Inicio / Novias / Belleza / Del cuidado de la piel al peinado: guía esencial de belleza para novias

Novias

Del cuidado de la piel al peinado: guía esencial de belleza para novias

Patricia Álvarez
por Patricia Álvarez Publicado en 25 de febrero de 2016
66 compartidos

Todas las novias merecen lucir lo mejor posible en su boda, pero por suerte o por desgracia eso suele requerir algo de preparación. Acabar con las ojeras que produce el estrés, algún que otro granito inoportuno o conseguir una melena de cine son seguramente parte de tu lista de prioridades beauty para el gran día. Descubre nuestra guía esencial de belleza para novias en la que te damos los mejores consejos para no dejar nada al azar.

Una novia siempre quiere estar impresionante en su boda, pero cuando comienza la cuenta atrás puede ser difícil no entrar en pánico. El sitting de las mesas no te cuadra por ningún lado, la lista de invitados no hace más que cambiar y casi te da un vuelco el corazón cuando repasas el presupuesto. ¿Y se supone que después de todo este estrés y sobresaltos yo tengo que estar más guapa que nunca? Tranquila, todavía estás a tiempo de salvar la situación.

Cuidado de la piel

Como ya sabemos, el primer paso para tener una piel bonita es un buen cuidado y llevar una rutina de belleza que incluya limpieza e hidratación diarias. Sin embargo, es más fácil hacerlo que decirlo y cuando el estrés de la boda te supera es fácil caer en la tentación de descuidar tu piel.

Por ello, es también muy importante llevar una buena alimentación en las semanas previas al enlace. Cuidar tu piel desde dentro hará que ésta se vea más luminosa y con un tono más uniforme. ¿Cómo? Incluyendo en tu dieta todos los súper alimentos que puedas (semillas de chía, zumos detox, etc) y incrementando el consumo de frutas, verduras y hortalizas ricas en antioxidantes, como los arándanos, el tomate o la granada.

En cuanto a los tratamientos faciales, lo más recomendable es terminar con ellos un mes antes de la boda, así podrás notar sus efectos y habrán desaparecido las posibles rojeces o irritaciones que algunos de ellos pueden causar.

Adiós granitos

Por si organizar una boda no fuera lo suficientemente estresante, cuando un pequeño brote de acné hace su aparición puedes sentir que pierdes el control de la situación. ¡Que no cunda el pánico!

Siempre es mejor prevenir que curar, así que para evitar estos problemas lo mejor es, un mes antes del gran día, empezar con una rutina diaria que incluya limpiadores y exfoliantes suaves para eliminar las impurezas, e hidratación para evitar el efecto rebote y que la sequedad de la piel provoque una mayor secreción de grasa.

Si ya no estás a tiempo de evitarlo, utiliza además productos específicos que aceleren su desaparición, como aceite de árbol de té o ácido salicílico.

Manicura perfecta

Si hay un día en el que tu manicura tiene que estar perfecta, ese es sin duda el día de tu boda. Tus manos serán uno de los centros de atención, ya que todo el mundo querrá admirar tu recién estrenado anillo, y tendrás que abrazar, achuchar y bailar con tus invitados. Por ello, lo mejor es decantarte por la manicura permanente. Las uñas te durarán perfectas durante tres semanas y durante la ceremonia y el banquete no tendrás que preocuparte de estropear tu nail art ni de manchar con esmalte tu vestido impoluto.

Si eres de las que se muerden las uñas y ningún esmalte por permanente que sea te queda bien siempre puedes optar por las uñas acrílicas, y darles la forma y longitud que prefieras.

Sonrisa de anuncio

Es el día de tu boda, el momento más feliz de tu vida, por lo que probablemente sea uno de los días en los que más sonrías. ¿No querrás sentirte acomplejada por tus dientes y estar tapándote la boca como si fueras una tímida adolescente, verdad? ¡Estás a tiempo de cambiar lo que no te gusta!

Lo primero es empezar por una buena limpieza. Aunque lo ideal es hacerse una al año, si llevas tiempo sin visitar a tu dentista, pide cita para unas semanas antes de la boda. Tus dientes y encías no solo estarán limpísimos, sino que también estarán más sanos que nunca.

Si lo que necesitas es un blanqueamiento, háztelo con algo más de antelación, ya que son tratamientos que suelen sensibilizar algo los dientes, y lo ideal es que haya pasado algo de tiempo para que vuelvan a acostumbrarse a su ritmo normal.

Por último, si tu problema es mayor y lo que necesitas es una ortodoncia, puedes optar por las tradicionales (tanto metálicas como de porcelana) si tienes el tiempo suficiente como para terminar el tratamiento porque estés preparando tu boda con mucha antelación, u optar por la ortodoncia invisible o Invisalign. Al no ser fija, podrás quitártela durante ese día y volver a continuar el tratamiento al día siguiente.

Maquillaje

En lo que concierne al maquillaje, hay algunos aspectos básicos que debes de saber a la hora de elegir uno u otro. Lo primero que hay que tener en cuenta es que las cámaras, tanto de vídeo como de foto, suavizan mucho el maquillaje, por lo que si tu idea es ir muy, muy natural, es mejor que el día de la prueba lleves también cámara de fotos, para conseguir una intensidad con la que tú te sientas cómoda, pero que también sea apreciable en cámara.

Otro punto importante son los productos con factor de protección solar. Estos filtros reaccionan con el flash de las cámaras, por lo que si no quieres parecer un fantasma en tus fotos de boda tendrás que prescindir de ellos. Si tu boda es de día y al aire libre y temes quemarte con el sol, opta por filtros físicos en lugar de químicos, que dan un mejor resultado en cámara. Aun así, pruébalo siempre antes en casa para evitar sustos el gran día.

Por último, elige un maquillaje bastante atemporal y no uno con los colores de tendencia. Así cuando mires las fotos de tu boda dentro de 15 años te seguirás viendo bien.

¿Necesitas más trucos de maquillaje especiales para fotografía? Aquí los encontrarás todos.

Cabello

Un mes antes de la boda…
Es el momento de decidir si quieres hacerte un corte que funcione con el peinado que has elegido o dejar tu melena como está. Con un mes de antelación te dará tiempo a hacerte con tu nuevo corte o a probar diferentes peinados con el que ya tienes.

Dos semanas antes…
Los retoques de color, como raices o mechas tienen que hacerse con dos semanas de antelación, para que el color esté en su momento álgido. Si además quieres realizarte algún tratamiento de brillo o hidratación también es recomendable hacerlo en este plazo.

El día anterior…
Si llevas un recogido es importante que laves y seques tu cabello la noche anterior, así agarrará mucho mejor que recién lavado y tu melena tendrá más cuerpo.

El día de la boda…
Si llevas el pelo suelto lávalo y péinalo el mismo día para que se vea radiante y perfecto.

Celulitis a raya

Aunque el día de la boda nadie vaya a ver tus muslos ni tu abdomen (a no ser que te cases en bikini), en los días siguientes al enlace te irás de luna de miel, y si has elegido un destino paradisiaco seguro que querrás mantener la celulitis a raya.

Para ello, además de cuidar tu piel con cremas reafirmantes, llevar una alimentación sana y hacer algo de ejercicio, es recomendable que pruebes con alguno de estos tratamientos que ayudan a reducir y prevenir la celulitis. Carboxiterapia, mesoterapia, LPG... ¡Tú decides!



Y además:
Los tratamientos de belleza más demandados para novias
Test: ¿qué maquillaje de novia va más contigo?

por Patricia Álvarez 66 compartidos

Puede interesarte