Inicio / Maternidad / Bebés y niños / 6 consejos para elegir la sillita de coche perfecta para tu peque

© Britax
Maternidad

6 consejos para elegir la sillita de coche perfecta para tu peque

por Redacción enfemenino Publicado en 1 de junio de 2016

Comienzan las vacaciones de verano y con ellas los viajes en coche. Probablemente tu familia y tú ya tengáis planeado dónde vais a pasar los próximos días, pero antes de partir, te sugerimos que eches un vistazo a estos consejos para que los más pequeños viajen seguros. ¿Qué hay que tener en cuenta a la hora de elegir la sillita del coche? Te lo explicamos.

Dos de las características principales que debemos valorar a la hora de comprar una sillita para el coche son la comodidad y la seguridad. Una vez tenemos esto claro, tener en cuenta factores como la edad, el peso y la altura de nuestros hijos serán esenciales para decantarnos por un modelo específico. Recordemos que el Reglamento General de Circulación establece que los menores con altura igual o menor a 1,35 metros deben viajar siempre en un dispositivo de retención infantil homologado, que además debe colocarse en los asientos traseros. Ahora que tenemos esto claro, vamos a ver qué pautas hay que tener en cuenta para elegir la silla más adecuada a las necesidades de nuestros peques.

© Britax

1. Comprobar que el modelo de silla se adapte a nuestro coche

Antes de adquirir la sillita es importante comprobar que cumple los requisitos para poder instalarla en nuestro vehículo. Para ello es importante leer bien las instrucciones de los fabricantes y fijarnos en qué tipo de sistemas de instalación lleva la silla y si es compatible con nuestro modelo de coche. Recuerda también comprobar que la silla lleve la etiqueta de homologación correspondiente, esta suele situarse en la parte posterior y es de color naranja.

2. Elegir la silla en función de la edad del niño

Existen tres tipos principales de sillas según el peso de los niños. En ellos debemos fijarnos antes de elegir la sillita:

  • Grupo 0 +: indicado para menores cuyo peso oscila entre los 0-13 kilos. Es decir, para bebés de hasta 15 meses aproximadamente.
  • Grupo 1: para niños entre 9-18 kilos y hasta cuatro años de edad.
  • Grupo 2/3: sillas orientadas a niños cuyo peso oscile entre los 15-36 kilos, de entre cuatro y doce años de edad, aproximadamente.

3. Sistema Isofix

Este sistema de instalación de las sillas de coche es el más seguro y recomendado por la Dirección General de Tráfico, por tanto, es importante asegurarnos de que el modelo que compremos lo incluya (y por supuesto, que nuestro coche sea compatible con él). Los anclajes Isofix proporcionan más estabilidad en caso de impacto lateral y mantienen el asiento en su sitio, incluso cuando el niño no está encima de él.

4. El cuarto punto de anclaje

Estos serían los puntos básicos a tener en cuenta antes de elegir la sillita, pero hay otros puntos en los que es conveniente fijarnos para garantizar la seguridad infantil. Uno de ellos es el anclaje del cinturón. Algunos estudios han advertido que los cinturones de tres puntos de anclaje, que se utilizan para sujetar al ocupante en los elevadores o sillas en el grupo 2/3, podrían no ajustarse correctamente al niño, colocándose por encima de la tripa. El sueño o el constante movimiento de los peques sobre un elevador con respaldo alto podría provocar este desajuste.

Para evitar esto, algunos fabricantes han desarrollado un nuevo método llamado SecureGuard. Consiste en un sistema que añade un cuarto punto de anclaje en el cinturón y que permite garantizar una posición segura: se mantiene sobre la pelvis de los peques, distribuyendo mejor la fuerza del impacto en colisiones frontales. Fijarse en esta característica a la hora de comprar la sillita para nuestro hijo puede ser un punto muy positivo.

5. Elevadores con respaldo alto

Además del anclaje del cinturón, también es importante tener en cuenta el respaldo de la silla, especialmente en aquellas del grupo 2/3. Es aconsejable que el cabezal del respaldo tenga forma de "V" para proteger tanto la cabeza como los hombros del niño. Además, algunos elevadores vienen equipados con el sistema XP-Pad, una almohadilla de doble capa que recubre el tramo diagonal del cinturón y que, en caso de sufrir un impacto frontal, absorbe hasta un 30% de la energía que transmite el cinturón al pecho del niño.

6. Elegir una marca de confianza

Que la silla se adapte a nuestro coche, a la edad, a la altura y al peso del peque, y que sea cómoda y segura, son requisitos tan importantes como el de escoger una marca de confianza. Debemos procurar que la marca nos garantice la homologación de las sillas, que tenga variedad de modelos y, muy importante, que realicen test de seguridad sobre sus propios productos. Britax Römer es una de las marcas que lo hacen: prueban la seguridad de sus modelos, el manejo, la ergonomía y las sustancias contaminantes. Solo así se garantiza el diseño de una silla de coche segura para los más pequeños.

por Redacción enfemenino

Puede interesarte