Inicio / Belleza / Cabello / 10 etapas por las que pasamos al dejarnos largo el flequillo

Belleza

10 etapas por las que pasamos al dejarnos largo el flequillo

Patricia Álvarez
por Patricia Álvarez Publicado en 22 de abril de 2016
84 compartidos

Cuando llevamos mucho tiempo luciendo flequillo, tomar la decisión de dejarlo crecer para cambiar de look puede ser un paso muy difícil de dar. Y es que no sabemos qué tiene esa pequeña parte de nuestra melena que podemos llegar a cogerle tanto cariño que despedirnos de él puede dolernos más que tirar a la basura nuestro par de vaqueros favoritos cuando ya no aguantan ni una puesta más. Te mostramos las 10 fases por las que todas las personas que se enfrentan a este trance pasan. ¡No estás sola!

El flequillo ha vivido sus años de gloria y, pese a que es un look que nunca pasa de moda, de un tiempo a esta parte ha experimentado un auténtico boom mediático. Pero llega un momento en la vida de toda mujer que se cansa de llevar flequillo y decide volver a mostrarle su frente al mundo. ¿Estás pensando en hacer lo mismo? ¿Has vivido alguna vez esta situación? Tranquila, no eres la única.

Todas las que hemos pasado por esto sabemos lo duro que puede llegar a ser, así que para animarte hemos preparado este decálogo que recoge las 10 fases por las que todas (absolutamente todas) las personas que intentan dejar crecer su flequillo pasan alguna vez en su vida.

1. Cuando comunicas tu decisión tu círculo de amigas se divide entre las que se posicionan a favor y en contra

2. Las primeras semanas serán geniales, pues al llevarlo un pelín más largo parecerás una diva de los 70...

3. ... Pero con el tiempo comienza a hacerse incómodo, especialmente cuando llegas a la etapa SIA

4. Las horquillas se convierten en un complemento indispensable para ti

5. Hasta que das con nuevas formas más ingeniosas de peinarlo

Trenza corona © Pinterest

6. Tus cejas vuelven a verse, por lo que llevarlas bien depiladas vuelve a ser un must

7. Llega un momento en el que te llega por la mejilla, y tú te sientes como un Backstreet Boy

8. ¡Por fin ha crecido lo suficiente como para sujetarlo detrás de la oreja y la vida vuelve a ser maravillosa!

9. Empiezas a disfrutar de no tener flequillo, y sobre todo de no tener que peinarlo y arreglarlo cada día

10. Hasta que ves la foto de la celebrity de turno con su flamante flequillo nuevo y empiezas a echar de menos el tuyo



Y además:
Cómo elegir flequillo según la forma de tu rostro
15 problemas que solo las chicas con flequillo entienden

por Patricia Álvarez 84 compartidos

Puede interesarte