Inicio / Decoración / Estilos decorativos / Las reglas de oro para tener el cuarto de baño perfecto

© iStock
Decoración

Las reglas de oro para tener el cuarto de baño perfecto

por Redacción enfemenino Publicado en 23 de junio de 2015
57 compartidos

¿Ducha o bañera? ¿Clásico o moderno? ¿Ducha o bañera hidromasaje? Aquí tienes los consejos necesarios para diseñar el baño según tu modo de vida y tus necesidades.

Si te dispones a reformar tu baño o empezar desde cero a construirlo los consejos que te vamos a dar te vendrán ni qué pintados para saber cómo hacer las cosas bien desde el principio. Presta atención a nuestros consejos.

Marriott Hotel Park en Londres © Grohe

1. Analizar el espacio disponible

Antes de hacer realidad tus sueños más extravagantes o simplemente querer colocar el baño que viste en una revista y te enamoró, exactamente igual en el tuyo debes saber el espacio del que dispones. De nada nos sirve hacernos ideas en nuestra cabeza que al final distan mucho del espacio con el que verdaderamente contamos.

2. Hazte un presupuesto

La construcción del cuarto de baño está integrada normalmente en un presupuesto general de construcción o de rehabilitación de un interior. Por eso, para diseñarlo, deberás tener en cuenta tus gustos pero también el presupuesto que puedas asignar a cada habitación que vaya a sufrir reformas. En el caso del baño, elabora uno bien definido y cíñete a él si no quieres llevarte sorpresas desagradables.

3. Optimizar las dimensiones desde el principio

El baño es una habitación importantísima en la vida de una mujer, así que deberás hacerla lo más agradable posible y optimizar el espacio, a menudo reducido, para poner orden. Al contrario de lo que suele pensarse, el baño no tiene por qué tener una distribución clásica (aseo y bañera en perpendicular), ya que ésta no siempre es la mejor manera de optimizar el espacio.

Para diseñar con inteligencia tu cuarto de baño, presta atención a tus costumbres: ¿te duchas o te bañas? A menudo soñamos con una bañera que al final utilizamos una vez al año como mucho. Pregunta a tu familia o háblalo con tu pareja, y pensad en si realmente es necesaria.

Otra opción es colocar la bañera haciendo esquina. Es original y no ocupa demasiado espacio, se trata de una distribución innovadora con respecto de las tradicionales y aporta encanto. Piensa en los tabiques o separadores para diferenciar el espacio del lavabo así como en su funcionalidad. Es más cómodo, por ejemplo, colocar el grifo a un lado para evitar tener que levantarte mientras te estés dando un baño y disponer de una bandeja para colocar objetos de utilidad sin perder espacio.

4. Todo en orden

¡Sé funcional! Para ganar espacio y lograr un lugar cómodo debes equiparlo con elementos de orden útiles y lo menos visibles posible. Hoy es habitual encontrar en las tiendas muebles funcionales y cómodos adaptados a los espacios estrechos y pequeños. Piensa también en vertical: colgadores para albornoces o toallas, estanterías... Un truco: si tu espacio es reducido coloca un gran espejo para que se vea más grande.

5. La importancia de la iluminación

La elección de las luces es muy importante, ya que el aseo es un lugar al que entramos con mucha frecuencia, dos veces al día como mínimo, mañana y noche. La presencia de un espejo requiere de una buena iluminación, sobre todo para las mujeres y es que el baño se convierte en nuestro lugar estratégico de belleza: depilación, maquillaje, ritual de belleza... Lo ideal es que consigamos tener una luz lo más natural posible para evitar sorpresas con la base de maquillaje o los polvos bronceadores al salir a la calle. Si te gustan los temas de fantasía puedes elegir apliques luminosos para poner encima del espejo o añadir una segunda luz más original o degradada. ¡Tú eliges!

6. Crea ambiente

Una vez tengas clara la organización del baño, toca elegir los materiales, los tonos y el estilo. Juega con todas las posibilidades para convertir este espacio en un lugar de convivencia y placer.

Explora entre las originales formas de los espejos, sorprende a la familia con tonalidades acogedoras o zen, elige sorprendentes azulejos para la pared o añade toques de plata a la bañera con un esmalte de color. Para el lavabo existen también nuevas formas, lavamanos acristalados, de mármol, en forma de poza, el estilo de la grifería... Inspírate en las revistas de decoración y no olvides los vinilos, resistentes al agua, con los que darás el toque final y además, de la forma más económica.

Y por supuesto, los textiles y accesorios también son muy importantes pero eso sí, no cargues el espacio. Juega a decorarlo según los colores y distintas tonalidades.


Y además:
Terrazas cubiertas, gana metros cuadrados para tu casa
25 diseños de mesas y sillas que te gustaría tener en casa

por Redacción enfemenino 57 compartidos

Puede interesarte