Inicio / Maternidad / Bebés y niños / Los niños que viven con perros tienen menos posibilidades de padecer asma

© iStock
Maternidad

Los niños que viven con perros tienen menos posibilidades de padecer asma

Cristina Gonzalez
por Cristina Gonzalez Publicado en 4 de noviembre de 2015
3 986 compartidos

Un estudio desarrollado por científicos suecos ha confirmado que los bebés que crecen con perros pueden reducir las posibilidades de tener asma en el futuro hasta en un 15%. Una noticia positiva, especialmente para todos los amantes de los animales.

El estudio se ha publicado recientemente en Jama Pediatrics y ha sido llevado a cabo por científicos de la Universidad de Uppsala. Para llegar a esta conclusión, los investigadores han realizado un seguimiento a más de un millón de niños suecos expuestos a perros en sus hogares y han comparado los resultados con nueve bases de datos nacionales fijándose en factores como el asma en los padres, el área de residencia y el estatus socieconómico. El resultado ha sido que los niños que comparten su vida con un animal sufren menos asma en el futuro que las personas que no lo hacen.

Este equipo de científicos ya había indagado antes en el tema, pero analizando entonces el papel de los niños que viven con animales de granja. En este caso, las posibilidades de reducción de asma eran de hasta un 50% menos. "Estudios anteriores ya han demostrado que el hecho de crecer en una granja reduce el riesgo de asma de un niño a la mitad, ahora queríamos comprobar si esta asociación existía también en los niños que crecen con perros en sus casas y nuestros resultados confirman que así es", afirma Tove Fall, investigadora del proyecto.

Y es que parece ser que la exposición a los perros durante el primer año de vida del bebé está asociada con la reducción del asma en el futuro, concretamente cuando llegan a la edad preescolar o escolar.

Catarina Almqvist Malmros, autora principal del estudio y pediatra del Hospital Infantil Astrid Lindgren de Estocolmo reconoce que los niños con asma deben evitar la presencia de gatos o perros, pero que su estudio ha concluido que las mascotas pueden ayudar a que no lleguen a desarrollar esta enfermedad.

"Este tipo de estudios epidemiológicos buscan asociaciones en grandes poblaciones, pero no dan respuesta sobre cómo los animales pueden proteger a los niños de desarrollar asma. Gracias al diseño del estudio, basado en la población, nuestros resultados son extrapolables a la población sueca, y por lo tanto, probablemente a otras poblaciones europeas con cultura similar en cuanto a la posesión de mascotas", afirma la investigadora. Parece que el siguiente paso es averiguar el porqué.


Y además:
La entrañable historia de dos niños y su perrito contada en imágenes
[Vídeo] Así es el divertido día a día de esta familia con dos niños pequeños y 16 cachorritos

por Cristina Gonzalez 3 986 compartidos

Puede interesarte