Inicio / Cocina / Cocina internacional / Carbonara, baby! La receta de pasta perfecta es posible

© iStock
Cocina

Carbonara, baby! La receta de pasta perfecta es posible

por Redacción enfemenino Publicado en 18 de julio de 2017
157 compartidos

Si hay una receta de pasta a la que no podemos resistirnos, esa es la carbonara. Su cremosidad, el bacon crujiente, el sabor a queso... ¿Quién puede negarse a esta receta casera? Tenemos las claves para que consigas preparar un plato delicioso. ¡Toma buena nota!

Italia tiene ese encanto especial que nos encanta. No sabemos si es la historia que encontramos en cada uno de los rincones de sus ciudades, ese acento que nos atrapa o las delicias que podemos probar cuando nos sentamos a la mesa. Precisamente porque nos encanta la gastronomía italiana, queremos darte nuestra mejor versión de la receta de pasta a la carbonara.

Esta receta tan fácil de elaborar nunca decepciona: combina ingredientes sabrosos y es muy nutritiva y deliciosa. Tan solo necesitas el tipo de pasta que más te guste, panceta o bacon, nata, huevo, cebolla y… ¡Ya está! Para nosotras, la nata es clave en esta receta. ¿Sabías, sin embargo, que los italianos no la utilizan para elaborar la verdadera carbonara? Se trata de un producto poco utilizado en Italia, ya que no aguanta demasiado calor y parece que su empleo en esta receta solo está destinado a quienes intentamos simular las maravillas de la cocina italiana.

© Pinterest

La receta

Ingredientes (para 2 personas)

  • 200 - 300 g de tagliatelles frescos o secos
  • 2 yemas de huevo
  • 25 cl de nata líquida
  • Una cebolla troceada
  • Un diente de ajo picado
  • 100 g de queso parmesano o gruyère rallado
  • Bacon ahumado
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Pimienta

Modo de elaboración (con nata):

Cocer la pasta, según el tiempo indicado, en una olla grande con agua hirviendo salada. Mientras tanto, dorar las cebollas y el ajo en una sartén con el aceite. Al cabo de 5 minutos añadir el bacon en la sartén y dorarlo a fuego lento. Después, batir la nata con una yema de huevo y verterla, apartada del fuego, en el sofrito de cebolla y bacon. Probar, salpimentar y remover sin parar durante 2 minutos a fuego lento. En cuanto espese ligeramente, podemos apartar del fuego.

Modo de elaboración (sin nata)

Cocer los tagliatelles según el tiempo indicado. Dos minutos antes de finalizar la cocción de la pasta, poner a fuego lento dados de bacon con ajo picado en una cacerola con aceite.

Después, hay que batir en una ensaladera los huevos enteros, la mitad del queso rallado, sal, pimienta y el aceite hasta obtener una mezcla homogénea. Cuando los tagliatelles estén cocidos, los vertemos en la sartén con el sofrito de bacon. Sobre esta preparación, agregar los huevos/parmesano y remover bien hasta integrar todos los ingredientes.

Esta forma de evitar la nata, puede ser una versión algo más ligera de la carbonara a la que estamos acostumbradas. ¡Pruébala!

Algunos de nuestros trucos

  • La receta original no lleva nata: la mezcla cremosa se obtiene por la emulsión del agua de la cocción con los huevos. Aun así, si quieres añadirla, reemplaza las claras de huevo por la misma cantidad de nata.

  • Si es necesario, alarga la mezcla poco a poco con unas cucharadas de agua de la cocción para no cocer los huevos, sino transformarlos en crema.

  • Fuera de Italia, es normal añadir otros ingredientes a la receta, además de la nata, a nosotras nos encanta con champiñones. Incluso hay quienes, en un intento de hacer una variedad más ligera, agregan guisantes.

  • Esta salsa, bastante rápida, se elabora en el último momento, cuando la pasta se está escurriendo.

  • ¡Cuidado! La nata se estropea muy fácilmente, por lo que recomienda no recalentarla: con un par de minutos en el microondas será suficiente.

  • Puedes añadir tomillo fresco en la nata, pero las finas hierbas son facultativas; reemplázalas por hierbas aromáticas secas.

  • Añade un poco de leche si el conjunto parece seco.

  • Se aconseja calentar los platos durante unos cinco minutos a 150°, ya que la pasta se enfría rápido.

  • Para resaltar el sabor del plato, se le pueden añadir 20 cl de vino blanco.

  • Se puede añadir pimentón para dar fuerza a la salsa.

  • Añadir eventualmente nuez moscada, chalote...

  • Antes de pelar el ajo, aprieta la raíz de cada diente para quitar el tallo interior, es indigesto.

¿Y si le das un giro a tu carbonara?

Puedes variar la elección de la pasta. Pasta larga como los espaguetis o corta como el farfalle. Puedes utilizar papardelle o linguine en lugar de tallarines (¡mejor si son frescos!). La pasta hueca como el rigatoni o el penne regate suele ser la preferida, ya que retiene más salsa y permite una cocción más fácil.

¿Y si sustituimos el bacon? Prueba con panceta si la operación bikini no es una de tus preocupaciones. En caso contrario, puedes sustituir el bacon por taquitos de jamón serrano, pollo a la plancha o pato.

Dale un toque especial a la salsa incorporando una cucharadita de mostaza. ¡Es una delicia!

Sí, la carbonara también puede ser una receta vegetariana. Para ello, reemplaza la panceta por alcachofas, brócoli, calabacín, puerros, zanahorias y/o pimientos. Las verduras deberán ser asadas y mezcladas con una preparación a base de huevos, queso parmesano, sal y pimienta.

Y si buscas una receta más exótica, échale un vistazo a esta combinación de pasta y aguacate:

​Y además:
Estas son las cosas que toda persona loca por las pizzas debería tener

Buon apetito! Descubre la mejor receta para las bases de tus pizzas

por Redacción enfemenino 157 compartidos

Puede interesarte