesana esteriliza la leche y después la encapsula en resina.

Pero además de realizar este trabajo tan creativo, las joyas de Ann Marie tienen un fondo moral y es que con ellas, también trata de reinvindicar la lactancia materna y dar visibilidad al trabajo que esta práctica conlleva para éstas. Según afirma la propia artesana a Smoda: "Sensibilizar sobre la lactancia es extremadamente importante. Me frustra escuchar que una madre ha tenido que taparse para alimentar a su niño, porque la gente no nos pide taparnos cuando comemos siendo adultos".


Y además:
Madres y padres bloggeras inician una campaña para reivindicar la lactancia materna
Adelgazar durante la lactancia, ¿es posible?

por Redacción enfemenino

Puede interesarte