Inicio / Cocina / Cocina internacional / Mandalas gastro: los bodegones de comida que triunfan en Instagram

Cocina

Mandalas gastro: los bodegones de comida que triunfan en Instagram

Cristina Cañedo
por Cristina Cañedo Publicado en 12 de septiembre de 2016

La última moda foodie consiste en crear bodegones de embutidos o frutas para formar dibujos y composiciones geométricas. Las combinaciones son infinitas, e instagram ya se ha llenado de recetas que te abrirán el apetito. ¿Te animas a crear tu propio mandala?

Al igual que ocurre en la moda, en la belleza o en la decoración, el mundo de la cocina también se rige por tendencias. Y es que cuando todavía no habíamos terminado de digerir las últimas modas foodies de instagram (los mosaicos de sushi, los poke bowls o los porridge), ya comienza a surgir otra totalmente nueva que además es una delicia para el estómago... y para la vista.

Hablamos de los mandalas gastronómicos o los bodegones de comida, que triunfan en la red social principalmente por el placer visual que provocan: se trata de imágenes con platos llenos de queso, jamón, aceitunas o frutos secos colocados al detalle para crear composiciones y figuras geométricas. La cuenta pionera en esta moda, chesesmogrrl, ya acumula más de 4.000 fieles seguidores que inundan de likes cada nuevo bodegón publicado. Aquí hemos seleccionado los más apetecibles de la red.

© cheesemongrrl vía instagram

El mandala gastronómico "original" está compuesto principalmente por embutidos, donde el producto estrella es el queso en todas sus variedades (de cabra, gouda, azul, mozarella...). Este puede ir acompañado de chorizo, jamón, lomo, salami o incluso colines de pan para acompañar. Sin embargo, las opciones son infinitas a la hora de combinar los alimentos y también se pueden crear composiciones de frutas (te recomendamos frutas vistosas como las fresas, las uvas, los arándanos o el kiwi) o de frutos secos (maíz, almendras, avellanas, pistachos).

Estos mandalas no son si no una versión renovada de las tradicionales tablas de queso o de embutidos, que se presentan sobre platos de madera o superficies de pizarra para crear un mayor impacto visual. Prepararlos de manera que resulten en un bodegón atractivo y fotogénico puede llevar tiempo, pero combinar los distintos alimentos y colores puede ser una actividad divertida y perfecta para dar rienda suelta a la creatividad. El resultado saltará a la vista y encandilará a tus comensales. Ya conoces el famoso dicho de que la comida entra por los ojos...

Y además:
Mosaic sushi o cuando Japón empezó a convertir su comida en arte
Las 10 mejores recetas para tartares caseros

por Cristina Cañedo

Puede interesarte