Inicio / En forma / Salud / Las nuevas formas de yoga

En forma

Las nuevas formas de yoga

Elena Bonet
por Elena Bonet Publicado en 22 de diciembre de 2009

El más sofocante: el bikram yoga
¿El principio? Encadenar posturas y ejercicios de respiración a una temperatura de 40 º. Cuando el yoga y la sauna se unen el primero se vuelve muy eficaz para estirar al máximo el cuerpo y eliminar al mismo tiempo las toxinas. Las sesiones son bastante largas, de entre 60-90 minutos. Se trata de una práctica apta para todo el mundo, incluso para los principiantes. No obstante, está desaconsejada para las embarazadas, las personas mayores y todas aquellas que no soporten el calor.

El más beneficioso para la salud: el sex yoga
Como su nombre indica, el sex yoga es una disciplina algo particular, ya que se trata de una gimnasia para el útero: gracias a ejercicios de contracciones, la sangre fluye hacia útero con el objetivo de eliminar toxinas y protegerlo de quistes y fibromas. El sex yoga favorece la oxigenación del bajo vientre y permite armonizar el ciclo femenino, así como reducir los dolores del síndrome premenstrual.

El más dinámico: el ashtanga yoga
Ya conocíamos el yoga zen, pero ahora vamos a hablar de su versión dinámica. Se trata de encadenar con rapidez posturas y movimientos corporales para trabajar la sincronización de la respiración. Este tipo de yoga, más activo, muscula, mejora la flexibilidad del cuerpo y es excelente para tonificar en profundidad eliminando al mismo tiempo el estrés.

El más físico: el power yoga
Esta versión del ashtanga yoga procede de los Estados Unidos y es aún más dinámica. ¿El principio? Moverse y mejor dos veces que una. En el yoga clásico, los movimientos son más bien estáticos, en el power yoga, sin embargo, las posiciones van acompañadas de movimientos y saltos. ¿El resultado? Se trabajan todos los músculos y se estira todo el cuerpo. El power yoga es una actividad física que ayuda a remodelar la silueta. Es la alianza perfecta entre relajación y deporte.

El más flexible: el yogalates
La contracción de las palabras «yoga» y «pilates» dan nombre a esta disciplina, mezcla de ambas prácticas. Las posturas de yoga se acompañan de ejercicios de pilates y técnicas de respiración. Este tipo de gimnasia suave pero intensa libera tensiones y reafirma los músculos de maravilla, sobre todo los de la zona abdominal.

El más movidito: la salsaterapia
Es una disciplina muy reciente, mezcla entre salsa y yoga, que se inicia con una sesión de meditación para preparar el cuerpo y el espíritu para la sesión de salsa en la que participaremos a en la segunda parte de la clase. Cuanto mejor estemos mentalmente, mejor nos sentiremos a nivel corporal para quemar la pista de baile.

Consulta también:
El yoga
El pilates

Y nuestro artículo:
Lección de yoga con Aria

por Elena Bonet

Puede interesarte