Inicio / Psico / Consejos / Dime cómo vistes y te diré como te sientes

© Pinterest
Psico

Dime cómo vistes y te diré como te sientes

Borja Gutiérrez
por Borja Gutiérrez Publicado en 13 de mayo de 2015
315 compartidos

El color de la ropa que utilizamos puede decir mucho de nosotros mismos, de nuestro estado de ánimo, de nuestros gustos o de nuestras intenciones. Descubre qué color es mejor para cada ocasión y cómo afecta la cromoterapia a nuestras vidas.

Los colores de la ropa que utilizamos en nuestro día a día tienen una relación directa con nuestro subconsciente. No es nada nuevo. A todos nos ha ocurrido muchas veces eso de levantarnos con un estado de ánimo concreto y preferir una u otra prenda por su color.

Colores más llamativos y vibrantes si nos levantamos animados, activos o queremos generar esa sensación en quién nos observa, y colores más apagados y oscuros cuando no nos sentimos especialmente optimistas y vitales o queremos transmitir una sensación más seria y aséptica en el trabajo o cuando creemos que van a juzgarnos.

Rojo © Pinterest

Es como si nuestro cerebro nos pidiese un color u otro en función de la luz del día, de la temperatura, de la estación, de nuestras ocupaciones o de cómo nos encontremos, física y psicológicamente.

Muchos estudios han intentando aportar luz sobre esta cuestión en las últimas décadas y, la conclusión final a la que todos llegan es que, nuestro cerebro es altamente sensible a los elementos del entorno que le rodean. Por supuesto, los colores no iban a ser menos y se ha demostrado científicamente que influyen de forma muy activa en nuestro estado de ánimo y en la percepción que causamos en los demás.

¿Cómo saber qué llevar en cada ocasión? ¿Cómo saber qué color puede marcar la diferencia en una cita importante o en una reunión? ¿Cómo escoger si queremos que nuestro lado más optimista aflore en cuanto abrimos el armario? Por supuesto, no son leyes universales y funcionarán en mayor o menor medida dependiendo de la persona, pero esta guía en forma de galería que hemos preparado hará mucho más sencillas tus decisiones y, una vez que la interiorices, descubrirás que la cromoterapia no es ninguna tontería y que, sabiendo sacarle partido, puede condicionar de manera muy positiva nuestro día a día.

Y además:
¡Blanco y en botella! Normas básicas para decorar con el color de la pureza
¡Todo al gris!: apuesta por la elegancia para tu hogar

por Borja Gutiérrez 315 compartidos

Puede interesarte