Inicio / En forma / Salud / Tomar el sol, con precaución, es bueno para los huesos

© Getty
En forma

Tomar el sol, con precaución, es bueno para los huesos

Adrián Martín
por Adrián Martín Publicado en 10 de julio de 2013

Cuando llega el verano siempre escuchamos los innumerables peligros del sol pero, a pesar de que hay que tomarlo con precaución, también tiene efectos positivos más allá de vernos bien bronceadas... ¡Fortalece los huesos!

Siempre sucede lo mismo, nos pasamos el invierno deseando que llegue el sol y, cuando por fin es verano, nos abruman las alertas de lo peligroso que es exponerse demasiado o sin protección. Y sí, es una irresponsabilidad tomar el sol sin crema protectora, ¡pero también puede ser bueno para nosotras! Los días más largos y el buen tiempo no solo contribuyen a mejorar nuestro humor, sino que la exposición al sol también tiene innumerables beneficios para la salud.

Como señala el doctor Tomás Rodelgo, médico de Atención Primaria y experto de Onmeda.es, “en España tenemos la suerte de poder disfrutar de los beneficios de la exposición solar, que mejora la respuesta muscular e inmunológica, la resistencia en pruebas de tolerancia y disminuye nuestra presión sanguínea”. Y, añade, “reduce la incidencia de infecciones respiratorias; disminuye el colesterol y aumenta la hemoglobina que transporta el oxígeno en la sangre”.

Las consecuencias de todo ello son, según explica Rodelgo, "una mejora de la capacidad de trabajo cardiovascular y de la respiración (especialmente en asmáticos), la estimulación de las terminaciones nerviosas y un aumento de la síntesis de vitamina D, por lo que ayuda a calcificar nuestros huesos y nuestros dientes”. Y es que tomando el sol se pueden llegar a cubrir hasta el 80% de las necesidades de vitamina D del organismo, mientras que el 20% restante se consigue a través de la dieta.

La vitamina D está presente también en alimentos como el pescado, los huevos o la leche pero, lo cierto es que más de una encontrará en esta noticia una excusa perfecta para broncearse bajo el sol. Eso sí, recuerda que debes hacerlo con precaución y de forma segura, ¡por ti y por tu piel!

Puede interesarte...

por Adrián Martín

Puede interesarte