Inicio / Decoración / Estilos decorativos / Todo lo que hay que saber sobre los presupuestos

Decoración

Todo lo que hay que saber sobre los presupuestos

Elena Bonet por Elena Bonet

1. ¿Por qué es recomendable realizar un presupuesto?
En primer lugar, porque se trata de un documento oficial, por lo tanto, el contratado está legalmente obligado a respetar las condiciones en él establecidas. En caso de litigio este documento es primordial para que se hagan respetar tus derechos.
En segundo lugar, porque así sabrás exactamente cuánto te van a costar las reformas. Es aconsejable contar con más de un presupuesto para comparar los precios que se aplican en el mercado y evitar que te estafen. Atención, a veces hay que pagar para que te hagan un presupuesto. Que la empresa te informe al respecto.
Importante: el presupuesto no tiene utilidad hasta el momento en que las dos partes implicadas lo firman. Normalmente se pide un cheque por adelantado antes de que las reformas se inicien, pero no siempre es obligatorio.

2. ¿Hay que hacer un presupuesto para todo?
En la mayoría de los casos no es obligatorio. No obstante, en el sector de la construcción y del equipamiento del hogar es muy aconsejable hacerlo y pedirlo cuando los trabajos cuesten más de 150 €.
Cuando el motivo de la avería no se detecte a primera vista, no dudes en pedir una estimación del coste final de la reparación o de acordar por escrito una suma “tope”.
Importante: el presupuesto es un contrato que afecta tanto a la empresa como al cliente, una vez firmado el cliente no puede echarse atrás, excepto si la cantidad es superior a los 500 € y si la empresa se ha retrasado siete días en la realización de las reformas (excepto en casos de fuerza mayor).

3. ¿Qué conceptos legales deben constar en el presupuesto?
1/ La identificación de la empresa con la que el cliente hace el negocio: razón social, teléfono, dirección.
2/ El nombre del cliente y el lugar de ejecución de los trabajos.
3/ La fecha o el período en el que deben realizarse los trabajos.
4/ El número de identificación del encargo.
5/ La indicación de si el presupuesto es gratuito o no.
6/ Las prestaciones y el detalle exacto de las operaciones que tendrá que llevar a cabo la empresa. Al final de cada etapa debe aparecer la cantidad de HF (horas facturadas) y el IVA aplicado por la empresa.
7/ La mención escrita “presupuesto recibido antes de la realización de los trabajos” si así ha sido.
8/ La cantidad total que hay que pagar y las modalidades de pago. En general las empresas piden un 30 % del coste total de la reforma. El resto se puede pagar en varios plazos o de una vez cuando los trabajos se hayan ejecutado con éxito.

Consulta también:
Contratar un arquitecto de interiores
Saber elegir el sofá
Saber elegir un lavavajillas

por Elena Bonet

Puede interesarte