Inicio / Cocina / Cocina internacional / Los batidos, el postre más esperado del verano

Cocina

Los batidos, el postre más esperado del verano

por Redacción enfemenino Publicado en 18 de mayo de 2017
144 compartidos

El verano es la época perfecta para consumir postres de lo más saludables. Además de comer más fruta de temporada, también podemos hacer helados, zumos y tartas con estas piezas llenas de sabor y nutrientes. Pero, sin duda, nada como los batidos, un clásico del verano que nos encanta. No te pierdas a continuación nuestros consejos para conseguir el batido más delicioso del mundo.

Un batido es perfecto para la merienda de los peques de la casa cuando llega el buen tiempo pero, para qué nos vamos a engañar, los batidos no son solo una cosa de niños. A nosotras se nos hace la boca agua solo con pensar en un batido de fresa, chocolate o vainilla. Este último es nuestro favorito y, por eso, te vamos a dar algunos tips para conseguir que tenga un sabor irresistible. Mientras tanto, te dejamos con algunas de estas fotos de batidos que nos encantan:

© Pinterest

El gran clásico: el batido de vainilla

El helado de vainilla es una perdición para nosotras. Por eso, si además de disfrutarlo de esta forma, podemos hacerlo en forma de batido con un buen número de deliciosos toppings, nuestro amor por él no puede ser más incondicional. Como para todos los batidos, solo hay tres elementos indispensables: licuadora, un vaso bonito y una pajita. A partir de ahí, encuentra los mejores ingredientes y combínalos a tu gusto... ¡El éxito está asegurado!

Ingredientes:

  • 25 cl de leche muy fría
  • 2 bolas de helado de vainilla
  • Decoración (copos de chocolate, fideos de colores, nata montada, almendras laminadas...)

Modo de elaboración:
Bate la leche y dos bolas de helado en una mezcladora para obtener una mezcla espumosa y homogénea. Viértela en un gran vaso, decóralo a tu gusto y saboréalo inmediatamente. ¡Riquísimo!

Otras variantes:

Batidos con frutas: Frescas o en jugo, clásicos (fresa, plátano) o exóticos (mango, lichi, granada). La cantidad de fruta varía en función del gusto y de la textura, más o menos cremosa de la pulpa de la fruta. Puedes utilizar varios tipos de fruta en la misma preparación y añadirle una bola de helado y leche. ¡Una delicia muy saludable!

Batido de chocolate: Utiliza helado de chocolate para simplificar las cosas. Si prefieres utilizar chocolate en tableta, derrítelo primero con nata para obtener una mezcla muy lisa. Déjalo enfriar antes de incorporarlo al batido.

Batido con alcohol: Puedes elegir la bebida alcohólica según el perfume de tu batido. Sidra con manzana, ron con frutas exóticas, whiskey con café, etc. ¡Atención con las cantidades! 3 cl por persona para las bebidas más fuertes y 10 cl para las de tipo sidra.

Batidos de verduras: Tomates, aguacate, zanahorias… También aquí eliges tú. Podemos incorporar muy fácilmente quesos frescos (cabra u oveja). Para helar la mezcla, privilegiaremos la utilización de cubitos de hielo. Se recomienda utilizar nata o yogur natural para espesar el batido y piensa también en el zumo de limón y en algunas hierbas frescas para realzar el sabor.

Batidos con aguas florales: Agua de rosas, de flor de naranjo o de tomillo y romero para los batidos salados. ¡Son una delicia!

Aderezados con especias: Canela, nuez moscada, comino… Una vez más, eliges tú. Cuidado con no pasarte con las especias para no arruinar el sabor de tu batido.

Algunos trucos:

  • Si utilizas un robot de cocina, obtener una mezcla consistente y homogénea puede llevar un poco más de tiempo. Fíjate, sin embargo, en no mezclar demasiado tiempo para no calentar la mezcla. ¡Un batido debe de ser helado! Si no tienes licuadora o robot de cocina, puedes probar con una coctelera. Añade en ella todos los ingredientes y bate con energía hasta que se integre bien la mezcla.
  • Otro de nuestros consejos es que metas en la nevera los vasos en los que vas a servir el batido para que así esté lo más fresco posible.
  • Para conseguir un acabado más profesional, puedes añadirle unas gotitas de esencia de vainilla que potenciarán su sabor.
  • En cuanto a la leche, puedes reemplazar la leche de vaca por otra de origen vegetal como la de avena, soja o arroz. También puedes añadir una cucharadita de leche condensada para espesar la mezcla y aportarle más dulzor. Para conseguir un mayor espesor también puedes utilizar un yogur natural tipo griego
  • Si te gusta más la textura tipo sorbete, puedes utilizar cubitos de hielo de leche. Para ello, pon leche en la cubitera y métela al congelador durante 4 horas. Cuando estén bien congelados, pica el hielo y añádelo a tu batido. Con 5 cubitos para cada batido será suficiente.

Y además:
6 cócteles helados que cambiarán tu forma de ver el mundo

8 trucos de cocina que te harán la vida más fácil

por Redacción enfemenino 144 compartidos

Puede interesarte