Inicio / Cocina / Cocina internacional / ¡Llena tu vida de sabor! Vinagretas y otros aliños para ensaladas

¡Llena tu vida de sabor! Vinagretas y otros aliños para ensaladas

Publicado por Redacción enfemenino
Publicado en 29 de septiembre de 2016

Que el verano haya tocado a su fin no significa que se haya terminado la temporada de ensaladas. Por eso, seguimos pensando en la forma de hacer aún más deliciosas tus recetas. No te pierdas a continuación todo lo que necesitas saber sobre la vinagreta y otros aliños para tus ensaladas.

Más allá de la clásica vinagreta con la que acompañamos los langostinos, existen otras posibilidades que explorar. Pero, antes de empezar a combinar ingredientes tienes que tener en cuenta algunas nociones. Por ejemplo, ¿sabías que no todos los tipos de vinagre encajan con cualquier variedad de aceite? ¿Y qué puedes conseguir un sabor dulce gracias al café? Hoy te desvelamos estos y otros secretos sobre los aliños que harán que tus ensaladas tengan tan buena pinta como estas:

Punto uno: no todos los tipos de vinagre encajan con todas las variedades de aceite

Tal y como su nombre indica, el vinagre es uno de los ingredientes principales de casi todos los aliños. Pero para posibles haters de su sabor ácido , tengamos en cuenta que lo podemos neutralizar ligeramente si añadimos aceite y una pizca de sal. En cuanto a la materia prima, el vinagre, podemos escoger entre diferentes tipos: vinagre de vino, de jerez, de frambuesa, balsámico, de estragón, de chalote, etc.

Lo mismo ocurre con el aceite. Como sabes, aceites como el de girasol tienen el sabor más neutro que el de oliva, por ejemplo. Te recomendamos que tampoco dudes a la hora de probar algunos de origen vegetal como los aceites de avellana, de macadamia o de nuez. Puesto que son más aromáticos, darán lugar a recetas más sabrosas y sorprendentes.

Punto dos: ¿cuál es la cantidad adecuada?

Aquí solo hay una cosa clara: sobre gustos no hay nada escrito. Por eso, a la hora de combinar ingredientes piensa: ¿te gusta mucho el vinagre? O, al contrario, ¿huyes de su acidez? En general, se suele echar dos veces más de aceite que de vinagre (3 cucharadas soperas de vinagre para 6 cucharadas de aceite, por ejemplo). Pero, una vez más, pruébalo y elige lo que mejor te convenga.

Punto tres: algunos consejos muy útiles

  • Si el sabor del vinagre te resulta muy intenso, puedes incorporar un chorrito de agua para rebajar la combinación. Eso sí, después de incorporarlo, rectifica de sal porque puede que quede demasiado insípida.

  • En el caso de que busques un resultado algo más denso para incorporarlo como acompañamiento a un pescado, por ejemplo, puedes incorporar algunas yemas de huevo crudas con las que conseguirás que espese y, además, se intensifique su sabor.

  • Para integrar bien todos los ingredientes, emplea un tenedor o pruebe con un sencillo truco: si mezclas todo en una botella de vidrio y la remueves enérgicamente.

  • Por último, si quieres conservar la vinagreta durante varios días, lo mejor será que la conserves en una botella hermética en el frigorífico.

Punto 4: dale un toque diferente

Puedes añadir otros ingredientes, como mostaza (por lo menos 1 cucharada de café), zumo de limón, pimienta, etc., e incluso reemplazar el vinagre y el aceite. También puedes atreverte e introducir algunas verduras picadas como ajo, chalote o cebolla. Otra de las formas de dar ese toque especial a tu vinagreta es incorporar algunas de tus hierbas aromáticas preferidas, por ejemplo perejil , albahaca para las ensaladas de pasta o tomillo para acompañar a la carne.

Y si quieres dotar de un toque de lo más hipster a tu salsa, nada como el jengibre fresco. Otra opción muy de moda es que incorpores algunas de las semillas de las que todo el mundo habla: sésamo o semillas de lino pueden dar lugar a una vinagreta llena de texturas, perfectas para una ensalada.

Para un resultado dulce, puedes incorporar una cucharadita de miel o, incluso, café. ¿Qué te parecería sorprender a tus amigos con una receta de vinagreta tan original?

Punto 4: ¡manos a la obra!

Vinagreta a la mostaza y al perejil

Ingredientes:

  • Una cucharada sopera de mostaza
  • 3 cucharadas soperas de vinagre de jerez
  • 6 cucharadas soperas de aceite, sal, pimienta
  • Una cucharada sopera de perejil picado

Vinagreta de ensalada de col japonesa

Ingredientes:

  • Una cucharada sopera de mayonesa
  • 6 cucharadas soperas de vinagre de arroz
  • Un chorrito de aceite de sésamo

Vinagreta a la naranja

Ingredientes:

  • El zumo de una naranja y la misma cantidad de vinagre de jerez
  • Misma medida de aceite de oliva
  • Misma medida de aceite de girasol
  • Sal
  • Pimienta

Vinagreta al aceite de nuez

Ingredientes:

  • 2 cucharadas soperas de vinagre de Banyuls
  • Una cucharada sopera de vinagre balsámico
  • Dos cucharadas soperas de aceite de oliva
  • 4 cucharadas sopera de aceite de nuez
  • Sal
  • Pimienta

Vinagreta al aguacate

Ingredientes:

  • Un aguacate maduro triturado
  • El zumo de 2 limones
  • 2 cucharadas soperas de aceite de oliva
  • Una cucharada sopera de aceite de nuez
  • Un chorrito de vinagre balsámico
  • Sal
  • Pimienta

Vinagreta al pesto

Ingredientes:

  • 200 g de queso blanco
  • 3 cucharadas soperas de pesto
  • El zumo de 1 o 2 limones
  • Sal
  • Pimienta

Y además:
Las vieiras, el toque distinguido de tus cenas más especiales
Dale la vuelta a tus comidas con estas 5 ensaladas templadas

Puede interesarte