La Lechera

Todo lo que necesitas saber si
eres intolerante a la lactosa

En colaboración con

¿Te sientan mal la leche y sus derivados? Más de la mitad de la población mundial sufre intolerancia a la lactosa, que se traduce en molestias después de consumir lácteos como la leche, los yogures, el queso o los helados. Los síntomas más frecuentes son la pesadez, el dolor estomacal y las náuseas. Esto se produce por una deficiencia de lactasa, que es una enzima especial que necesita el intestino para poder digerir la lactosa. Por lo tanto, si padeces alguno de estos problemas al consumir lácteos, lo ideal es que acudas al médico para conseguir un diagnóstico más exacto.

La intolerancia puede presentarse con diferentes grados, es decir, hay personas que pueden notar efectos consumiendo cantidades muy pequeñas de lactosa y otras que admiten una cantidad mayor. Sea cual sea el nivel de intolerancia, la única forma de evitar las molestias es eliminar de la dieta todos los productos que contengan lactosa. Pero eso no significa que haya que dejar de consumir lácteos, sino que hay que optar por los que no tienen lactosa. De hecho, los expertos recomiendan consumir entre 2 y 4 raciones de lácteos al día, ya que, por sus propiedades, nos aportan el calcio diario que necesitamos, así como otras grasas y proteínas esenciales.

¡Adiós lactosa! Recetas deliciosas para intolerantes

por Veronica Lopez 244 compartidos

Afortunadamente, cada vez cada vez hay más variedad de lácteos que no contienen lactosa, por lo que consumir las cantidades recomendadas no tiene por qué suponer ningún problema. Y esto no solo se reduce a tomarte un vaso de leche o un yogur, sino a poder disfrutar de muchísimos platos y postres que contienen lácteos. Recetas con nata, con queso… ¡ni siquiera tienes que renunciar a tomarte un helado! Lo único que debes hacer es elegir productos que indiquen en su etiquetado que no contienen lactosa. Aquí encontrarás todo lo que necesitas saber, desde las alternativas que tienes, hasta cómo hacer frente a la intolerancia en distintas etapas de la vida: infancia, embarazo… De este modo aprenderás a adaptar tu alimentación o la de tus hijos a lo que requiere esta intolerancia, sin sufrir ninguna carencia nutricional. ¡Despeja todas tus dudas!

Intolerancia a la lactosa: alternativas a la leche de vaca

por Redacción enfemenino 194 compartidos

¿Por qué los niños deben tomar lácteos?

por Redacción enfemenino 331 compartidos

Leche sin lactosa: mitos y verdades que debes conocer

por Redacción enfemenino 248 compartidos

Intolerancia a la lactosa: alternativas a la leche de vaca

por Redacción enfemenino 194 compartidos