Inicio / Cocina / Cocina internacional / ¿Pagarías más de 2.000 euros por comerte la hamburguesa más cara del mundo?

© iStock
Cocina

¿Pagarías más de 2.000 euros por comerte la hamburguesa más cara del mundo?

Laura Sutil
por Laura Sutil Publicado en 16 de junio de 2017

2.300 euros es el precio que ha alcanzado la que hasta el momento parece ser la hamburguesa más cara del mundo. ¿Estarías dispuesta a gastarte ese dinero en un bocado propio de los dioses?

¡Carnívoros del mundo, la hamburguesa más cara del mundo ya es una realidad! Y si crees que estarías dispuesta a cualquier cosa por disfrutar de una buena burger, te anticipamos que conocer el precio de esta creación quizás te haga cambiar de idea. Y es que el chef holandés Diego Buik ha creado la hamburguesa más gourmet de cuantas hayan existido: una receta que alcanza los 2.300 euros. Sí, entre otras extravagancias, lleva oro de 24 quilates. ¡Mira qué pinta tiene!

Desde el restaurante South of Houston en La Haya, Buik es uno de los más aclamados chefs de Holanda siendo un auténtico experto en el mundo de las hamburguesas. Así, un día decidió entrar en el Libro Guinness de los récords con una hamburguesa gourmet, una tarea nada sencilla si tenemos en cuenta que la hamburguesa reina estaba valorada en 2.000 euros. Pero sí, con una diferencia de 300 euros, él lo consiguió.

Además de entrar en el libro Guinness de los récords, esta hamburguesa ya ha entrado también en la experiencia vital de algunos comensales. Ya son varias las personas que han decidido invertir "sus ahorros" en probar esta receta en el restaurante de Buik, donde el resto de hamburguesas de la carta se venden por unos 15 o 20 euros.

¿Cuáles son los ingredientes de la hamburguesa más cara del mundo?

Si te estás preguntando cuál es el secreto de tanto lujo, allá va la lista de ingredientes que nos hacen entender un poco más el elevado precio:

Empecemos por la carne, de la vaca japonesa Wagyu, unos de los animales más consentidos del planeta. Además de la carne, incluye langosta Oosterschelde infusionada con ginebra Hermit Dutch Coastal. Su elevado precio se debe también a la inclusión de foie gras, trufas blancas, queso Remeker, jamón ibérico, lechuga francesa, tomates japoneses y caviar. Todo ello va aderezado con una salsa que contiene langosta, café Jamaica Blue Mountain, vainilla de Madagascar, azafrán y salsa de soja. Por si el relleno no fuese lo suficientemente lujoso, el pan es un brioche de azafrán recubierto con una lámina de oro de 24 quilates.

Con todo ello, ¿viajarías a Holanda para degustarla? Nosotras quizás nos conformemos de momento con intentarlo con esta creación:

Y además:
Pizza de unicornio, ¿algo se nos está yendo de las manos?
Brushstroke, las tartas rusas que desafían la gravedad y encantan en Instagram

por Laura Sutil

Puede interesarte