Inicio / Psico / Consejos / Cómo superar una ruptura amorosa en vacaciones

Psico

Cómo superar una ruptura amorosa en vacaciones

por Redacción enfemenino Publicado en 17 de julio de 2017

Si acabas de romper con tu pareja y, de momento, ves que el verano se plantea bastante oscuro, estos consejos te pueden resultar muy útiles.

Llega el verano y, por fin, esas merecidas vacaciones que tanto tiempo has estado esperando. La rutina de nuestro día a día es interrumpida por el sol, el relax y nuevas actividades que se pueden realizar en el tiempo libre del que disponemos, pero además de todo ello, también es común que se den las indeseadas rupturas de pareja.

A pesar de que las vacaciones puedan ser el momento perfecto para pasar más tiempo con la pareja, y se vean como una oportunidad de reconciliación o mejora del estado sentimental entre ambos, también es posible que tantos cambios en los hábitos como en nuestra propia personalidad conlleven a la ruptura de las relaciones. Sí es tu caso y acabas de terminar tu relación en plenas vacaciones, no te preocupes, porque Jesús Matos, psicólogo experto en gestión del bienestar, tiene algunos consejos que te pueden ayudar a superarlo.

La tristeza que se siente es normal

Hay que recordar que siempre que tenemos una pérdida, el primer sentimiento en aparecer es la tristeza. El verano y todas las expectativas de disfrute que tenías puestas en él junto con tu pareja, puede hacer que este sentimiento sea más intenso. Pero esa sensación es normal. Debido a ese status, la persona se vuelve más introvertida, sin ganas de hablar con nadie y con tendencia a buscar momentos de soledad.

“Modificamos nuestra rutina diaria sustancialmente, debido a que ya no tenemos a esa persona a nuestro lado, ni tampoco las actividades que hacíamos juntos son iguales. Además, es común que nuestro círculo social se vea afectado”, afirma el psicólogo. Mientras no sientas esa emoción de una forma intensa y duradera, despreocúpate, es una forma natural de crecimiento y conocimiento hacia tu propia persona.

Incrementa las actividades agradables

Una de las mejores formas de superar una ruptura es aumentar aquellas actividades que nos gustan y nos resultan agradables y que te gustan hacer, aquellas con las que experimentarás felicidad. ¿Qué ocurre si todo lo hacías con tu pareja? ¡Pues ahora es tu momento! Retoma viejas amistades, busca otras personas que puedan acompañarte, y no dejes de lado esas cosas con las que disfrutabas, ya que te ayudarán a activarte y a salir de ese estado de tristeza.

El ejercicio físico, un gran aliado

Este periodo estival, a pesar de las circunstancias, te ofrece numerosas posibilidades de distraerte, entre ellas la de poder hacer ejercicio, y si es al aire libre mejor. Invertir tu tiempo libre en hacer deporte es una de las formas más efectivas y recomendadas para enfrentarse a una ruptura amorosa. “Está demostrado que hacer ejercicio de tres a cinco veces a la semana durante cinco semanas es igual de efectivo para combatir la depresión que los antidepresivos”, asegura nuestro psicólogo Jesús Matos.

Aprovecha que estás de vacaciones y disfruta del paisaje y espacios al aire libre que te brinde tu destino. Haz ejercicio a pie de playa, senderismo si estás en el interior o, si no es tú caso y no tienes mucho tiempo libre, puedes comenzar a participar en algún tipo de actividad en grupo o bien apuntarte a un gimnasio.

¡Vuelve a retomar el contacto social!

Aunque es normal que al principio no te apetezca relacionarte, tienes que buscar el momento de continuar tu vida con normalidad y apoyarte en amigos y familiares. “Si tienes que llorar, llora, si tienes que reír, ríe y si tienes que gritar, grita, pero déjate ayudar. Apóyate en ellos”, aconseja el experto. No hay un tiempo establecido para superar una ruptura, pero nuestros hábitos y estado sentimental pueden ayudarnos a que ese periodo se haga más llevadero.

“Puede que al principio te encuentres en una nube o estés bloqueada, que seas incapaz de no pensar en la otra persona. A lo mejor te ocurre lo contrario, que te inunde la tristeza. Igual te enfadas, puede que te entre ansiedad. No pasa nada, está todo bien”, afirma Matos. Conforme vaya pasando el tiempo, se irán asentando ese remolino de sentimientos y recuerdos dolorosos y se irán convirtiendo en una oportunidad para aprender muchas cosas de ti que antes no conocías. De toda situación puedes salir reforzada, y puedes aprovechar el verano para que ello sea más fácil de conseguir. ¡Ánimo!

Artículo elaborado en colaboración con Jesús Matos, experto en gestión de la tristeza y el bienestar, fundador de En Equilibrio Mental.


Y además:
Cómo superar la decepción
La ciencia revela cuáles son las dos edades a las que somos más felices

por Redacción enfemenino

Puede interesarte