Inicio / Cocina / Cocina internacional / ¡Despierta la pasión! Descubre los alimentos más afrodisiacos

¡Despierta la pasión! Descubre los alimentos más afrodisiacos

Publicado por Redacción enfemenino
Publicado en 26 de junio de 2015

Se acerca el día de San Valentín y quizás hayas pensado en organizar una cena romántica en casa. Si tienes preparadas las rosas, las velas y la lencería sexy, solo te falta tomar nota de estos alimentos afrodisiacos que harán de tu noche, una celebración inolvidable.

Una buena cena puede ser el primer paso para conseguir una cita perfecta para San Valentín con tu pareja. Si te has decidido por sorprender a tu chico con tus artes culinarias, debes entrar de lleno en el mundo de los alimentos afrodisiacos. La psicología, o parte de ella, define un "afrodisiaco" como toda aquella droga que induce a la lujuria carnal, y hace que aumente el apetito sexual. Su nombre es una referencia a Afrodita, la diosa griega del amor. ¿Sabías que desde la antigüedad, hombres y mujeres recurrían a ciertos alimentos que, por su forma, aroma y nutrientes, estimulan el deseo y la potencia sexual?

Algunos afrodisiacos suelen funcionar estimulando nuestros sentidos (vista, tacto, olfato y oído) y otros se toman en forma de comidas y bebidas. Y es que si con una cena íntima el romanticismo está asegurado, incluyendo alguno de estos alimentos afrodisiacos, el resultado será una larga noche de pasión.Todos ellos pueden encontrarse con facilidad, incluso algunos los tenemos ya en casa. Por ello, no resultará difícil pasar de la sobremesa al momento de pasión en esta noche dedicada al amor. Para que comiences a forjar ese ambiente de pasión, aquí te dejamos las mejores canciones para hacer el amor:

El aguacate

Para hablar de la propiedad afrodisiaca del aguacate debemos remontarnos en el tiempo y viajar hasta el México de los aztecas. Y es que este pueblo llamaba al árbol del aguacate "Ahuacuatl" lo que significa "Árbol del testículo". Esta deliciosa fruta de una especial textura es muy apreciada por su capacidad como estimulante sexual. Eso se debe a su alto contenido en vitaminas D y E, que le dan un gran valor energético.

Dicen que el efecto afrodisiaco del aguacate se centra en su semilla, a la que más de uno recurre para mejorar su potencia viril. Si queréis sacarle el mejor provecho, sumergid las semillas en leche para que se ablanden antes de comerlas.

Si prefieres algo más clásico, te proponemos que pruebes a elaborar un tartar de atún y aguacate: sencillo de preparar y muy de moda. También puedes añadir aguacate a una ensalada completa que incluya frutas y verduras o a alguno de tus canapés. ¡Es un éxito asegurado!

El chocolate

¡Cuántas veces hemos oído decir que el chocolate es un sustituto del sexo! A esta afirmación no le falta razón y es que el chocolate es un alimento afrodisiaco.

Leyendas aparte, lo cierto es que el cacao tiene un alto efecto revitalizante sobre el sistema nervioso: contiene una sustancia llamada teobromina, que ayuda a combatir la fatiga y actúa como estimulante de las facultades mentales, mejorando la respiración(ventilación pulmonar), muy importante para alcanzar un mejor rendimiento sexual.

Como ya habrás imaginado, se trata de un ingrediente imprescindible en el postre de San Valentín. No importa si te has decidido por hacer románticos bombones en forma de corazón o una deliciosa tarta de tres chocolates. Está claro que este punto picante tan dulce, pondrá el punto y final perfecto a tu velada.

Los higos

El higo es otro de esos alimentos cuyas propiedades afrodisiacas ya eran conocidas por los antiguos y es que los egipcios y los griegos a menudo colgaban este fruto en sus collares y consideraban sagrada la higuera. De hecho, aún hoy, en algunos lugares del mundo, es costumbre poner un cesto con higos a la puerta de las chicas casaderas como muestra de interés.

Esta devoción primitiva se debía, en parte, a que un higo abierto emula los órganos sexuales femeninos. Teniendo en cuenta este símil, ¿por qué no pides a tu pareja que se coma un higo delante de ti? !Puede convertirse en un acto erótico y además es afrodisiaco!

Y, ¿dónde incluimos el higo en nuestra cita romántica? Quizás podamos dejarlo para la sobremesa, justo antes de irnos a la cama...

La miel

Muchas de las medicinas en tiempo de los egipcios estaban hechas a base de miel, incluyendo las curas para la esterilidad e impotencia. De hecho, Cleopatra se untaba con miel (y almendras) para atraer a los hombres. ¿Te lo imaginas?

Además, antiguamente, los amantes en su "luna de miel" bebían agua con miel de cebaba, para endulzarla... Y es que este nombre tenía un sentido muy concreto, ya que era costumbre regalar a los amantes jarras llenas de miel para que su primer contacto amoroso estuviera lleno de éxito.

La miel es un alimento de alto valor energético por su riqueza en vitaminas y minerales y altamente afrodisiaco. Y es que podemos endulzar tantas recetas con miel... Desde salsas hechas con mostaza para acompañar a la carne hasta una ligera vinagreta para nuestras ensaladas. ¿Qué prefieres tú?

La mostaza

La mostaza es otro de esos ingredientes que puede avivar la pasión en tu cena de San Valentín. Sin embargo, es importante que antes te asegures de los gustos de tu pareja. Se trata de un alimento con un sabor intenso que puede disgustar a tu acompañante. Si tienes la suerte de que tu chico sea fan de la mostaza, debes saber que antiguamente se creía que condimentaba a las parejas apasionadas, estimulando las glándulas sexuales e incrementando el deseo.

Además, en la Edad Media un antiguo remedio contra la impotencia consistía en frotar mostaza en el órgano sexual masculino para lograr una mejor erección. Con todo ello, parece que el éxito está asegurado si incorporas una cucharadita de mostaza en alguna de tus salsas para el pollo asado o en la vinagreta de tus ensaladas

Existen tres especies de mostaza: negra, blanca y amarilla. Puedes experimentar con cualquiera de los tres y llegará el momento de que dejéis volar vuestra imaginación

La trufa

Además de elegancia y distinción, la trufa también puede aportar ese toque más picante a tu cita de San Valentín. Se trata de un alimento muy valorado en el mercado y que, además, puede ayudarte a elaborar un menú propio de la noche más romántica del año.

La trufa es afrodisiaca. Así lo consideraban los griegos y los romanos, y sus ideas se basaban en que, al parecer, este tubérculo estimula y sensibiliza la piel cuando entra en contacto con ella. Quizás puedas jugar con el aceite de trufa y estimular así a tu pareja, no solo con el paladar sino también con el tacto, tal y como creían los antiguos.

Sobre la mesa puedes probar con una cena de tapeo tradicional en la que incluyas unos huevos rotos con trufa o, si buscas algo más elaborado, puedes incluir este producto en la carne picada que utilices para elaborar tus hamburguesas o como acompañamiento de unos tallarines. ¡Les dará un toque gourmet muy especial!

El vino

El vino ha sido desde siempre la excusa perfecta para una velada romántica. El vino relaja y estimula nuestros sentidos. Tiene todo lo necesario para convertirse en una experiencia erótica: desde el color del líquido, su movimiento en el vaso, su sabor y la textura que nos queda en los labios tras tomarlo.

Además, según un estudio llevado a cabo en Florencia, el consumo moderado de vino tinto puede aumentar el deseo sexual femenino. Con todo ello, se ha convertido en una de las bebidas afrodisiacas por excelencia y, por lo tanto, imprescindible para toda cena de San Valentín que se precie.

Busca un vino de calidad para acompañar tu cena y piensa que debe ser adecuado para el menú que has preparado. Intenta conseguir un maridaje perfecto en este día de San Valentín y el resto vendrá solo...

Las fresas

La unión de las fresas y la nata dispara nuestra imaginación en lo que a erotismo se refiere. Quizás hayan sido películas como Nueve semanas y media, en las que se explota la sensualidad de los alimentos, las culpables de esta unión irremediable entre sexo y comida.

Más allá de su forma y el erotismo que despierta en nosotras, la fresas son ricas en vitamina C, por lo que estimulan de forma directa las glándulas endocrinas y el sistema nervioso, que nos hace estar más receptivas ante cualquier estímulo sexual.

Puedes reservar algunas fresas para después de cenar y, una vez en la cama o en el salón, comienza a jugar con ellas sobre el cuerpo de tu pareja. Podéis vendaros los ojos y potenciar el resto de vuestros sentidos. ¡Será una experiencia inolvidable!

Las ostras

El marisco en general y las ostras en concreto son conocidos por sus propiedades afrodisiacas. ¿Se trata de su forma sexual o de los minerales que contiene? Sea como sea y si quieres darte un capricho en esta cena, no puedes dejar pasar la ocasión de reservar mesa en una buena marisquería o atreverte tú misma a preparar alguno de estos crustáceos.

Ya desde la época romana, las ostras se consideraban un potente afrodisiaco. La hipótesis se centra en el parecido entre las ostras y los genitales femeninos. Además, son muy nutritivas y ricas en proteinas. Por su alto contenido en minerales, las ostras favorecen la estimulación de las capacidades físicas y mentales.

La mejor manera de consumirlas es en crudo: además de disfrutar plenamente de su sabor, se potencian así sus cualidades afrodisiacas.

La vainilla

El caso de la vainilla se trata más bien de un producto afrodisiaco por su aroma que por el sabor que puede aportar a tus recetas. Y es que, ¿quién no ha ambientado algún encuentro romántico con una suave esencia de vainilla? Eso sí, cuidado con la intensidad porque puede resultar demasiado fuerte. Si utilizas esencias de olor en aceite, será mejor que diluyas unas gotitas en agua.

El efecto afrodisiaco de la vainilla ya era utilizado por los hindúes, quienes hacían uso de su dulce fragancia para crear un ambiente propicio para una relación sexual exitosa y deliciosa. Además, este fruto tiene un poder relajante que facilita el incremento de la pasión.

Te proponemos que visites un sex shop y compres un aceite sexual con aroma de vainilla. Puedes masajear a tu chico con esta esencia y el derroche de pasión está asegurado.

Las zanahorias

Otra buena razón para comer las saludables zanahorias es que se supone que son estimulantes para el hombre. Su forma fálica pudo asociar fácilmente esta creencia desde tiempos muy antiguos.

La zanahoria despierta el apetito sexual y mejora el rendimiento físico erótico, ya que contiene en una estructura química similar a la de las feromonas, activando el estímulo sexual. Hoy se conocen su rico contenido en vitaminas y betacaroteno.

Con todo ello, resulta un alimento que se puede integrar de forma sencilla en muchas de nuestras recetas. Te sugerimos que prepares una tarta de zanahoria para el postre. La carrot cake está muy de moda y suele gustar y sorprender por su sabor. Utiliza queso mascarpone para la cobertura y obtendrás un resultado delicioso.

El anís

El anís, usado en muchas cocinas para condimentar platos, es también un afrodisiaco. Ya era empleado por griegos y romanos que chupaban las semillas de anís para obtener efectos estimulantes.

En Oriente se emplea para curar la impotencia y como iniciación para los recién casados. Sus semillas pequeñas y aromáticas eran la base del Pernod, la bebida francesa que se puso de moda en Europa en el siglo XIX.

A la hora de incorporarla a tu cena romántica, puedes recurrir a añadir un chorrito de esta bebida en algún dulce casero como las rosquillas. Son una apuesta segura que, además, se puede comer ya en el sofá acompañadas de una copa de vino justo antes de que se encienda la pasión. ¿Qué te parece la idea?

El jengibre

El jengibre se ha puesto de moda en los últimos tiempos como tónico generalizado, pero cuenta con una tradición milenaria en Oriente: los chinos, por ejemplo, lo consideraban una hierba divina.

Tiene fama de ser un eficaz potenciador sexual, y hay quienes lo toman en forma de tibio unos 20 minutos antes de mantener una relación sexual. Estimula los nervios y vasos sanguíneos por lo que se aprecia a la hora de hacer el amor.

Por ello, te recomendamos que después de la deliciosa cena de San Valentín y, una vez que hemos terminado con el vino, prepares un par de infusiones que tengan el jengibre como su ingrediente principal. Puede ser el acompañante perfecto a un postre casero antes de que comience tu noche de pasión.

La menta

La menta fue la primera planta medicinal que empezó a utilizarse como afrodisiaco por su eficacia como estimulante suave del sistema nervioso, sobre todo en las mujeres. Incluso, William Shakespeare se refería a ella como un 'estimulante para los caballeros de mediana edad'.

Lo bueno de la menta es que puede conseguirse durante casi todo el año y se cultiva tan fácilmente que puedes tenerla en tu casa y utilizarla para esas recetas más especiales. Eso sí: procura que sea de la variedad de menta piperita, perfecta además para añadirle a las copas en una noche de amor como ésta.

Por otro lado, la infusión de menta sazonada con pimienta tiene una doble acción; por un lado es un calmante del sistema nervioso y por otro un excitador de los órganos genitales. La variedad poleo es, además, una variedad que estimula la producción de hormonas femeninas.

La canela

Seguro que éste era uno de los productos que más esperabas en esta lista y es que la canela es un popular afrodisiaco que ya se empleaba en la antigüedad, como condimento y en forma de aceite para masajes. Por lo visto, es efectivo sobre todo en las mujeres como estimulante sexual. Dicen que las mujeres que han tomado canela son más seductoras y toman más la iniciativa a la hora de hacer el amor.

Como ya hacían nuestros antepasados, en una noche como la de San Valentín todo está permitido. Puedes utilizarla para aromatizar postres pero también se puede incluir en ensaladas, sopas y guisos, o incluso para dar sabor a algunas bebidas, como el ponche.

Por otro lado, los aceites de masaje con olor a canela así como los lubricantes con su sabor, pueden ser vuestros mejores aliados en la cama. ¡Atrévete a probarlos!

El ajo

El ajo puede ser un arma de doble filo en un encuentro romántico. Por un lado, contamos con sus probadas cualidades afrodisiacas pero, por otro lado, si lo incluimos en nuestra comida, debemos pensar en su fuerte sabor, su digestión más lenta y el aliento que dejará... ¡Mucho cuidado! Tendremos que buscar algunas recetas en las que tenga una presencia sutil.

La mayor cualidad del ajo es que ayuda a mantener el organismo en un estado saludable: está probado que si se toma a diario como parte de la dieta habitual o en cápsulas, aumenta la energía vital, y eso puede traducirse en un mayor rendimiento sexual.

El ajo posee un gran poder nutritivo y es rico en vitaminas B y C, pero su poder se encuentra en su aceite volátil que provoca su característico aroma, con propiedades antisépticas,considerado afrodisiaco por su efecto calentador del organismo.

El apio

En la fría velada de San Valentín, un caldo elaborado con apio puede ser el inicio perfecto para entrar en calor en esta tórrida noche en pareja.

Al igual que cualquier alimento que actúe sobre los órganos urinarios, el apio tiene un moderado efecto afrodisiaco que se potencia de un modo especial si nos tomamos su caldo. Además, unido a la remolacha, el efecto es mayor. Eso sí, intenta no preparar ninguna ensalada con lechuga para esta noche, ya que se anularían todas sus propiedades.

El apio contiene vitaminas A, B, C, P, minerales y oligoelementos; reduce el colesterol y ayuda a mejorar la circulación sanguínea. Y, como es obvio, esos beneficios sobre la salud repercuten a la hora de mantener relaciones sexuales. Como dato curioso, ten en cuenta que los romanos ofrecían el apio a Plutón, dios del sexo y del infierno.

La nuez moscada

Muchas especias tienen propiedades afrodisiacas pero si alguna destaca entre todas ellas, esa es la nuez moscada. Y es que desde tiempos remotos, es empleada como hierba afrodisiaca.

Su fama viene dada porque ayuda a retrasar la eyaculación, por esto tiene la reputación de ser el mejor amigo del hombre. Quizás sea la forma más efectiva de no salir de la cama en la noche del 14 de febrero y conseguir relaciones sexuales totalmente placenteras...

Por sorprendente que resulte, en los países asiáticos, especialmente en China, la nuez moscada se usa como afrodisiaco para la mujer, aunque no es muy potente para ellas. Sea como fuere, puedes incluir esta especia en muchas salsas de tus platos de pasta para darle ese toque de sabor especial o, si lo prefieres, aprovecharte de su fragancia dulce y sensual para aromatizar tu habitación.

El plátano

Por razones obvias, el plátano siempre se ha considerado una fruta de alto contenido erótico. Su forma fálica nos hace pensar en él como alimento afrodisiaco pero no se trata solo del aspecto exterior de esta fruta, su secreto estimulante reside en su interior.

Su alto contenido en potasio y vitamina B es indispensable para la creación de hormonas sexuales. Es por este motivo por el que resulta uno de los alimentos más afrodisiaco que existe. Te proponemos que pongas en marcha tu lado más juguetón y seductor y utilices un plátano para encender la chispa de la pasión esta noche de San Valentín.

Como ves, la lista de alimentos afrodisiacos es muy amplia e imaginar un buen número de recetas para poner un punto y final completo a la noche más romántica del año.

Y además:
Los restaurantes más románticos para San Valentín

Los 10 mejores postres con chocolate para San Valentín

¿Quieres saber más? Especial san Valentín 2016

Puede interesarte

Comentarios