Inicio / En forma / Ejercicios / Power walking: cómo caminar para ponerse en forma y adelgazar

En forma

Power walking: cómo caminar para ponerse en forma y adelgazar

Sara Alcoceba
por Sara Alcoceba Publicado en 8 de marzo de 2016
302 compartidos

Desde hace un tiempo hemos podido observar como las calles se llenaban de runners dispuestas a ponerse en forma corriendo por la ciudad. Las que os hayáis podido sumar a esta tendencia estupendo, pero ¿qué pasa con aquellas que no les gusta correr o que no pueden? Pues no pasa nada, porque ahora lo que se lleva es caminar y rápido. Poneos las zapatillas chicas, porque os vais a enganchar al power walking.

El power walking es la nueva moda del mundo del deporte. Es una alternativa estupenda para todas aquellas que no sean muy fans de correr, o incluso para aquellas runners que quieran tomarse un descanso. El power walking no es caminar y ya está, entran en juego más factores como el ritmo de la caminata, la forma de pisar, la postura… ¿Quieres saber más? ¡Continúa leyendo! Para ponerte en marcha lo mejor es tener una buena lista de música para animarte, te dejamos nuestra selección de las mejores canciones para hacer deporte.

En este deporte lo más importante es la postura. El tronco tiene que permanecer erguido durante la sesión de power walking para evitar lesiones a largo plazo. Otro aspecto importante es mirar hacia delante todo el tiempo posible durante la ejecución del ejercicio para evitar problemas cervicales. Para proteger la zona lumbar debemos contraer la tripa, de esta manera la cadera tampoco sufrirá y fortaleceremos la zona abdominal que tanto trae de cabeza a más de una.

Para comenzar en este deporte se recomienda hacer sesiones de veinte minutos tres veces por semana a un ritmo suave, en caso de que nuestra condición física sea baja. Una vez iniciadas en el power walking, la distancia media que se recomienda recorrer es de cinco kilómetros y medio a un ritmo aproximado de 9 min/km. Eso supone un gasto calórico de 400 calorías aproximadamente. ¿Qué pensabas, que iba a ser un paseíto? A la hora de realizar cualquier tipo de deporte lo mejor es llevar además una alimentación saludable. ¿No sabes cómo empezar? Atenta a nuestros consejos.

Otra de las ventajas de este ejercicio es el equipo que necesitas para realizarlo. Lo esencial son unas buenas zapatillas, caminar con un calzado inapropiado puede llegar a producir lesiones en las articulaciones a largo plazo. Para este ejercicio tan intenso, lo mejor es un calzado que tenga una buena amortiguación. Y ya está, ponte ropa cómoda y comienza la marcha.

Se trata de un deporte al alcance de todas que no depende de la forma física. ¡Es perfecto para cualquiera! Nosotras ya nos hemos sumado a esta tendencia y tú que, ¿te apuntas?

Además
¡De acero! 20 ideas sencillas para tonificar mulsos y nalgas​
25 consejos motivadores para conseguir el cuerpo de tus sueños

por Sara Alcoceba 302 compartidos

Puede interesarte