Hombres: consejos para adelgazar

Publicado por mvega
Publicado en 29 de mayo de 2008

Como las mujeres, los hombres tienden a ganar peso si no tienen cuidado, sobre todo con la edad. Aunque antes no cuidaban su línea, actualmente muestran un interés creciente. Nuestros consejos para ayudar a tu hombre a deshacerse de sus michelines.

El sobrepeso en los hombres
Matrimonio, hijos, situación laboral: cuanto más se instalan los hombres en su vida, menos se mueven, más comen… ¡y más engordan!
Al contrario de la mujer, la localización de la grasa en los hombres se centra en el abdomen, lo que es peligroso desde el punto de vista de los riegos cardiovasculares y la elevación de las constantes sanguíneas (triglicéridos, tensión, diabetes, colesterol…). Así pues, un hombre con sobrepeso debe adelgazar no sólo por razones estéticas, sino también sanitarias. Así, se considera que existen riesgos para la salud cuando el IMC es superior a 25 y la cintura mide más de 102 cm, o cuando la medida de la cintura sobrepasa a la de la cadera, independientemente del IMC.

Sus puntos débiles
- A los hombres les gustan los alimentos ricos en proteínas y grasas (carne roja, embutidos, quesos…), que son energéticos pero nefastos para la salud. También les gusta el azúcar y los productos dulces, también calóricos.
- Tienen tendencia a beber más alcohol y, con 7 calorías por gramo, es traidor.
- Muchos hacen comidas en el marco profesional. Es difícil limitarse a una ensalada cuando se come con un cliente.
- No les gusta demasiado la fruta ni la verdura, o más bien fritas, con crema, mantequilla
- Descuidan el desayuno o toman bollería durante el trayecto.
- No se interesan por el equilibrio alimenticio, no tienen conocimientos dietéticos.
- Les gusta comer, y no suelen controlarse ni decir que no.

Sus puntos fuertes
- Los hombres queman más calorías que las mujeres. Tienen más músculo y menos tejido adiposo (de un 10 a un 15% de grasa contra un 20 o 25%), y la masa muscular consume más energía.
- Adelgazan rápido. Con el mismo régimen, una mujer pierde 3 kilos, mientras que un hombre pierde 5. En un hombre, la velocidad de adelgazamiento es un 25% superior a la de una mujer.
- En general siguen menos regímenes que las mujeres y pierden peso con mayor facilidad, ya que el organismo de estas últimas se vuelve resistente a las restricciones alimentarias.
- Son pocos los hombres que sufren trastornos alimenticios como bulimia, anorexia, compulsiones, picoteo… Su relación con la alimentación no suele estar marcada psicológicamente.
- La grasa es más fácil de eliminar cuando está en el vientre en lugar de los muslos, las nalgas, las caderas…

Consejos
- Más activos, musculosos y grandes, los hombres necesitan al menos entre 1.600 y 1.800 Kcal/día para perder peso, esencialmente aportadas por las proteínas (150 g de carne o pescado en la comida; 120 g en la cena) y las verduras, pero también por una porción de féculas cocidas ligeramente condimentadas (aproximadamente 150 g) al mediodía y por la noche, sin olvidar los productos lácteos (3 al día) y la fruta (1 pieza por comida).
- Se debe mostrar especial atención a la naturaleza de las materias grasas. Es mejor privilegiar los aceites vegetales para cocinar, contentarse con un poquito de mantequilla (10 g) y suprimir la charcutería y la carne roja.
- El desayuno es indispensable. Debe aportar vitaminas, fibras, minerales, glúcidos lentos, proteínas y pocas materias grasas.
- En caso de comida de negocios, es mejor optar por un restaurante de pescado o un japonés. De un modo general, hay que reducir las porciones. A continuación, todo depende de la elección: nada de aperitivos, marisco, o salmón ahumado como entrante; mejor carne o pescado a la plancha con verduras. Nada de queso, mejor un sorbete, queso fresco o una ensalada de fruta para el postre. En cuanto al alcohol, ¡el vino es un capricho y el agua es sana! Y por la noche: sopa, 1 loncha de jamón, 1 poco de pan, 1 lácteo y 1 fruta.

Puede interesarte