Inicio / Cocina / Cocina internacional / 5 postres que no necesitan horno y te harán feliz este verano

© iStock
Cocina

5 postres que no necesitan horno y te harán feliz este verano

por Redacción enfemenino Publicado en 29 de julio de 2017
653 compartidos

No nos vamos a engañar: por muy amantes de la repostería que seamos, cuando llega el calor nos apetece menos que nunca meternos en la cocina y pasar horas y horas dedicadas a la cocción de nuestros postres. Por eso, hemos pensado que te gustará descubrir estos 5 postres que no necesitan horno y que te harán chuparte los dedos.

Frescas, ligeras y deliciosas. Así son estas recetas de postres que nos hacen suspirar en verano y que nos vuelven muy sencilla esa imprescindible labor de seguir comiendo dulces a pesar de estar al borde de la asfixia. Empecemos por abrir boca con algunos de los que hemos visto en Pinterest. Nosotras suspiramos por ellos, ¿y tú?

Une base de tiramisu, twistée avec des fraises et du balsamique © iStock

La estrella de los postres fríos: la cheesecake

Ingredientes (para la base)

  • Unas 20 galletas tipo María
  • 50 g de mantequilla


Ingredientes:

  • 250 g de queso crema
  • 500 ml de nata líquida para repostería
  • 250 ml de leche
  • 50 g de azúcar
  • Un sobre de cuajada


Modo de elaboración:
Puesto que se trata de una receta similar a la de la cheesecake original pero en su forma más sencilla, comenzaremos por elaborar una base de galletas trituradas con mantequilla líquida para endurecerla. Le daremos forma a la base y la meteremos en el frigorífico hasta que se enfríe y se endurezca.

A continuación, nos ponemos manos a la obra con la crema de queso. Es muy sencilla de preparar ya que consiste en mezclar todos los ingredientes y triturar con la batidora. Cuando hayamos obtenido una masa homogénea, la pondremos en el fuego hasta que rompa a hervir y retiraremos.

Tras esto, pondremos la masa en el molde, encima de las galletas y llevaremos de nuevo al frigorífico para dejar enfriar. Dejaremos en el frigorífico al menos seis horas y, cuando haya pasado este tiempo, esparciremos por encima la mermelada del sabor que prefiramos o dulce de leche como el ejemplo de la imagen.

Brownie de chocolate sin horno y con un punto de sal

Ingredientes:

  • 170 g de mantequilla en pomada
  • 170 g de chocolate
  • 150 g de azúcar
  • 2 huevos
  • 80 g de harina
  • Una cucharadita de café de levadura química
  • Una pizca de sal
  • 80 g de queso tipo Gjetost
  • Bolas de helado del sabor que tú quieras para acompañar


Modo de elaboración:
Para empezar, engrasamos con mantequilla una sartén pequeña y, a continuación, cortamos el queso en daditos. Después, derretimos el chocolate en el microondas durante unos 30 segundos. Una vez que esté derretido, añadimos la mantequilla en pomada y lo dejamos templar.

Después, vertemos esta mezcla en un recipiente grande y añadimos azúcar. Batimos con unas varillas durante 2 o 3 minutos y añadimos los huevos de uno en uno hasta que logres mezclarlo todo bien. Tras esto, agrega la harina, la levadura y la sal. En este momento incorporamos también el queso y lo integramos todo bien.

Por último, vertemos la masa en una sartén levemente caliente. Puedes cocinarlo a fuego medio durante unos 10 minutos y darle la vuelta como si se tratase de una tortilla. Una vez que lo tengas hecho por ambos lados, déjalo a fuego muy bajo durante unos 5 minutos más. Déjalo reposar unos minutos y después, sírvelo en porciones aún caliente y acompáñalo con tu helado favorito.

Granizado de capuccino

Ingredientes (para unas 8 raciones):

  • 200 ml de leche entera fría
  • 150 ml de crema de whisky
  • 100 g de azúcar
  • 15 cubitos de hielo
  • 6 cucharadas soperas de café capuccino soluble


Modo de elaboración:
Para empezar, mezclamos en un recipiente la leche fría, la crema de whisky, azúcar y el capuccino en polvo y dejamos reservado. Después, trituramos los 15 cubitos de hielo con una batidora y añadimos a la mezcla que teníamos lista en el recipiente. Vuelve a batir de nuevo para conseguir una masa homogénea y sirve en pequeñas copitas. A la hora de servir, puedes añadir nata montada, cacao espolvoreado y algunos trocitos de galleta. ¡Un postre de 10!

Saludable y ligero: pastel de avena y zanahoria

Ingredientes:

  • 150 g de zanahoria rallada
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 3 cucharadas de agua
  • 120 g de copos de avena
  • 50 g de nueces o almendras
  • 50 g de pasas
  • 500 ml de leche entera
  • 50 g de azúcar moreno


Modo de elaboración:
Primero, doramos ligeramente la zanahoria en un cazo con aceite de oliva durante unos 10 o 15 minutos a fuego medio. Podemos ir añadiendo agua poco a poco para que no se pegue. En un bol aparte, mezclamos la avena, los frutos secos y las pasas. En un cazo aparte, ponemos a calentar los 500 ml de leche con una pizca de sal. Justo antes de que hierva, la agregamos en el bol con la avena y los frutos secos. Dejamos que repose unos 15 minutos y así la avena absorberá la leche.

Tras esto vamos a añadir poco a poco la zanahoria a la masa y es el momento de pasar a la sartén. Para ello, echamos una cucharada de aceite en una sartén, agregamos la mezcla y lo tapamos. Dejamos cocer durante unos 15 minutos a fuego bajo y pasado este tiempo le damos la vuelta y lo cocinamos por el otro lado durante unos 10 minutos más.

A la hora de servir, podemos comerlo templado y acompañarlo de crema de yogur o de queso.

Cheesecake de chocolate negro

Ingredientes:

  • 200 g de galletas integrales
  • 50 g de mantequilla en pomada
  • 2 cucharadas soperas de cacao desgrasado en polvo sin azúcar
  • 800 g de queso crema
  • 150 g de azúcar glas
  • Una cucharadita de canela
  • 400 g de chocolate negro del 52%


Modo de elaboración:
Para empezar, preparamos un molde desmoldable y colocamos papel de horno en la base para poder manipular la tarta. A continuación, trituramos las galletas y las mezclamos con mantequilla y cacao en polvo. Lo colocamos en la base del molde y creamos una superficie sopera con la ayuda de una cuchara.

A continuación, fundimos el chocolate negro en el microondas y reservamos. En un bol aparte mezclamos el queso crema a temperatura ambiente, el azúcar glas tamizado y el chocolate fundido. Para que no se endurezca el chocolate, vamos añadiendo cucharada a cucharada y mezclando poco a poco. Cuando lo tengamos listo, vertemos la mezcla sobre la base de galleta y alisamos la superficie.

Después, llevamos a la nevera durante una hora aproximadamente y cuando esté fría, la bañamos con chocolate fundido. La dejamos enfriar y la llevamos de nuevo a la nevera un par de horas. ¡Una verdadera delicia!

Y si eres fan de la tarta de queso, mira esta otra sugerencia que te traemos en vídeo para la sigas paso a paso:

Y con el buen sabor de boca que nos ha dejado esta última receta, creemos que es el mejor momento para que hagas nuestro test y descubras qué dice de ti tu pasión por el chocolate:

Recetas disponibles en el libro Dulces para el verano de Jessica Déniz.

Y además:
20 helados que son una auténtica oda al verano
5 postres para hacer con 5 ingredientes (o incluso menos)

por Redacción enfemenino 653 compartidos

Puede interesarte