Inicio / Cocina / Cocina española / La cocina más refrescante: 5 recetas con frutas de verano

Cocina

La cocina más refrescante: 5 recetas con frutas de verano

Cristina Gonzalez
por Cristina Gonzalez Publicado en 6 de junio de 2017

¿Quién dijo que las fresas o el melón solo se podían tomar de postre? Aquí tienes varias recetas deliciosas elaboradas con diferentes frutas de temporada.

Si hay un período rico en frutas de temporada, ese es sin duda el verano. Durante la época estival no faltan frutas como las frambuesas, los melocotones, el melón, las cerezas o las nectarinas, por ejemplo. Todas ellas son ligeras, refrescantes y ricas en vitaminas. Además de estar deliciosas, también contienen muy pocas calorías, por lo que resultan una opción muy saludable a la hora de tomarlas en el desayuno o como tentempié. Pero, ¿y si vamos un paso más allá? Con la fruta no solo se pueden preparar platos dulces: también salados. Si quieres descubrir cómo elaborar todos estos platos, perfectos para los meses más calurosos del año, ¡sigue leyendo y toma nota!

1. Gratinado de fresas y melón

Ingredientes (para 4 personas):
- 300 g de fresas
- 1 melón
- 2 yemas de huevo
- 15 cl de nata líquida
- 60 g de azúcar
- 1 sobre de azúcar de vainilla

Elaboración:

Lavamos y cortamos las fresas por la mitad. Pelamos el melón y lo cortamos en rodajas más o menos gruesas. Mientras vamos precalentando el grill de horno. Untamos después el fondo de un recipiente apto para horno con mantequilla o aceite y colocamos en el las frutas. Mezclamos el azúcar con las yemas de huevo y batimos hasta conseguir una mezcla blanquecina. A continuación incorporamos la nata y cubrimos las frutas con la mezcla. Gratinamos y servimos caliente.

2. Ensalada de melón y mozzarella con albahaca

Ingredientes (para 4 personas):
- 1 melón grande o dos pequeños
- 250 g de mozzarella
- 4 cucharadas soperas de aceite de oliva
- 2 limas
- 1 ramillete de albahaca fresca
- Sal y pimienta molida
- Algunas almendras laminadas

Elaboración:
Cortamos la pulpa del melón en láminas o en bolitas con la ayuda de una cuchara especial para hacer bolas (como las de servir helados). Reservamos en una ensaladera. Cortamos la mozzarella en láminas finas o en bolas, como el melón. Alternamos en cada plato dos láminas de melón con una de mozzarella y salpimentamos. Picamos después las hojas de albahaca y las mezclamos con el aceite de oliva y el zumo de las limas exprimidas. Lo repartimos sobre el melón y la mozzarella y servir a temperatura ambiente.

3. Queso fresco con frambuesas

Ingredientes (para 4 personas):
- 250 g de frambuesas
- 600 g de queso fresco o requesón
- 1 cucharada sopera de miel
- 1 ramillete de cebollino
- Pimienta

Elaboración:

Limpiamos y escurrimos las frambuesas. Mezclamos el queso fresco con la miel, el cebollino picado, un poco de pimienta y algunas frambuesas. Repartimos la mezcla en varios boles y disponemos las frambuesas por encima. Servimos frío como entrante en un brunch o como postre en una comida convencional.

4. Bizcocho de cerezas y almendras

Ingredientes (para 6 personas):
- 250 g de cerezas
- 125 g de azúcar
- 100 g de harina
- 80 g de mantequilla a temperatura ambiente
- 80 g polvo de almendras
- 2 huevos grandes
- 1 cucharadita de café rasa de levadura química.
- Azúcar glas
- Algunas gotas de esencia de vainilla
- 1 pizca de sal

Elaboración:
Precalentamos el horno a 180°C. Trabajamos la mantequilla con el azúcar y el polvo de almendras. Añadimos los huevos y mezclamos bien. Después incorporamos la harina, la levadura y la sal. Añadimos la esencia de vainilla y las cerezas deshuesadas. Mezclamos muy bien. Vertemos todo en un molde para pasteles untado de mantequilla y enharinado. Horneamos durante 30-40 minutos. Dejamos enfriar el pastel y lo desmoldamos. Espolvoreamos por último un poco de azúcar glas por encima y servimos.

5. Albaricoques asados con albahaca y parmesano

Ingredientes (para 4 personas):
-
12 albaricoques
- 1 ramillete de albahaca
- 100 g de parmesano (en barra o en láminas finas)
- Aceite de oliva
- Pimienta
- Azúcar moreno

Elaboración:
Pelamos y cortamos los albaricoques por la mitad y retiramos el hueso. Los salteamos en el wok con un poco de aceite de oliva a fuego vivo. Cuando estén blandos los espolvorearlos con azúcar. Los retiramos del fuego. Disponemos los albaricoques en unos cuencos (o en tostas de pan) y añadimos la albahaca y el parmesano (en láminas finas), la pimienta y un chorrito de aceite de oliva. Servimos templado o frío, como entrante o como postre.

Aprende también a preparar unos deliciosos polos de frutas:


Y además:
6 planes gastro a los que no podrás resistirte este verano
Las terrazas imprescindibles para ser más feliz este verano

por Cristina Gonzalez

Puede interesarte