Inicio / Maternidad / Bebés y niños / Niños en edad de crecimiento, ¿en qué les ayudan las proteínas?

© iStock
Maternidad

Niños en edad de crecimiento, ¿en qué les ayudan las proteínas?

por Redacción enfemenino Publicado en 28 de noviembre de 2015

Durante los primeros meses de vida de nuestro bebé, uno de los aspectos imprescindibles para que crezca sano y fuerte es llevar una alimentación variada en la que nunca falten proteínas. Este nutriente contribuye, entre otras cosas, a la formación de masa muscular o a mantener un nivel normal de azúcar en sangre.

Las proteínas son uno de los nutrientes más importantes en la alimentación de los bebés. La cantidad de proteínas que necesitamos los adultos es inferior a las que necesitan los niños: cuando un bebé se encuentra en plena etapa de crecimiento, necesita ingerir cerca de 2,04 gramos de proteína diarios durante sus tres primeros meses de vida, un porcentaje que irá disminuyendo de forma progresiva según pase el tiempo. Pero, además de contribuir a a la construcción del cuerpo, incluyendo el cerebro y los músculos​, las proteínas cumplen muchas más funciones en el desarrollo de tu hijo.

© iStock

Es importante tener en cuenta que solo a partir de los seis meses es cuando debemos empezar a incluir otros alimentos en la dieta de nuestro bebé, ya que durante el primer semestre todo lo que necesita un niño lo obtiene de la leche materna. Llegado el momento de empezar a introducir nuevos alimentos en las comidas de nuestro bebé, las proteínas forman parte de ese grupo de nutrientes imprescindibles para su normal desarrollo.

Sin embargo, cabe recordar que el exceso de proteínas puede contribuir a futuros problemas como la obesidad infantil, por ello es recomendable ingerir la cantidad necesaria de proteínas en función de la edad y características de cada niño.

¿Cómo incluir las proteínas en su alimentación?

A partir de los cuatro meses podemos comenzar a introducir nuevos alimentos en su dieta. Aprovechando esta etapa de crecimiento, una buena forma de incluir las proteínas en su alimentación es a través de lácteos o productos de origen animal como la carne.

Otra posibilidad es comenzar por alimentos lácteos infantiles. Su textura y sabor le resultarán agradables y al tratarse de un alimento que también es rico en calcio, estarás cumpliendo con parte de los nutrientes que necesita al día. El hecho de que pueda comerlo él solo, hará que se le encante tomar yogur.

La carne es otra fuente de proteínas. Puedes comenzar con purés o tarritos que incluyan pollo o ternera entre sus ingredientes. Su textura y su suave sabor pueden ayudar a que tu pequeño coma proteínas de forma regular. Una vez empiecen a salirle los dientes, puedes probar por darle pollo cocido en pequeñas tiras para que su digestión le resulte más sencilla.


​NOTA IMPORTANTE: La OMS recomienda la lactancia materna exclusiva hasta los 6 meses y debería continuarse durante el mayor tiempo posible. Dado que los bebés crecen a ritmos diferentes, los profesionales de la salud deben aconsejar a los padres el momento apropiado para la introducción de los nuevos alimentos.


Y además:
¿Cuáles son sus necesidades nutricionales a partir del primer año?
¿Como introducir el gluten en su dieta?

por Redacción enfemenino

Puede interesarte