Inicio / Maternidad / Bebés y niños / ¿Cómo ayuda la lactancia materna al desarrollo del sistema inmunitario?

Maternidad

¿Cómo ayuda la lactancia materna al desarrollo del sistema inmunitario?

por Redacción enfemenino Publicado en 14 de noviembre de 2015

La leche materna es el alimento que recibe el bebé durante los primeros meses de vida. Su composición le aporta diferentes beneficios, entre ellos, contribuye a desarrollar su sistema inmunitario. ¿Sabes qué nutrientes la componen y qué funciones cumplen en el crecimiento del niño? ¡Te lo explicamos!

Tras el parto se produce la subida de la leche materna, un alimento que cubre todas las necesidades nutritivas del recién nacido. El bebé ha de tomarla a demanda, es decir: cada vez que lo pida, puesto que su ingesta le ayuda en el proceso de crecimiento. No debemos preocuparnos por si toma "demasiada" leche, ya que esta se regula al volumen adecuado, sin sobrecarga para su aparato digestivo ni para otros sistemas.

Entre las funciones de la leche materna, se encuentra la de suplir y estimular el desarrollo del sistema inmune, que no funciona de forma completa durante sus primeros meses de vida. La leche lleva consigo anticuerpos que tienen un efecto positivo sobre la salud del niño.

© iStock

Componentes de la leche materna

La leche materna está formada principalmente por ácidos grasos, colesterol, antioxidantes, agua, proteínas, carbohidratos y minerales. La cantidad de cada nutriente dependerá de la leche de cada madre, pero cada tipo se adapta perfectamente a las necesidades del bebé. Entre sus componentes encontramos algunos que se encargan de manera más concreta de estimular el desarrollo del sistema inmunitario. Como es el caso de las inmunoglobulinas (de tipo IgA, IgG, IgM, IgD e IgE). Se trata de anticuerpos que se encuentran principalmente en las proteínas de suero de la leche materna. El sistema inmunitario las emplea para identificar y combatir elementos como bacterias o virus.

Por tanto, gracias a estos anticuerpos​, la leche materna otorga al bebé protección inmune a la vez que contribuye a la maduración del propio sistema. Esto puede influir de manera positiva a largo plazo, pues los estudios han observado que los bebés lactantes desarrollan una menor incidencia a contraer enfermedades metabólicas.

Fórmulas infantiles

La OMS y la Asociación Española de Pediatría recomiendan prolongar la lactancia materna más allá de los seis primeros meses de vida, sin embargo, cada caso es diferente y puede que o no quieras o no puedas continuar dando el pecho a tu bebé. Si es así no debes preocuparte, ya que existen fórmulas de leches infantiles que siguen contribuyendo al desarrollo del sistema inmunitario del bebé.

Estas fórmulas de continuación contienen hierro y zinc que ayudan a la función normal del sistema inmunitario. Además de estos dos nutrientes, las infantiles de continuación también contienen otros componentes: aceites vegetales, suero de leche, lactosa, sales minerales, vitaminas... Todo ello las convierte en una alternativa ideal para la alimentación de los bebés mayores de seis meses.


NOTA IMPORTANTE: La OMS recomienda la lactancia materna exclusiva hasta los 6 meses y debería continuarse durante el mayor tiempo posible. Dado que los bebés crecen a ritmos diferentes, los profesionales de la salud deben aconsejar a los padres el momento apropiado para la introducción de los nuevos alimentos.

¿Quieres saber más? Descubre más sobre alimentación para bebés


Y además:
Lactancia materna, ¿cuáles son sus beneficios?
La importancia de las proteínas en la alimentación de tu bebé

por Redacción enfemenino

Puede interesarte