Inicio / Decoración / Estilos decorativos / El cuero en decoración: un toque clásico y elegante para cada estancia

Decoración

El cuero en decoración: un toque clásico y elegante para cada estancia

Cristina Gonzalez
por Cristina Gonzalez Publicado en 24 de enero de 2017
871 compartidos

Se trata de un material muy recurrido a la hora de decorar nuestro hogar, pero no siempre tenemos claro cómo introducirlo en nuestra decoración o qué tonalidades quedaría mejor. Para que salgas de dudas, aquí te dejamos unas cuantas ideas con las que acertarás seguro.

Normalmente encontramos el cuero en piezas como el sofá o las alfombras, pero este material se ha expandido a prácticamente cualquier pieza de mobiliario. Incluso podemos encontrarlo en forma de pequeños detalles, como en los marcos de fotos o en los de los espejos. Se trata de una tendencia decorativa que, aunque asociamos con un estilo clásico y sobrio (aquel que podríamos encontrar en una biblioteca o un despacho), se adapta muy bien a cualquier otro. Además aporta elegancia, confort y comodidad. ¿Sabes cómo introducir el cuero en tu decoración? ¡Ficha estas ideas!

© Pinterest vía Karwei

¿Con qué colores combinarlo?

Además del tradicional color marrón del cuero, podemos encontrar este material en otras tonalidades. Se trata de una piel (nosotras preferimos apostar por su forma sintética) que se puede teñir con facilidad, por eso podemos combinar los elementos de cuero con prácticamente cualquier color.

Lo más habitual es recurrir al tradicional cuero marrón o negro, que suele ser el que más abunda en piezas imprescindibles de nuestro hogar como el sofá, las sillas, los taburetes o los chaise longs. En este caso una combinación que nunca falla es mezclarlo con tonalidades ocres, blancas, con tonos metalizados como el cobre o el dorado o con colores como el gris claro, negro, azul o verde.

¿Cómo introducirlo en la decoración?

Tal y como te mostramos en nuestra galería de imágenes, podemos hacer que el cuero se convierta en el foco de la estancia si se trata, por ejemplo, de un sofá, los taburetes para la barra de la cocina o el puff de nuestro rincón de lectura. Pero también podemos optar por introducirlo mediante pequeños detalles: como en el cabecero de nuestra cama, en los remates de los cojines o en pequeños elementos decorativos como en portavelas o macetas.

¿Qué te parece la idea de utilizar el cuero en decoración? ¿Te gusta como tendencia?

REDACTORA@CriistinaG


Y además:
Delicado y acogedor: déjate seducir por el estilo romántico en decoración
Decoración plateada: los tonos metálicos se convierten en tendencia para este invierno

por Cristina Gonzalez 871 compartidos

Puede interesarte