Inicio / En forma / Ejercicios / HIIT: 5 motivos para pasarse al entrenamiento de alta intensidad

© iStock
En forma

HIIT: 5 motivos para pasarse al entrenamiento de alta intensidad

por Rebeca Ruiz Publicado en 23 de marzo de 2016

¿Qué es el HIIT? ¿Por qué tiene tantos seguidores y por qué está relegando a un segundo lugar a las sesiones de spinning o body pump del gym? Pues muy sencillo, porque este modelo de entrenamiento de alta intensidad se basa en sesiones cortas, muy divertidas y, sobre todo, muy efectivas. ¡Descúbrelo todo y empieza a ponerte en forma!

El high-intensity interval training o HIIT (por sus siglas en inglés) es un entrenamiento de alta intensidad en el que se trabaja con ejercicios cortos y sencillos que se alternan con tiempos de reposo de igual duración. Por poner un ejemplo: durante 30 segundos se hacen sentadillas sin descanso y a buen ritmo y pasado este tiempo se entra en el periodo de reposo en el que durante 30 segundos se relajan los músculos después del sobreesfuerzo. Así de sencillo.

Ejercicios de HIIT © iStock

Normalmente en una sesión se suelen hacer de 6 a 13 ejercicios diferentes con su correspondiente tiempo de descanso. Esto permite sesiones de entrenamiento cortas, amenas y variadas. De hecho, una sesión no suele durar más de 20 a 40 minutos. Los ejercicios suelen ser sencillos y se suelen combinar sentadillas, flexiones, burpees o abdominales, por ejemplo. Cada sesión es única y adaptada a las necesidades y capacidades de la persona para entrenar un conjunto de músculos determinado.

Pero, ¿cuáles son los beneficios reales del HIIT? Te damos 5 motivos de peso para elegir el HIIT para ponerte en forma.

1. Ayuda a perder peso

Una sesión de entrenamiento de HIIT ayuda a perder peso de forma eficaz y rápida. Durante el entrenamiento se estimula el metabolismo responsable de quemar grasa y este efecto se prologa incluso durante las horas posteriores al entrenamiento. Es decir, se pierde más peso que con otras actividades físicas como estas.

2. Mejora de la capacidad aeróbica en tiempo record

Hacer ejercicio con regularidad ejercita el cuerpo, mejora la condición física y permite aumentar el rendimiento personal. Pero hay modalidades deportivas con las que se consigue los objetivos más rápido que con otros. Según un estudio del American College of Sports Medicine de 2011, en solo dos semanas de entrenamiento de alta intensidad por intervalos se consigue mejorar la capacidad aeróbica tanto como si se llevara de seis a ocho semanas entrenando otro tipo de deporte más tradicional.

3. Se pierde peso pero no músculo

Gracias a este tipo de entrenamiento se pierde peso, pero no se pierde músculo. Esto ayuda a lucir un cuerpo fuerte, tonificado pero sin exceso de volumen. Si haces estos ejercicios, seguro que notas rápidamente la diferencia.

4. Ahorro de tiempo

Las sesiones de entrenamiento de HIIT son más cortas que una clase normal en el gym. De hecho, los expertos recomiendan que una sesión no dure más de entre 20 y 40 minutos. De esta manera es fácil incluir una sesión en tu rutina diaria.

5. No hay excusas para no entrenar

“No me apetece ir al gym”, “No me da tiempo a llegar a la clase”, “Este mes no tengo presupuesto”… ¡Basta de excusas! Una sesión de entrenamiento de HIIT se puede realizar a cualquier hora, en cualquier lugar y la duración de la sesión se puede adaptar al tiempo disponible. Y es que, cada una puede adaptar sus sesiones de entrenamiento a sus necesidades y preferencias. Eso sí, es recomendable preparar las tablas de ejercicios con un entrenador y revisar las posturas de los ejercicios para evitar lesiones innecesarias.

¿Quieres saber qué tipos de ejercicios se pueden realizar durante una sesión de entrenamiento de HIIT? Flexiones, sentadillas, burpees…. Repasa todas las opciones de ejercicios de alta intensidad pinchando aquí.

¿Todo el mundo puede entrenarse con el HIIT?

Los entrenamientos de alta intensidad no son aptos para todo el mundo. Son ejercicios muy intensos que pueden llevar al límite al organismo. En caso de problemas de corazón, lesiones nivel de las articulaciones o los tendones, si se están haciendo dietas muy restrictivas o se tiene una enfermedad grave, es recomendable consultar con el médico antes de empezar con este tipo de entrenamiento.

Además, es importante no empezar a tope con el entrenamiento e ir adaptando la intensidad poco a poco para evitar lesiones innecesarias y evitar riesgos para la salud.

¿Eres capaz de llevarte al límite? Empieza a ponerte en forma con el HIIT y encuentra energía en estas 50 canciones motivadoras para hacer deporte.

Y además
Crossfit: pros y contras del deporte de moda
10 hábitos malos y frecuentes a la hora de hacer deporte

por Rebeca Ruiz