Inicio / Maternidad / Bebés y niños / ¿Cuándo dejará de mojar la cama?

© iStock
Maternidad

¿Cuándo dejará de mojar la cama?

Elvira Sáez
por Elvira Sáez Publicado en 7 de septiembre de 2017

La incontinencia nocturna es uno de los problemas más frecuentes durante la infancia. Aunque suele solucionarse por sí sola, es cierto que puede causar problemas en la autoestima del niño y es importante prestarle atención. Te contamos cómo puedes ayudarle a superar esta fase.

¿Tu hijo tiene escapes de orina nocturnos? Los niños aprenden a controlar la vejiga a partir de los 2 años, pero no siempre es así y es entonces cuando se produce la incontinencia infantil. De hecho, 1 de cada 4 niños de entre 3 y 15 años sigue mojando la cama. Entonces, ¿cuándo lo superará? Aunque lo normal es que los escapes nocturnos cesen a partir de los 5 o 6 años, lo cierto es que cada niño es un mundo. Es muy habitual que la incontinencia se corrija por sí sola, pero aún así es importante apoyarles durante esta etapa para que no provoque daños en su autoestima. Una de las soluciones para que se sientan más seguros durante el proceso es el uso de braguitas o calzoncillos absorbentes, como los de DryNites®.

Aquí puedes encontrar más información y muestras de producto GRATIS

Si el problema se alarga y te preocupa, no dudes en consultárselo al pediatra. No obstante, antes de alarmarte debes saber que lo más probable es que se trate de un retraso madurativo y no de un problema de salud.¿Quieres saber más sobre las causas de este problema y cómo ayudarles a superarlo? ¡Sigue leyendo!

© iStock

Las pérdidas de orina o enuresis pueden tener diferentes causas. En algunos casos el escape de pis se produce porque el control de la vejiga y la profundidad del sueño aún se encuentra subdesarrollada, algo que puede ser un retraso congénito, es decir, frecuente en la familia del niño. Esto es así porque la hormona antidiurética vasopresina, que es la encargada de controlar la pérdida de agua y el llenado de la vejiga, puede tener alteradas sus funciones normales. Una pista que ayuda a saber si esta es la causa es identificar si ha habido otros casos en el entorno familiar.

Sin embargo, la incontinencia también puede tener causas psicológicas, por lo que mojar la cama puede ser síntoma de que algo no va bien a nivel emocional. Una situación estresante o que haga peligrar la estabilidad del niño puede provocar este problema, desde una discusión hasta acontecimientos más relevantes como el nacimiento de un hermano, la pérdida de un familiar, una mudanza o la separación de los padres. Sea cuál sea su origen, te recomendamos que tomes nota de los consejos que te dejamos a continuación, ¡seguro que muy pronto deja de mojar la cama!

Consejos para ayudarles a superar la incontinencia infantil nocturna

1. Normaliza el tema: no conviertas la situación en tema tabú y trátalo con naturalidad. De esta forma evitarás que tu hijo se preocupe en exceso.

2. Hazle saber que es un problema habitual y que lo superará: sed cariñosos, es importante que se sienta apoyado por su familia. Además, podéis explicarle que le ocurre a muchos niños de su edad y que con el tiempo lo va a superar.

3. No le castigues: regañarle no va a ayudar a que se solucione el problema sino que lo empeorará. Culpabilizarle podría dañar seriamente su autoestima. Aunque te resulte frustrante que se haga pis, debes comprenderlo y buscar soluciones constructivas.

4. Trata de averiguar cómo se siente: como ya hemos mencionado, en muchas ocasiones estos escapes se deben a situaciones estresantes que les hacen sentir inseguros. Discusiones familiares, una separación o el acoso escolar son solo algunas de ellas. Identificar el problema y hablar con él le ayudará a sentirse mucho mejor.

5. No le presiones: cada niño es un mundo y aunque lo normal es que a partir de los 5 años se dejen de producir estas pérdidas de orina, si se sienten presionados puede aumentar el estrés y agravarse el problema. Trasmítele apoyo y tranquilidad.

6. Evita los líquidos unas 3 horas antes de ir a dormir: de este modo te asegurarás de que se va a dormir con la vejiga vacía.

7. Utiliza prendas especializadas: para que se sienta más protegido y no se mojen ni el pijama ni la cama, te recomendamos el uso de braguitas o calzoncillos de DryNites®. Al ser igual de cómodos que la ropa interior, se sentirán completamente a gusto.

8. Haz que sea consciente de sus progresos: una buena forma de plasmar la superación del problema es hacer un calendario en el que apuntaréis las noches secas con un sol y las húmedas con una nube. De este modo será consciente de su evolución y estará mucho más motivado. ¡No olvides felicitarle por sus logros!

Y además:
Incontinencia infantil: las claves para ayudar a tu hijo a superarla
Qué hacer si tu hijo moja la cama: ¿cuándo ir al pediatra?

por Elvira Sáez

Puede interesarte