Inicio / En forma / Ejercicios / ¡Adiós a la flacidez! 5 consejos para tonificar los brazos

En forma

¡Adiós a la flacidez! 5 consejos para tonificar los brazos

Cristina Cañedo
por Cristina Cañedo Publicado en 23 de septiembre de 2016
2 540 compartidos

¿Cansada de no tener fuerza en los brazos? Si quieres eliminar la flacidez de la zona y tonificar tus músculos de una manera sencilla, ¡toma nota de estos consejos!

Todas hemos pasado por ese momento en que levantamos los brazos y los sentimos flácidos y sin fuerza. A diferencia de otras partes del cuerpo, tonificarlos es algo más complicado. Se pueden hacer pesas, pero corremos el riesgo de hacerlo mal y de acabar con unos brazos grandes, musculados y antiestéticos. ¡Y eso no es lo que buscamos! Por eso, te damos cinco consejos para que tonifiques tus brazos mediante una serie de ejercicios, leves pero efectivos, y una dieta saludable. ¡Toma nota!

1. Tríceps trabajados

Para trabajar los tríceps te recomendamos esta serie de ejercicios. Recuerda que necesitarás pesas: si eres principiante, elige unas pequeñas que no superen los 5kg.

1. Parte de una posición inicial. De pie, con los pies separados a la altura de las caderas, con las rodillas ligeramente dobladas y la cadera hacia atrás.
2. Coge las pesas y súbelas haciendo un ángulo de 90 grados con los codos.
3. Mantén la parte anterior de tus brazos en paralelo a los costados y la espalda recta.
4. Deja caer el peso de nuevo a la altura de tus caderas de tal manera que mantengas los brazos rectos. Después, vuelve a repetir el ejercicio. Si eres principiante comienza con dos series de ocho progresiones y continúa con dos series de 12.

2. Haz flexiones

Otra buena manera de luchar contra los brazos rollizos es trabajar los tríceps a base de flexiones. Al principio puede ser costoso y desalentador pero ¡no te preocupes! Una vez que te hayas acostumbrado, verás los increíbles resultados.

1. Empezando con la cara sobre una esterilla, colócate en una posición levantada sobre las manos.
2. Mantén los brazos y el cuerpo rectos y endurece tu abdomen. Desciende lentamente la parte superior de tu cuerpo hasta descansar el peso en los codos y antebrazos, que deben formar un ángulo de 90º entre sí.
3. Vuelve a estirar uno de los brazos hasta que esté recto de nuevo. Haz lo mismo con el otro brazo y mantente en la posición levantada sobre las manos con ambos brazos y el cuerpo rectos.
4. Vuelve a bajar y continúa haciendo los mismos ejercicios.Si eres principiante empieza por una serie de 8 progresiones de flexiones y finaliza con otras dos series más.

3. Estira los brazos

Para estirar los tríceps realiza este ejercicio, es simple y no requiere de mucho equipo ni preparación así que te será muy fácil.

1. Sentada en el borde de una silla o banco, coloca las manos a cada lado de tu cadera y agárrate al banco. Coloca los dedos por debajo del asiento.
2. Las rodillas deben hacer un ángulo de 90 grados con los pies apoyados en el suelo.
3. Muy despacio levanta tu cuerpo del filo de la silla y baja con la espalda recta contra el borde del banco o silla hasta que los codos formen un ángulo de 90 grados.
4. Muy lentamente vuelve a subir tu cuerpo hasta que tus brazos vuelvan a estar estirados, pero sin que los codos queden bloqueados, es decir, que los brazos queden ligeramente doblados.
5. Después, también muy lentamente, levántate hasta llegar a la posición inicial.
6. Repite el ejercicio. Si eres principiante, haz dos series de doce y después tres de la misma cantidad.

4. Reduce las grasas en tu comida

Hacer todo este ejercicio no te servirá de nada si no controlas tu alimentación ni sigues unas pautas a la hora de comer. Reducir la grasa de tu dieta es, probablemente, la manera más fácil de reducir calorías para perder peso. Las mejores maneras para conseguirlo son:

  • Elige comidas que sean bajas en grasa, por ejemplo, leche, yogurt o queso.
  • Elige alternativas con proteína magra, como carne picada o filetes y quita toda la grasa visible o la piel antes de cocinarlo.
  • Si quieres utilizar aceite a la hora de cocinar recuerda sólo echar una cucharada de aceite por persona y por ración. Esto también incluye salsas, o el aceite de las ensaladas, pescado y carne.

​Una buena sartén antiadherente o un buen dispensador de aceite también puede ayudarte a reducir la cantidad de grasa en los alimentos antes de cocinarlos.

5. Controla las raciones de comida

Otra manera de mantener tus brazos tonificiados es controlar las raciones a la hora de las comidas. Las porciones en las comidas deberían ser así: medio plato dedicado a las verduras y ensaladas. Un cuarto dedicado a proteínas y otro cuarto del plato dedicado a los hidratos. Mantener un equilibrio entre proteínas, hidratos y verduras es lo mejor para reducir las calorías.

¿Quién dijo que mantenerte en forma era duro? Con estos consejos a base de alimentación sana, ejercicio y tonificación estarás orgullosa de tus brazos.

Y además:
​GAP: 8 ejercicios definitivos para conseguir un cuerpo 10 sin salir de casa

Los beneficios de hacer deporte sobre tu autoestima

por Cristina Cañedo 2 540 compartidos

Puede interesarte