Inicio / Cocina / Cocina española / El restaurante Can Fabes se despedirá el 31 de agosto

© Can Fabes
Cocina

El restaurante Can Fabes se despedirá el 31 de agosto

Lucia Quijano
por Lucia Quijano Publicado en 18 de julio de 2013

Este restaurante catalán, que fue dirigido por Santi Santamaría, cerrará sus puertas el próximo 31 de agosto. Can Fabes ha llegado a tener 3 estrellas Michelín aunque en la actualidad mantenga dos. La familia Santamaría ha declarado que uno de los factores principales por los que cierra el restaurante es por culpa de la crisis.

La crisis ataca de nuevo. Esta vez en uno de los restaurantes más prestigiosos de España. Can Fabes es un restaurante con más de doscientos años a la espalda y que ha conquistado el mundo de la gastronomía con 3 estrellas Michelín. Este restaurante, situado en Sant Celoni, presume de ser un lugar único, dónde se respira el amor hacia la gastronomía catalana y no existe el tiempo. Su modernidad y su culto al arte (la carta está creada por Antoni Tàpies) han hecho de este rincón catalán una referencia para todo amante de la cocina.

​La familia Santamaría ha declarado que el restaurante se despedirá de sus clientes el próximo 31 de agosto. El restaurante deja atrás "más de tres décadas de creación infatigable, de búsqueda de la máxima calidad en el producto" como bien ha declarado la familia en una carta oficial publicada el pasado jueves.

Santi Santamaría, fallecido hace dos años por problemas de corazón, dejó un legado de calidad y originalidad en Can Fabes que el restaurante ha sabido mantener hasta el último día. Sin embargo, el restaurante debe cerrar porque "carece de la viabilidad económica necesaria para seguir con un proyecto basado en la excelencia".

No es la primera batalla que pierde el magnifico cocinero catalán. El pasado mes de marzo también cerró el restaurante Santi, que el propio chef había creado en Singapur. Y Can Fabes, a pesar de haber renovado su imagen en el último año y haber mejorado su oferta gastronómica, pasando a ser dirigido por la hija de Santi y contratando como Chef a Xavier Pellicer, no ha podido mantenerse a flote debido a los problemas económicos que han podido encontrarse. El que Xavier Pellicer declarara a principios de año que se desvinculaba del restaurante solo fue un preludio para lo que ha tenido que pasar: el fin de una era gastronómica en Sant Celoni.

A pesar del cierre del restaurante, la familia se ha mostrado muy optimista. Porque, a pesar de que la aventura de este restaurante termine el 31 de agosto, Can fabes "continuará en los proyectos actuales y futuros de todas las personas que han pasado por nuestra cocina y nuestra sala".

Puede interesarte...

por Lucia Quijano