Inicio / Maternidad / Concepción / Infertilidad masculina: cuando el problema está en ellos

© iStock
Maternidad

Infertilidad masculina: cuando el problema está en ellos

Laura Marcos
por Laura Marcos Publicado en 4 de mayo de 2017
52 compartidos

El 50% de los casos de infertilidad son debidos al hombre. Aunque un hombre que está sano puede ser fértil a lo largo de toda su vida, alteraciones orgánicas y también estilos nocivos de vida podrían estar provocando una esterilidad. ¿Quieres saber cómo? ¿Qué provoca la infertilidad masculina?

La ilusión de plantear formar una familia en ocasiones puede verse trucada por la incapacidad de concebir de manera natural. Existen varias causas biológicas por las que no se produce un embarazo, y no todas proceden del organismo de la mujer. Hasta el 50% de los casos de parejas que no consiguen concebir tiene su origen en el factor masculino. Hay que recordar que, independientemente de quién padezca el problema, ​la medicina permite opciones para todas aquellas parejas que deseen formar una familia y no puedan por medios naturales, tanto si ambas son del mismo sexo como si, en efecto, existe un problema de infertilidad. Lo más importante es no culpabilizar, sino tratar el problema como algo de los dos miembros de la pareja, brindándose apoyo emocional entre sí.

En general, se considera que una pareja tiene problemas de fecundidad cuando lleva 12 meses o más intentando conseguir un embarazo. Eso sí, si ambos miembros de la pareja están en buenas condiciones de salud y en una edad adecuada para la concepción: una mujer es fértil desde que tiene su primer periodo hasta los 45-50 años o más, hasta que alcanza la menopausia. El punto álgido de la fertilidad femenina es entre los 25 y los 35 años. En cambio, el hombre es fértil durante toda su vida.

© iStock

Si pasado este tiempo de un año no lográis concebir, es una buena opción consultar con el especialista para valorar otras opciones. En condiciones normales, un hombre fabrica cada día unos 120 millones de espermatozoides. Pero algunas causas pueden provocar que el volumen de éstos no sea suficiente, o la calidad, morfología y movilidad no sean óptimas. ¿Qué puede estar causando la infertilidad en el hombre?

Causas orgánicas

Existen algunas razones orgánicas que pueden provocar una esterilidad en el hombre. En primer lugar, puede que exista alguna alteración en los testículos: tamaño o posición, obstrucciones o bultos, variocele (dilatación de las venas); o bien en la uretra. Además, algunas enfermedades, como diabetes, problemas renales, hepáticos o de tiroides, así como algunas infecciones también pueden ser la causa de la infertilidad. Por otro lado, las glándulas encargadas de la función sexual, hipófisis e hipotálamo, también pueden sufrir alteraciones que influyan negativamente en la fertilidad.

Estilo de vida

Peso. Tanto un peso demasiado bajo como demasiado elevado puede suponer un problema para la fertilidad. La obesidad podría reducir la cantidad de espermatozoides de calidad en un 20%, y el infrapeso podría reducir la fertilidad hasta un tercio.

Tabaco y alcohol. Las sustancias tóxicas tienen un efecto negativo en la salud general, y por supuesto también intervienen negativamente en la fertilidad. Las drogas, del tipo que sean, provocan alteraciones en el ADN de los espermatozoides, y reducen su cantidad y movilidad.

Alimentación. Hay que cuidar lo que comemos en cualquier circunstancia de la vida, pero especialmente si tanto un hombre como una mujer desean ser papá o mamá, controlando la cantidad de grasa y asegurando nutrientes como calcio, vitamina D, vitamina C y zinc. Bien es sabido que en las mujeres, el ácido fólico (vitamina B9) influye en gran medida en la fertilidad, y en el hombre ocurre lo mismo. Algunos especialistas recomiendan suplementos de esta vitamina tanto en el hombre como en la mujer que estén buscando formar una familia.

Calor en exceso. La calidad del semen puede descender a una temperatura de más de 35 grados en la zona genital. Por eso, para favorecer la fertilidad, se recomienda que el hombre evite la ropa interior muy ajustada, y deberá escoger tejidos que dejen respirar a la piel, como el algodón.

Estrés. El estrés crónico es negativo en todos los aspectos del organismo. En la fertilidad, puede influir en negativo, dado que demasiado estrés puede alterar la concentración de hormonas, como la testosterona, responsable del volumen, concentración y calidad de los espermatozoides.

Así que ya lo sabes. Si estáis pensando tener hijos, un buen estado de salud de tu chico, y unos hábitos de vida saludables pueden hacer mucho por su fertilidad. ¿Y por la tuya? A continuación te recomendamos una lista de alimentos que favorecen tu fertilidad.

Y además...
Vacunas en el embarazo: ¿cuáles deberías ponerte?
Científicos revelan la mejor edad para ser madre y no es la que tú crees

por Laura Marcos 52 compartidos

Puede interesarte