Inicio / En forma / Ejercicios / Aquagym

En forma

Aquagym

Maren Agirregomezkorta
por Maren Agirregomezkorta Publicado en 1 de febrero de 2008

¿Hacer ejercicios de gimnasia dentro del agua en vez de en el suelo? Sí, y es una buena idea: es más divertido, más fácil y, sobre todo, más eficaz. Además, el aquagym está de moda.

Qué es:
La gimnasia acuática es una transposición de diversas disciplinas que normalmente se practican sobre suelo firme pero que aquí se practican dentro del agua. Se llevan a cabo en una piscina o en el mar. Se pueden utilizar diversos accesorios: desde pequeñas aletas, tablas, fritas, cinturones tipo flotador, pesas y guantes tipo aletas hasta materiales más grandes como el step para el aquastep o la bicicleta para el aquabiking. En cuanto a la indumentaria, es facilísimo: ¡un bañador y un gorro!

Una disciplina: actividades
Con el aquagym se han creado varios cursos diferentes, algunos tonifican más que otros y tienen distintos objetivos. Dentro del agua se pueden practicar casi todos los cursos de fitness que se llevan a cabo en un gimnasio.
-Tonificación muscular. Se trata de efectuar movimientos para muscular diferentes partes del cuerpo, con o sin accesorios, y estando más o menos sumergidos en el agua: aquagym, aquafitness, aquabody, aquabuilding...
-Trabajo cardio-respiratorio. Se realiza al ritmo de la música. Estas clases tienen como objetivo moverse lo máximo posible para muscular el corazón, aumentar la respiración e incrementar el gasto energético: aquarythmo, aquadance, aquabiking, aquajogging...
-Una combinación de tonificación muscular y de trabajo cardiorespiratorio. Con música y de manera intensiva, el esfuerzo se realiza por turnos y sobre determinados grupos musculares: aquafighting, aquastep, aquapower, aquapunching, aquaboxing...
-Relajación. Se trata de trabajar la concentración, la respiración el equilibrio y de realizar estiramientos para muscular el cuerpo con suavidad y relajarse: aquayoga, aquastretching, aquarelax...
A saber: los nombres utilizados no siempre son los mismos, ya que se trata de una cuestión de marketing. Podemos encontrar cursos similares con un nombre distinto según las piscinas, los profesores etc.

Beneficios
El hecho de entrenarse bajo el agua tiene más de un beneficio:
-Limita los traumatismos. En el agua, sólo pesamos el 10% de nuestro peso. Los golpes e impactos son menores, lo que reduce el riesgo de sufrir una lesión. Por eso, el aquagym es una disciplina ideal para todos los públicos: mujeres embarazadas, personas con sobrepeso, personas convalecientes...
-Facilita los movimientos. Como dentro del agua somos más ligeros, los ejercicios se realizan con más facilidad y, sobre todo, se pueden realizar en una mayor amplitud.
-Muscula de manera uniforme. Para movernos dentro del agua, necesitamos utilizar todos los grupos musculares... aunque no nos demos cuenta. Así tonificamos y armonizamos la silueta.
-Quema calorías. Por un lado, el cuerpo lucha contra la temperatura del agua. Y, por otro lado, el agua ofrece resistencia a los movimientos, lo que obliga a trabajar más los músculos y a gastar más energía

-Mejora la circulación. La presión del agua y el hidromasaje favorecidos por los movimientos contribuyen a que la sangre vaya al corazón. Los tobillos están bien drenados ya que la presión del agua es mayor cuanto mayor sea la profundidad.
-Reduce la celulitis. Masajea las piernas + elimina toxinas + mejora la circulación: es la ecuación perfecta para luchar contra la piel acolchada.
-Relaja. Generalmente, el agua suele estar a 30 grados, lo que favorece la relajación muscular y psicológica. ¡Nada de dolores, ni de rigidez ni de estrés!

Información
Es muy fácil encontrar un curso de este tipo ya que la mayoría de gimnasios, piscinas y centros de talasoterapia o termales ofrecen uno.

por Maren Agirregomezkorta

Puede interesarte