Inicio / Novias / Belleza / La preparación para el matrimonio religioso

Novias

La preparación para el matrimonio religioso

Elena Bonet
por Elena Bonet Publicado en 22 de julio de 2009

Preparación para el matrimonio ¿es obligatoria?

Esta preparación no es obligatoria pero es muy recomendada. El sacerdote os incitará ciertamente a prepararos, de una manera o de otra, antes de aceptar uniros por la iglesia.

¿Cuándo comenzar tu preparación para el matrimonio?

¡Lo más pronto posible! Preferentemente 12 meses antes de la fecha prevista de vuestra boda, ya que algunos curas de pequeños pueblos están muy ocupados durante la época de más bodas.

La preparación consiste en una horquilla de 3 a 5 encuentros, que se organizan cada 3 meses aproximadamente.

¿A quién contactar?

Dirígete al despacho parroquial o directamente a un sacerdote o un diácono de tu parroquia (la iglesia más cercana) o a uno que conozcas.

Además de la preparación, fijaréis la fecha y la hora de vuestra boda y efectuaréis la reserva de una iglesia (en verano a veces se reservan con un año de antelación).

Los documentos a rellenar a lo largo de la preparación para el matrimonio.

- Un extracto de la partida de nacimiento de cada uno (expedido por el ayuntamiento del lugar de nacimiento).

- La partida bautismal de cada uno (expedida por la parroquia del bautizo). Si uno de vosotros dos no está bautizado debéis obtener una dispensa del obispo.

- Una declaración de intenciones, redactada conjuntamente, por la cual declaráis querer uniros, vivir y educar a vuestros hijos en la fe cristiana.

- Un certificado de matrimonio civil (que os será remitido por el ayuntamiento a la salida de vuestro matrimonio civil).

- Los nombres y datos de los testigos (que pueden ser diferentes de los que hayáis elegido para vuestro matrimonio civil).

Para todos los casos específicos (uno de los futuros casados está viudo, divorciado, de religión ortodoxa o protestante) pedid consejo a vuestra parroquia que os indicará los procedimientos a seguir ante el obispo o arzobispo.

Las diferentes preparaciones para el matrimonio:

Encontrar el sacerdote:

Conversaréis con el cura que hayáis decidido que os case en la iglesia, y hablaréis de vuestras motivaciones religiosas.

Os reuniréis con una “pareja guía”, ya casada religiosamente, que será testigo de su fe y os explicará los detalles de vuestra boda.

Arreglaréis con el sacerdote los pormenores de la ceremonia (cantos, lecturas, música). Es en este momento cuando elegiréis entre una misa y una bendición.

El párroco os ayudará a constituir el dosier administrativo de vuestro matrimonio así como la declaración de intenciones.

Centro de preparación al matrimonio (CPM):

En general, estos centros proponen dos o tres reuniones donde os encontraréis con otros prometidos y con parejas casadas como animadores. Los intercambios tratan generalmente sobre los compromisos del matrimonio cristiano y sobre las cuestiones que se les pueden plantear a los futuros cónyuges.

En muchas parroquias, además de estas reuniones, también se recomienda participar en un encuentro que tiene lugar el domingo. Esto permite a los futuros esposos asistir a la misa de una comunidad parroquial, aunque la mayoría de ellos non son practicantes.

El retiro:

Algunas parejas deciden hacer un retiro espiritual o participar en un fin de semana de reflexión. En presencia de otras parejas, pueden así dialogar sobre su futuro compromiso.

por Elena Bonet

Puede interesarte