Inicio / Ocio / Cultura / Y al fin llegó el Goya para Antonio Banderas

© Getty
Ocio

Y al fin llegó el Goya para Antonio Banderas

Adrián Martín
por Adrián Martín Publicado en 20 de octubre de 2014

El actor y cineasta recibirá el próximo mes de febrero el Goya de Honor tras una prolífica carrera que, hasta la fecha, le había valido cuatro nominaciones a los Goya pero ningún galardón. Se le otorga así a un reconocimiento a toda su trayectoria aunque, intuimos, Antonio Banderas tiene todavía mucho que ofrecer.

Antonio Banderas ha batido hoy un récord. El actor malagueño se ha convertido, a sus 54 años en el actor más joven de la historia en recibir un Goya de Honor. La Academia de Cine le ha otorgado este premio como reconocimiento por una de las carreras cinematográficas más admirables para un español que, paradójicamente, no había recibido aún ningún Goya, pero sí cuatro nominaciones a Mejor actor principal (La piel que habito, Two Much y Átame) o Mejor actor de reparto (Matador).

© Gtres

Eso cambiará, sin embargo, en la próxima gala de los Goya, que se celebrará el 8 de febrero, cuando Antonio Banderas reciba el Goya de Honor a toda su carrera y se una a un palmarés que incluye nombres como Concha Velasco, Alfredo Landa, Antonio Mercero o Tony Leblanc, entre muchos otros. Él es el más joven de toda la terna de artistas que han recibido el premio pero también era uno de esos actores a los que se le ha resistido el Goya en varias ocasiones y parecía claro que la Academia de Cine se lo debía.

Porque Antonio Banderas es el actor español más conocido fuera de nuestras fronteras, donde dio en los 80 y los 90 un salto a Hollywood sin precedentes en nuestro cine. Secundario en películas como Philadelphia o Entrevista con el vampiro y protagonista en cintas como Two Much, Evita o La máscara del zorro, Antonio Banderas abrió la veda para unos pocos españoles que vinieron después a reclamar también su hueco en Hollywood.

Pero Banderas no se fue para no volver. El chico Almodóvar más conocido (Mujeres al borde de un ataque de nervios, ¡Átame!), volvió a grabar con el cineasta manchego La piel que habito en 2011, en la que probablemente ha sido su última gran interpretación. Y seguro que no será la única. Con varios proyectos entre manos para 2015 y tan solo 54 años, al malagueño aún parece quedarle mucho que decir y que mostrarnos. Esperamos que, además de un merecido Goya de Honor, en el futuro podamos sumar algún Goya a Mejor Actor en alguna de sus categorías.

por Adrián Martín

Puede interesarte