Inicio / Maternidad / Bebés y niños / Miedos infantiles: ¿cómo ayudarles a superarlos?

© Monstruos SA
Maternidad

Miedos infantiles: ¿cómo ayudarles a superarlos?

por Redacción enfemenino Publicado en 3 de octubre de 2016
132 compartidos

Los miedos infantiles son un proceso natural por el que todos los niños pasan. Según su edad pueden darse unos u otros. En nuestro artículo encontrarás cómo detectarlos y cómo actuar para combatirlos juntos.

Los miedos infantiles forman parte del proceso natural de crecer, aun así, no hay que minimizarlos. A veces pueden resultar útiles para saber qué les está pasando a nuestros hijos para poder ayudarles a afrontar cualquier problema con normalidad. Por lo general y, según dicen los expertos en psicología, todos los niños sufren episodios de miedo durante su crecimiento. Algo natural si tenemos en cuenta que el miedo es una reacción fisiológica que tiene por objetivo preservar nuestra vida.

¿Cuáles son sus temores habituales?

Muchos niños empiezan a sentir miedo ante situaciones que desconocen tales como:

  • Dormir solos
  • Ir a la guardería o a la escuela
  • Quedarse con personas desconocidas
  • Ir al médico
  • Pesadillas
  • La oscuridad

Por lo general estos miedos van reduciéndose con el tiempo, y es necesario que los tomemos en serio, es decir, no nos burlemos de ellos y les acompañemos con cariño y ternura a racionalizarlos y a superarlos.

Miedos según la etapa vital del niño

  • Primera infancia (6 meses a 2 años): temen a los desconocidos, sienten ansiedad cuando los padres se ausentan.
  • Etapa preescolar (2 a 6 años): empiezan a sentir miedos imaginarios fantasmas o monstruos, así como el miedo a los animales.
  • Etapa escolar (de 7 a 11 años): empiezan a sentir miedo a cerca de cosas más realistas tales como ir al médico, al dolor físico, a las heridas. Los miedos pueden acrecentarse en esta edad si no hay un ambiente familiar estable (muerte de un progenitor, divorcio, traslados de domicilio, etc...)
  • Pre-adolescencia (12 a 14 años): se reducen los miedos anteriores y ahora les afectan más los del entorno social más inmediato, miedo al fracaso escolar, a no ser bien considerado por los profesores o amigos, al bullying o acoso escolar, a no ser guapos o tener suficiente éxito social.
  • Adolescencia (15 a 18 años): se diluyen los miedos anteriores y ahora todos los miedos son referentes a los logros personales, sociales y académicos.

Resultado de imagen de sally y boo gifs

¿Cómo ayudar a nuestros hijos a superar los miedos?

  • No burlarse, ni reñirles, ni obligarles a cambiar de actitud, sino que debemos explicarles qué es el miedo y cómo pueden superarlo. Para ello deberemos hablar con ellos y averiguar qué les preocupa y juntos encontrar la forma de evitarlo, siempre con paciencia y asertividad.
  • Hablad de la situación con cariño, ternura y naturalidad. Se empática, dile que a ti también te pasaba y qué hiciste para superarlo. Asegúrate de que a tu hijo le parece una buena opción y si no, buscad juntos la solución que deje al niño más tranquilo.
  • Pasa tiempo con tu hijo y ante una situación que le de miedo ofrécele tu apoyo incondicional y explícale de forma tranquila y cariñosa por qué su miedo es infundado.
  • Ayúdale a vivir el momento presente haciendo meditación, respiraciones, recordar cosas divertidas que habéis hecho juntos, explicando por qué no debe sentir miedo ante esa situación.
  • Si te parece que el miedo está fuera de control, no esperes más y consulta con un psicólogo. La orientación a tiempo es vital para reconducir la situación.

Recuerda que el buen funcionamiento del sistema nervioso hace que los niños crezcan de un modo tranquilo y más estable si las circunstancias familiares así lo propician. Asegúrate de que tu hijo sea revisado por un especialista en quiropráctica para su óptimo funcionamiento. Ya sabes lo que dice la frase “si te llega el riego al cerebro pensarás mejor”. Y eso es lo que hacemos los equipos multidisciplinares en la infancia, ayudamos a que la maternidad y el crecimiento físico y emocional de nuestros hijos sea magnífico.

Contenido elaborado en colaboración con la quiropráctica Roser de Tienda

Y además:
Juegos para niños: ¿qué beneficios les aportan y cómo elegir el mejor juguete?
La llegada de un nuevo hermanito: 10 consejos para hacer frente a los celos infantiles

por Redacción enfemenino 132 compartidos

Puede interesarte