Inicio / Maternidad / Bebés y niños / 8 razones por las que tu hijo no se adapta al colegio

© iStock
Maternidad

8 razones por las que tu hijo no se adapta al colegio

Terry Gragera
por Terry Gragera Publicado en 8 de septiembre de 2017

Pocas cosas te resultarán tan difíciles como dejar llorando a tu hijo en la puerta del colegio. Necesitará unos días para habituarse a la nueva situación, tras lo cual, lo más probable es que vaya contento y feliz a clase. Pero, ¿por qué algunos niños no acaban de adaptarse? A veces, los padres cometemos errores que pueden complicar su buena integración.

¿Recuerdas tu primer día de colegio? Nervios en el estómago, incertidumbre, ansiedad ante lo desconocido... Pues exactamente igual le sucede a tu hijo aunque sea un bebé. Pasar de estar en casa a ser cuidado en un centro infantil o en el cole es uno de los cambios más intensos a los que se va a enfrentar durante sus primeros años de vida. Algunos niños lo llevan bien, pero otros agotan el periodo de adaptación sin estar habituados. Para entonces tú te habrás roto la cabeza pensando por qué tu hijo sigue así y qué has podido hacer mal, aunque previamente te hubieras repasado las pautas para empezar bien en el curso. Estos son 8 errores por lo que tu hijo no se adapta al colegio.

© iStock

1. Se ha incorporado de golpe

Tu hijo es único, y por eso vivirá su propio periodo de adaptación, esos días en que tiene que acostumbrarse a la novedad que supone separarse de sus figuras de apego (sus familiares o cuidadores directos) y empezar a formar parte de la comunidad escolar. Tal como explica Juan Manuel Marcos, psicólogo especializado en Educación Infantil, el niño "sale de su mundo familiar donde se le procura un ambiente protegido con normas establecidas y conocidas para introducirle en el mundo escolar donde se le contempla desde otro punto de vista, como un niño dentro del grupo en el que se tiene que relacionar, en un espacio diferente, con unos materiales y mobiliario distintos, con otros niños y otros adultos que, de momento, son desconocidos", detalla el experto del Centro Infantil El Globo Rojo, de Salamanca.

​Aunque te cueste organizarte, procura cumplir perfectamente el periodo de adaptación para que tu niño vaya asimilando ese gran cambio en su vida.

2. Las despedidas son eternas

¿Quién se queda más desconsolado en el cole: tu hijo o tú? Aunque te cueste la vida aguantar las lágrimas, tu hijo no debe percibir nunca que estás así. El niño necesita seguridad y tú se la transmitirás con un gesto confiado. Las despedidas han de ser rápidas y positivas. Algo así como: "Adiós, cariño. Pásalo bien; yo vendré en un rato a por ti". Y todo eso, aunque te parezca imposible, con una (gran) sonrisa en la cara.

3. Cuando vuelve, prestas atención a conductas indeseadas

Tu niño tiene que intentarlo. Su objetivo número uno es dejar de ir al cole y quedarse en su casita donde tan bien lo pasaba. Por eso tal vez a la salida se empeñe en hacerte saber lo mucho que ha llorado, pataleado, pegado y tirado la comida. Pero, tal como aconseja el psicólogo, hay que "evitar llamar la atención al niño sobre los comportamientos no adecuados que haya tenido en el aula y hablarle solo de conductas deseables. ¡Qué bien que ya vayas al cole! ¡Qué de amigos tienes! ¡Qué bien te lo pasas! ¡Qué de juguetes tienes!".

4. Muestras desconfianza hacia el centro

Madre no hay más que una, estamos de acuerdo. Pero cuando elijas un colegio o una escuela infantil para tu hijo has de estar totalmente convencida y segura de que es una buena opción. Aunque pequeños, los niños interpretan a la perfección las señales de angustia, inseguridad y desconfianza de los padres. Si hay algún aspecto que no os convenza del centro, habladlo cuando él no esté delante. No se puede sentir bien en un lugar al que su madre o su padre no respaldan.

5. Estás ansiosa al recogerlo

Sí, has pasado toda la jornada pensando en él. "¿Qué estará haciendo ahora?, ¿se habrá calmado ya?, ¿y si no quiere comer?...". Estás nerviosa y preocupada. Pero cuando lo recojas debes mostrarte alegre y calmada. No te lances hacia él para preguntarle si ha llorado o no. Muestra interés por los juegos que ha hecho y dedica el resto del día a estar con él. Jugad juntos, leed cuentos, cantad canciones... Es bueno que perciba que en el cole hace actividades muy parecidas a las que hace en casa, donde se siente tan seguro. Y si crees que finalmente le has transmitido tu ansiedad, ayúdale con técnicas de relajación.

6. Percibe que el día a día es aburrido

¿Cuántas veces te has quejado de la depresión postvacacional delante de tu hijo? ¿En cuántas ocasiones has maldecido que mañana es lunes y tienes que volver al trabajo o que estás harta de hacer siempre lo mismo? Lo creas o no, tu hijo percibe tu insatisfacción y escucha tus quejas, que traslada a su pequeño mundo. Delante de tu niño procura mostrar ilusión por el día a día y hacerle partícipe de las cosas buenas del trabajo. Debes intentar motivar a tu niño para que vaya contento al cole.

7. No está involucrado

El niño necesita prepararse mentalmente para el colegio. Por eso es muy bueno acudir con él a comprar el material escolar, preparar su uniforme, revisar la cartera... Tu hijo ha de sentirse lo más partícipe posible de la actividad escolar y es bueno, en la medida de lo posible, dejarle decidir, por ejemplo, su mochila, el estuche; preparar juntos la ropa del día siguiente, una rica merienda...

8. No ha vuelto a sus rutinas

La vuelta al cole conlleva un cambio radical de costumbres en la familia. El niño ya no puede estar en el parque hasta la hora que quiera, las comidas tienen un horario más estricto, hay que irse antes a la cama... Los primeros días cuesta poner en marcha todo ese engranaje y el niño puede resentirse. Si no duerme las horas suficientes, si los horarios aún no están bien planificados, el pequeño puede arrastrar cansancio día tras día, lo que dificultará que esté receptivo y de buen humor en el cole.

Relacionados: Frases para motivar a los niños

Frases para motivar a los niños © iStock

Y además:
Test: ¿qué tipo de madre eres en la vuelta al cole?
10 consejos para las mamás: cómo ayudarles a superar los primeros días de cole

por Terry Gragera

Puede interesarte