Inicio / Cocina / Cocina internacional / La comida italiana

La comida italiana

Publicado por Elena Bonet
Publicado en 13 de septiembre de 2011

Del Piamonte a la Toscana y de los Abruzos a Sicilia, date una vuelta por los sabores de la comida italiana. Cada región, ya lo verás, tiene sus propias especialidades culinarias. Cada una da lo mejor de sí misma con verduras llenas de sol o quesos aromatizados a deseo.

Las especialidades de la comida italiana
En la carta de los restaurantes italianos descubrirás las especialidades en las que se basa la cocina de este país. ¡Es imprescindible leerla antes de irse de vacaciones allí!

Bruschetta
Se trata de pequeñas rebanadas de pan con verduras recubiertas o no, de queso gratinado. ¿La base? Se recubre una tostada con tomates, calabacines o berenjenas, un poco de ajo, algunas hierbas aromáticas, una chorrada de aceite de oliva, de queso parmesano... Unos minutos al horno ¡y listo! La bruschetta sirve de antipasta, de primer o de segundo plato, según que sirva como acompañamiento o no. También se encuentra con dados de tomate natural o una simple chorrada de aceite de oliva.

Lasañas
Las lasañas forman una especie de gran milhojas de amplias láminas de pasta entre las que se intercala una mezcla de salsa boloñesa y de bechamel. Se sirven gratinadas con queso y acompañadas de una ensalada verde.

Pizza
Es imposible resistirse a una deliciosa pizza... Célebres en el mundo entero, las pizzas despiertan un sentimiento unánime. ¿La pizza emblemática? ¡La margarita, por supuesto! Se trata de una mezcla de salsa de tomate y de mozzarella. Redondas o presentadas en porciones, las pizzas se comen en cualquier ocasión.

Helado
¡Ah, los helados italianos! Presentados en conos o en terrinas, se derriten por la generosidad de sus porciones. Prueba el helado de stracciatella: un helado de vainilla realzado con pequeños copos de chocolate negro. ¡Una especialidad italiana!

Tiramisú
La estrella de los postres italianos. ¿El principio? Bizcochos de soletilla empapados en una mezcla de café y de licor cubriendo el fondo de una fuente para pastel. Por encima, una mezcla de mascarpone, de huevos y de azúcar... Después de pasar por la nevera, se sirve espolvoreado con cacao.

Pannacotta

La famosa crema italiana realzada o no con zumo de frutas... El panna cotta está en la carta de numerosos restaurantes. Nos gusta por su untuosa consistencia y sus granitos de vainilla mezclados con la nata líquida durante la cocción.

Pasta
Las pastas italianas: raviolis, espaguetis, tagliatelles, gnocchis, penne, farfalle... se saborean a diario y, sobre todo, al dente. Una especialidad italiana: ¡los espagueti a la carbonara! Con una mezcla de nata líquida, huevos crudos y beicon.

Escalopines a la milanesa
Pequeños escalopes de ternera empanados ¡y dorados según el gusto! Para que tengan esta apariencia, se mojan en huevo batido antes de pasarlos por pan rallado y de echarlos a la sartén. Con el espagueti, es una verdadera delicia.

Parmigiana di melanzane
Berenjenas, parmesano y una cocción a fuego lento... Esto da un tipo de gratinado de berenjenas y de queso fundido incomparable. Una receta de la que sólo las verdaderas mamma italianas conocen el secreto.

Carciofi a la romana
Son unas alcachofas rellenas de una mezcla de ajo, de menta y de aceite de oliva, hechas en sartén. Constituyen un delicado acompañamiento para una carne o un pescado hechos a la parrilla.

Un menú típico de la cocina italiana
Antipasta (antipasti). Se tratan de pequeñas obras de arte tales como pimientos marinados, buñuelos de sardina o calamares fritos que se saborean antes de la comida principal para abrir el apetito.
> Sigue el primo piatto, el primer plato. Generalmente son pastas de todo tipo, arroz, sopa minestrone o polenta.
> En cuanto al secondo, ¡se trata del plato fuerte! Compuesto de carne o pescado, este plato se sirve con un contorno (una guarnición de verduras cocidas o una ensalada).
> A continuación, no hay queso, se pasa directamente al postre (dolce). La comida se concluye con un café y se rocía con un licor (liquore).

Los productos emblemáticos de la cocina italiana
¡Lo que tienes que guardar en tus maletas o lo que debes encontrar en una tienda de ultramarinos italiana cerca de casa!

Quesos

Parmigiano reggiano, Grana padano... El parmesano es un imprescindible de los quesos italianos. Del mismo modo, fíjate en la mozzarella di buffala que no tiene nada que ver con la mozzarella de caucho industrial. En cuanto a la ricotta y al mascarpone son quesos frescos que sirven de base a postres o composiciones saladas.

Embutidos

El jamón york de la costa de Italia. Jamón (prosciutto) de Parma o San Daniel... El jamón se saborea en cualquier rincón de la calle. Incluso lo mismo para la bresaola. Esta carne de ternera sin grasa, salada, secada y servida cortada en finas lonchas. Déjate tentar igualmente por algunas rodajas de copa o de salami (salchichón).

Delicatesen

El grissini, estos palitos de masa de pan, hacen la delicia de tus aperitivos y te ayudan a esperar antes de la llegada de los antipasti en los restaurantes italianos.

> Idem para los tarali classici, una especie de anillas de pasta salada que se modisquean cuando tienes mucha hambre.

> El panettone, este brioche jouflue relleno de frutos secos, también es imprescindible en las fiestas de Navidad, las meriendas e, incluso, los desayunos italianos.

> ¿Y la polenta? Esta fina sémola a base de harina de maíz. Generalmente se sirve en galettes. Se deja dorar en la sartén.

Puede interesarte