Inicio / Cocina / Cocina internacional / Cómo transformar un aperitivo barato en algo gourmet

© istock
Cocina

Cómo transformar un aperitivo barato en algo gourmet

por Redacción enfemenino Publicado en 26 de septiembre de 2017

El concepto de aperitivo en sí mismo se ha convertido en una forma de pasar tiempo con amigos, compartir buenos momentos. Aquí tienes algunos consejos para conseguir hacer un aperitivo de 10 sin salir de casa.

¿Y a ti qué te gusta más? El típico aperitivo contundente con el que con un solo plato ya casi has comido o prefieres picar y picar hasta saciar tu hambre acompañando la comida con un buen vino. En cualquier caso, toda ocasión es buena para sorprender a tus amigos con un aperitivo de 10 sin salir de casa. A continuación vas a encontrar varias opciones para salir de las típicas aceitunas, frutos secos y tortilla de patata y preparar un aperitivo mucho más gourmet para sorprender a tus invitados. ¡Y lo mejor de todo! Sin tener que preparar una comida elaborada que te llevaría horas en la cocina. ¡Apunta!

© iStock

1. Haz una revisión de tu despensa

Muchas veces no somos conscientes de que no hace falta comprar exquisiteces para preparar un buen aperitivo. Con lo que tenemos en nuestra despensa puede ser suficiente para elaborar un buen picoteo digno de chef y de la manera más económica, elegante, fácil y barata. Nuestra recomendación es que siempre tengas un buen fondo de despensa con provisiones como: tomates secos, queso fresco, sardinas, atún natural, eneldo, cebollino, albahaca, cilantro... y pan, como por ejemplo, el pan wasa o el de cereales.

2. Ideas de aperitivos

Para acompañar a los palitos de pan, tostas, chips naturales o palitos de sésamo puedes utilizar los siguientes productos:

>Unos tomates secos con ajo, aceite de oliva, pimienta de Espelette y una mezcla de hierbas, que funcionan a la perfección para este tipo de picoteo. Como base unas tostas crujientes con queso de cabra serán perfectas.
>Otra opción es utilizar una lata de atún mezclado con queso fresco, hierbas y un chorrito de aceite de oliva (o un poco de mantequilla blanda). También puedes hacerlo mezclando trucha ahumada y trucha fresca. Para acompañar puedes poner unos palitos de pan o unos pepinos o zanahorias cortados en palitos e incluso añadir salmón o caballa.
>Igualmente puedes optar por unas sardinas mezcladas con aceitunas verdes o tomates secos, queso fresco y algunas hierbas.
>Las olivas negras o verdes son perfectas para una tapa casera. Puedes añadir anchoas, alcaparras, aceite de oliva, piñones servido con crudités cortados en palitos. También puedes incorporar un poquito de carne de berenjena horneada.
>Y también, unas rodajas de pan tostado untados con ajo añadiendo tomates en cubitos y virutas de parmesano, verás que tapa más suculenta.

3. Productos frescos para tapas calientes

Con tan solo unas verduras frescas puedes preparar un aperitivo de lujo. Aquí tienes varias opciones:

>Puedes optar por los palitos clásicos hechos a base de vegetales crudos (zanahorias, pepino, coliflor, hinojo, endibias ...) y para mojar preparara algo de mayonesa, una salsa de queso o algo de este tipo.
>Unas rebanadas de rábano negro o remolacha cruda cortada en rodajitas muy finas con un poco de camarón.
>Las virutas hechas con vegetales como las patatas, las remolachas, el nabo... será toda una sorpresa para tus invitados. Asimismo, el gazpacho o las verduras frías servidas a modo de crema serán perfectas.

4. Ideas para un aperitivo para niños

El congelador también puede ser un gran aliado a la hora de preparar tu aperitivo. Por ejemplo, para los niños te recomendamos unas alitas de pollo a la parrilla y marinadas para comer con las manos y acompañadas con una salsa de cacahuetes (si es casera, mejor).

5. Las mini pizzas

Siempre será mejor que la masa de la pizza sea elaborada en casa pero si no quieres romperte la cabeza puedes comprar masas ya hechas e incluso congeladas. Como guarnición opta por verduras de temporada aunque también puedes añadir tomates secos, hierbas aromáticas, calabacín y una buena mozzarella, sin olvidar las aceitunas negras.

6. Pinchos como aperitivo

Los pinchos o las brochetas siempre son una de las mejores opciones para un aperitivo. Se pueden comer con las manos y son muy rápidos de hacer. Algunos de los ingredientes un poco diferentes a lo que estamos acostumbradas que puedes utilizar para tus pinchos gourmet son por ejemplo sandía de temporada, los camarones, las hojas de menta o la trufa de remolacha cruda, el pollo marinado o el rábano.

7. La presentación de tu aperitivo

Para que el aperitivo sea sobresaliente debes tener en cuenta una serie de cosas que harán que tus preparados pasen de ser un buen aperitivo a un aperitivo de 10. La combinación de colores que incitarán a no resistirse a probarlos como por ejemplo el rojo, el verde y el blanco. Unas velas para ambientar la estancia, unas servilletas de papel bonitas e incluso apostar por un aperitivo temático: japonés, indio, vegetariano, mediterráneo... Siempre dependerá de tus gustos y de los de tus invitados. ¿Preparada para dejarles con la boca abierta?


Y además:
La vuelta al mundo en 30 ensaladas
¡Empieza a cuidarte! 5 recetas sanas imprescindibles para este otoño

por Redacción enfemenino

Puede interesarte