Inicio / En forma / Ejercicios / ¡Ponte en marcha! 8 consejos para correr más y mejor

En forma

¡Ponte en marcha! 8 consejos para correr más y mejor

Cristina Cañedo
por Cristina Cañedo Publicado en 7 de diciembre de 2016

Descansar cuando es necesario, tener un buen equipamiento deportivo, fortalecer el resto del cuerpo... Si quieres saber cómo correr más y mejor, ¡grábate a fuego estos 8 consejos!

¿Quieres mejorar tu rendimiento cuando hagas running? ¿O saber cómo puedes evitar lesiones y lograr unos resultados óptimos? Hay algunos trucos que puedes poner en marcha para correr más y mejor, como descansar cuando sea necesario, cuidar tus pies o mejorar tu técnica. Correr es una de las actividades más sanas y beneficiosas que puedes hacer (siempre que lo hagas bien), aunque cualquier deporte en general te hará llevar una vida más saludable. ¿Cuál es el tuyo?

1. ¡Motívate!

Si hablamos de running, una cosa está clara: a nadie le gusta correr por obligación. Más allá de para estar en forma u adelgazar, correr sirve para eliminar estrés, para descargar adrenalina y para lograr una sensación de bienestar, ya que haciendo deporte se liberan endorfinas, las hormonas responsables de la felicidad y el optimismo. Para poder correr mejor, por tanto, te recomendamos que tengas siempre una motivación orientada a pasártelo bien y a disfrutar y no a sufrir. Si lo ves como algo positivo para ti, ¡te costará menos ponerte en marcha! Ponte alguna de estas canciones y ya verás como nada te para...

2. Cuida tus pies

Presta especial atención a tus pies y sobre todo, a tus zapatillas de deporte. Tus articulaciones van a golpear muchas veces contra el suelo, y ellas son el único elemento que te va a proteger de los impactos. Aunque tus zapatillas parezcan en buen estado, intenta cambiarlas cada 600 kilómetros o cuando veas que su sistema de amortiguación ha perdido consistencia. También es recomendable visitar al podólogo cada cierto tiempo, para que te haga una revisión de tu pisada y del estado de tus pies.

3. Descansa lo necesario

¡Tan importante como correr bien es descansar! Los días de recuperación son probablemente los más importantes en la vida de cualquier deportista o amante del fitness, ya que es el momento en el que el organismo asimila los esfuerzos realizados y recarga fuerzas para volver a ponerse en marcha. Toma siempre un día de descanso completo a la semana, y no te ejercites durante más de cinco días seguidos. Y si tienes agujetas, corre de forma muy suave, es la mejor manera de acabar con ellas.

4. Adiós al asfalto

Correr por el asfalto es sinónimo de lesión y dolor. El impacto de tus articulaciones sobre el pavimento es muy alto, y a largo plazo terminarás notando dolor en los tobillos y en las rodillas, que podrían degenerar en tendinitis y otros problemas graves. Intenta siempre correr por el campo, en hierba, en tierra, o en espacios habilitados con suelo blando (como los carriles bici). Además, ¡notarás como te cuesta menos dar las zancadas!

5. Fortalece tu cuerpo

Fortalecer la parte central de tu cuerpo (abdomen y espalda) es fundamental para correr más y mejor. Antes de empezar a correr de manera continua debes iniciar un programa de fortalecimiento muscular que hará que te canses menos, que tengas menos riesgos de sufrir lesiones y que los períodos de recuperación se acorten. Para tonificar tu cuerpo puedes hacer sentadillas, flexiones y abdominales.

6. Presta atención al calentamiento

El calentamiento es un paso importantísmo a la hora de practicar cualquier deporte ¿Y por qué? Porque dará temperatura a tus músculos, mejorará tu rendimiento y te evitará lesiones. De hecho, la mayoría de lesiones y contracciones dolorosas se producen por no calentar o por hacerlo de manera incorrecta. Dedica al menos cinco minutos a preparar tus tobillos, rodillas y brazos antes de correr, y otros cinco minutos para estirar una vez hayas terminado. ¡Tu cuerpo te lo agradecerá!

7. Poco a poco

¡No te sobreentrenes ni fuerces tu cuerpo! Es muy normal que cuando empieces a correr, una sensación de éxtasis y de felicidad se apodere de ti, pero no debes caer en el error de correr más de lo que debes y puedes. Si no quieres dejar de ejercitarte, prueba a andar o a hacer senderismo en tus días de descanso. Por otro lado, presta atención a los kilómetros que recorras, y no sumes más de 5 kilómetros a lo que corriste la semana anterior. Tampoco abandones tus entrenamientos, ya que por cada día que dejes de correr, necesitarás dos para recuperar tu nivel anterior.

8. Mejora tu técnica

¿Quieres mejorar tu técnica a la hora de correr? Empieza por controlar tus manos: no las cierres en puños ni hagas fuerza con ellas, simplemente corre con las manos ahuecadas, como si llevaras un huevo en cada una. También es recomendable que empieces a dar zancadas más pequeñas, para no forzar los tendones de las piernas, y que corras siempre erguida, mirando siempre al frente y no al suelo.

Y además:
Los beneficios del deporte para tu autoestima
25 consejos motivadores para conseguir el cuerpo de tus sueños

por Cristina Cañedo